Para la evaluación del Plan Canario se ha llevado los siguientes procesos. En primer lugar se realizó entre los usuarios diversas encuestas en línea lo que nos ha permitido establecer un procedimiento sistemático de recopilación y estructuración la información obtenida. En total han sido más de 4.200 las personas encuestadas con un doble objetivo. Por un lado, el de conocer la opinión del profesorado sobre el Plan Canario de Formación del Profesorado del presente curso escolar evaluando sus aspectos más destacables y, por otro, determinar cuáles son las dificultades encontradas y las áreas de mejora para el curso 2013/14.

Por otro lado, los diferentes centros organizadores (por ejemplo los centros del profesorado) han realizado sus propios procesos de evaluación de las actividades que desarrollaron, que se encuentran integrados en la presente memoria. Estos procesos de evaluación se realizan a través de sus órganos colegiados, de sus comisiones de formación, de las asesorías o de su personal técnico y coordinador.

Por último, cada una de las actividades formativas dispone de un mecanismo de evaluación cuyos indicadores más importantes son (i) la adecuación de la oferta a la demanda, (ii) la vinculación de la actividad con la realidad del aula y su práctica docente y (iii) la valoración del personal formador.

A continuación se muestran los resultados más relevantes de la información obtenida.

 

12.1. Evaluación de las actividades del Plan Canario

Al profesorado encuestado se le preguntó por la valoración de la calidad de las actividades en las que había participado, por término medio. En este sentido se le pedía que valorase de 1 (nada satisfactorio) a 10 (muy satisfactorio) la calidad y utilidad de la formación recibida. Los resultados se muestran en el diagrama siguiente. En el que además hemos comparado sus resultados con los obtenidos en el curso escolar pasado.

Como se puede observar ha habido una mejora sustancial de la valoración que hace las personas encuestadas en este curso escolar con respecto al pasado, disminuyendo el intervalo de 1 a 5 y aumentado el intervalo de 9 a 10.

Diagrama 12.1.1

A continuación se solicitó a los docentes que valorasen una serie de ítems usando la siguiente escala: Total desacuerdo = 1 ; Desacuerdo = 2 ; De acuerdo = 3 ; Totalmente de acuerdo = 4.

En el siguiente diagrama, se muestra la valoración del nivel de satisfacción con la variedad de la oferta formativa llevada a cabo durante el curso escolar. Además se compara este valor con la obtenida en el curso escolar pasado.

Diagrama 12.1.2

De nuevo, en la comparativa entre cursos escolares, en este curso escolar 2012-2013 existe un aumento significativo de personas que opinan estar de acuerdo o totalmente de acuerdo con la variedad de la oferta formativa.

A continuación a los encuestados se les preguntó si la oferta de la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad ha podido resolver sus necesidades de formación. La respuesta a dicha pregunta se recoge en el siguiente diagrama.

Diagrama 12.1.3

Como se puede observar para el 74,14% de las personas encuestadas, la oferta formativa de la Consejería ha satisfecho sus necesidades formativas.

 

12.2. Evaluación de las líneas de actuación

A continuación se solicitó a las personas encuestadas que valorasen cada una de las líneas estratégicas del plan. Los resultados se muestran en el siguiente diagrama.

Al igual que ocurriera en el curso escolar 2011-2012, los ítems mejor valorados han sido los que hacen referencia a la formación relacionada con el uso de las TIC-clIC Escuela 2.0 y con las competencias básicas y la programación didáctica.

Es importante mencionar que hay ciertas líneas con un alto porcentaje de encuestas que marcan el ítem no sabe/ no contesta, por el reducido colectivo al que van dirigidas, a saber: la organización escolar y la cultura participativa dirigida a los equipos directivos o la formación profesional, la educación de personas adultas y las enseñanzas artísticas.

Diagrama 12.2.1

En el siguiente diagrama se muestra la valoración que hace el profesorado de las diversas modalidades de formación. En este caso, se destaca la teleformación y la formación en el centro educativo.

Diagrama 12.2.2

Como se puede observar en el diagrama siguiente, un 73% de las personas encuestadas opinó estar de acuerdo o totalmente de acuerdo con dicho ítem.

 

12.3. Evaluación de los planes de formación en centros

Las personas participantes realizaron una encuesta en línea con el objetivo de conocer su opinión sobre los planes de formación de centros docentes y determinar cuáles fueron las dificultades encontradas y las áreas de mejora.

Se recogieron un total de 3.827 encuestas que suponen un índice de participación del 27,12% respecto al total de docentes de los centros participantes en la convocatoria del curso 2012-13.

A continuación se destacan de forma gráfica lo resultados más relevantes de la encuesta de evaluación.

El diagrama 12.3.1 refleja que la mayoría del profesorado participante considera que esta modalidad de formación es relevante para el centro educativo y útil para la mejora de su práctica docente.

Diagrama 12.3.1

El diagrama 12.3.2 destaca la notable valoración que se hace sobre el trabajo en equipo del profesorado participante y de la conexión entre la formación contextualizada y su aplicación en el aula. La toma de decisiones y los acuerdos alcanzados son aspectos que alcanzaron una menor valoración.

Diagrama 12.3.2

En el siguiente diagrama se muestra que para la mayor parte de los encuestados la red de Centros del Profesorado ha sido un elemento clave en el asesoramiento, seguimiento y organización de los planes de formación en centros.

Diagrama 12.3.3

Las conclusiones más importantes que se pueden extraer de estos datos son las siguientes:

  1. Se consolida la relevancia de la formación en centros como elemento básico en la mejora de la práctica docente.
  2. Se destaca el papel de los Centros del Profesorado en el asesoramiento a los centros educativos.

 

12.4. Evaluación de los programas formativos específicos

 

12.4.1. Proyecto ProIDEAC

En los siguientes diagramas se representa el porcentaje de docentes que se ha formado en el proyecto ProIDEAC dentro de su plan de formación y la valoración que hacen de esta iniciativa.

Diagrama 12.4.1.1

Diagrama 12.4.1.2

Como se puede observar, un 86,54% de docentes (esto es aproximadamente 11.289 docentes) han participado en la formación en el modelo competencial de la enseñanza y aprendizaje (ProIDEAC). Del profesorado encuestado un 14,7% valora el modelo pedagógico entre 1 y 4; un 34,31% entre 5 y 7 y un 29,91% entre 8 y 10.

Entre las dificultades encontradas en la implantación del proyecto, hay que destacar que los centros han desarrollado la propuesta formativa a ritmos diferentes con efectos particulares, en función de las características de sus claustros. Por otro lado, el modelo academicista de la práctica docente continúa teniendo un peso significativo que condiciona la integración de esta formación en los equipos docentes.

Como propuestas de mejora se señala el diseño y la coordinación de las acciones que se desarrollen desde los ámbitos de cada CEP (jornadas, grupos permanentes de reflexión e investigación, etc.), que conecten a docentes y a organizaciones escolares para intercambiar experiencias y generar conocimientos que permitan avanzar en una práctica educativa competencial y la elaboración de recursos y guías que posibiliten profundizar en una práctica de aula competencial y consolidar conocimientos.

 

12.4.2. El programa formativo de los equipos directivos y servicios de apoyo a la escuela

Al profesorado se le preguntó por la valoración que hace por término medio, de la calidad y utilidad de las actividades llevadas en las que participó. En este sentido se le pedía que valorase de 1 (nada satisfactorio) a 10 (muy satisfactorio) la calidad y utilidad de la formación recibida.

En el siguiente diagrama se relaciona los resultados obtenidos.

Diagrama 12.4.2.1

A tenor de los resultados obtenidos, el 89,1% de las personas que han participado en alguna de las actividades dirigidas a los equipos directivos y servicios de apoyo a la escuela, la valoran entre un 8 y un 10, lo que supone que la mayoría del profesorado participante está satisfecho con la calidad y utilidad de la formación recibida.

Con respecto a las acciones de teleformación, las dificultades más destacadas son la densidad de los materiales de consulta y estudio, así como la conciliación de esta formación con las responsabilidades y el quehacer diario de los miembros de los equipos directivos y de los servicios de apoyo a la escuela. A estas contingencias se suma una merma en la velocidad de acceso a las plataformas de teleformación.

Por tanto, una primera propuesta de mejora pasa por ajustar los tiempos en los espacios virtuales de formación de forma que no supongan cortapisas e impedimentos para estos colectivos. En segundo lugar, aligerar los contenidos de estas acciones, con el fin de que se ofrezca una información correcta pero más fácilmente asimilable. Por último, se propone incluir más casos prácticos, así como intercambiar experiencias en reuniones presenciales.

Con respecto a las acciones presenciales, ejemplificadas mediante los seminarios de equipos directivos, las dificultades más destacadas se relacionan con una temporalización escasa para profundizar en determinadas temáticas que por su relevancia requerían de más tiempo, como por ejemplo la utilización de técnicas de mediación como vía para la resolución pacífica de conflictos o la interpretación y aplicación de la normativa relacionada.

Como propuesta de mejora se propone la realización de sesiones de encuentro entre los asistentes de los diferentes seminarios, dinamizados en cada ocasión por un grupo concreto de participantes.

 

12.4.3. El programa formativo de orientación educativa y profesorado de NEAE

En el siguiente diagrama se relaciona la valoración que hizo el profesorado participante en relación con la calidad y utilidad de la formación recibida.

Como se puede observar en la gráfica, el 93,21% de las personas que han participado en alguna de las actividades del programa formativo de orientación educativa y profesorado de NEAE, la valoran entre un 8 y un 10, lo que supone que la mayoría del profesorado participante está satisfecho con la calidad y utilidad de la formación recibida.

Diagrama 12.4.3.1

Aunque la calidad de los contenidos en las acciones de teleformación de este programa formativo es elevada, las principales dificultades están relacionadas con la temporalización, ya que los participantes manifiestan que el número de horas que se certifican no está acorde con la gran cantidad de actividades que hay que realizar.

Como propuestas de mejora para los cursos de teleformación, se plantea la realización de actividades de tipo mixto en las que se incorporen sesiones presenciales a los cursos en línea, la incorporación de nuevas temáticas de interés y la creación de espacios virtuales comunes en los que poder compartir las tareas elaboradas en los cursos.

 

12.4.4. La formación del profesorado tutor

En el siguiente diagrama se relaciona la valoración que hizo el profesorado participante en relación con la calidad y utilidad de la formación recibida.

Diagrama 12.4.4.1

La gráfica pone de manifiesto que para un 80,70% de las personas que han participado en el programa formativo dirigido al profesorado tutor, la valoran entre un 8 y un 10.

La principal dificultad que han encontrado los participantes en los cursos de teleformación es que, aunque los materiales tienen buena calidad, la temporalización no está acorde con la cantidad de actividades que hay que realizar. A esta circunstancia se unen periodos con gran volumen de trabajo en los centros educativos, que complican los plazos de entrega de las actividades.

Como propuestas de mejora se plantea la incorporación de actividades con supuestos prácticos que contemplen la atención directa al alumnado dentro del aula así como la incorporación de acciones de formación dirigidas a las familias con el objeto de que adquieran estrategias educativas que aplicar con sus hijos. Por otro lado, los participantes plantean reprogramar la temporalización de las actividades de los cursos de teleformación.

 

12.4.5. La formación en apoyo a los proyectos institucionales de la Consejería

En el siguiente diagrama se refleja que para el 89,2% de las personas que realizaron la encuesta y que participaron en alguna de las actividades formativas organizadas dentro de los proyectos institucionales de la Consejería, la valoran entre un 8 y un 10, lo que supone que la mayoría del profesorado participante está satisfecho con la calidad y utilidad de la formación recibida.

Diagrama 12.4.5.1

Entre las propuestas de mejora cabría señalar:

  • Potenciar la formación práctica, en especial en la competencia matemática, lectura y escritura.
  • Formar para programar, con el modelo ProIDEAC, diseños de situaciones de aprendizaje sin el libro de texto.

Una de las dificultades más recurrentes expresada por los participantes de los cursos de teleformación es la relativa a la programación de los tiempos y su incidencia en el devenir de las tareas que se realizan en los centros educativos. En este sentido las propuestas de mejora inciden en una temporalización más abierta que permita imprimir el ritmo que determinen los participantes y no el que viene dado por un calendario preconfigurado y encorsetado. Además como propuesta de mejora se señala la pertinencia de sesiones presenciales con ponencias impartidas por expertos.

 

12.4.6. La formación de los puestos docentes de carácter singular

En la siguiente gráfica se refleja que para el 84,1% de las personas que realizaron la encuesta y que participaron en alguna de las actividades formativas organizadas dentro del programa formativo para los puestos singulares, la valoran entre un 8 y un 10.

Diagrama 12.4.6.1

Entre las dificultades encontradas en las acciones formativas a distancia del programa formativo hablar otra lengua (CLIL) cabe mencionar la alta densidad de materiales, recursos y actividades, proponiéndose por parte de los participantes, de forma compensatoria, más peso en las horas que se certifican.

Como propuestas de mejora los participantes señalan, entre otras, prolongar estas acciones durante todo el curso escolar, de forma que las actividades tengan una mayor aplicabilidad en la actividad docente en los centros educativos; así como extender estas acciones a todo el profesorado del área de lenguas extranjeras y no sólo a las personas participantes en el programa CLIL.

Por otro lado, entre las dificultades encontradas por los docentes que han realizado acciones dentro del programa formativo dirigido al profesorado de personas adultas está la poca claridad de las actividades y contenidos, que en muchas ocasiones, están sin actualizar. También resaltan el poco tiempo que tienen para estudiar todo el material proporcionado, lo que dificulta la entrega de ciertas tareas y cuestionarios.

En el ámbito de las mejoras, los docentes proponen una formación con una fuerte presencia de las TIC y con su mirada puesta en el mundo empresarial, para así orientar a sus alumnos de forma que alcancen las capacidades necesarias que permitan su incorporación al mundo laboral.

 

12.4.7. La formación en prevención de riesgos laborales

A lo largo del curso escolar 2013-2014 y en coordinación con el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección General de Personal, se llevaron a cabo tres actuaciones básicas. Por un lado, se realizaron un conjunto de acciones puntuales a través de la red de centros del profesorado tituladas “la gestión del estrés laboral para docentes”; por otro, varias ediciones del curso “disfonías y otros trastornos de voz en la actividad docente”; y por último “el curso básico de seguridad y salud para coordinadores de prevención de riesgos laborales docentes”.

En el siguiente diagrama se relaciona la valoración que hizo el profesorado participante en relación con la calidad y utilidad de la formación recibida.

Diagrama 12.4.7.1

Entre las dificultades encontradas por los participantes en estas acciones formativas, se ha detectado que en algunas es necesaria una revisión en profundidad de sus contenidos por estar poco adaptados al trabajo en el aula, por contra, otras como “Disfonías y otros trastornos de la voz en la actividad docente” han alcanzado un éxito elevado debido a que han sido consideradas de gran utilidad por la comunidad docente.

Por otro lado una parte importante del profesorado participante demanda un aumento de la oferta formativa en la Prevención de Riesgos. Además sugieren aumentar la utilización de formatos multimedia.

 

12.5. Evaluación de la formación inicial del profesorado

Al finalizar el curso escolar se realizó una encuesta en línea al profesorado coordinador y supervisor de los centros de la red del “Practicum” con el objetivo de analizar su percepción sobre esta formación inicial.

El siguiente diagrama analiza la opinión de las personas encuestadas en relación con la coordinación entre el profesorado de los centros educativos y el profesorado de las universidades.

Diagrama 12.5.1

Lógicamente ante la cantidad de personas implicadas en esta formación, la coordinación ha sido un punto débil y refleja un ámbito de mejora a tener en cuenta en sucesivas convocatorias.

En los siguientes diagramas se observa la opinión del profesorado encuestado en relación con la intervención del alumnado de prácticas y su organización.

Diagrama 12.5.2

Diagrama 12.5.3

Según el profesorado encuestado, el alumnado ha asistido regularmente al centro educativo implicándose sobradamente con aquellas actividades que el centro le proponía. Como punto de mejora destacan la falta de conocimiento en el marco de su formación teórica, en algunas aspectos relevantes tales como la acción tutorial, la atención a la diversidad y la organización escolar entre otros.

En síntesis, tras el análisis de los resultados podemos concluir que las dos principales demandas del profesorado no universitario han sido:

  1. El establecimiento de reuniones presenciales entre los docentes de ambas instituciones a lo largo del proceso para evaluar el programa de la fase práctica, con la intención de discutir las actuaciones que correspondan, así como sus avances y dificultades.
  2. La falta de conocimiento en el marco de su formación teórica, en aspectos tales como la acción tutorial, la atención a la diversidad y la organización escolar entre otros aspectos.

 

12.6. Evaluación del programa formativo de verano

En el siguiente diagrama se observa que para el 78,6% de las personas que realizaron la encuesta y que participaron en alguna de las actividades formativas organizadas dentro del programa formativo de verano, la valoran entre un 8 y un 10.

Diagrama 12.6.1

Como dificultades, los participantes señalan en algunos casos puntuales demasiada teorización de los contenidos sin atender a aspectos de índole práctica, en otros excesiva exposición de legislación y normativa.

Con respecto a las mejoras, se propone dotar de más elementos prácticos a los contenidos, así como aumentar la oferta de material multimedia mediante vídeos y esquematizar la normativa de forma que pueda hacerse más comprensible. Los participantes proponen aumentar el número de acciones formativas de esta modalidad y extender algunas de estas acciones a las familias del alumnado.

 

12.7. La evaluación del campus de autoformación

Las personas que visitan el “campus de autoformación” tienen a su disposición una encuesta que valora en términos generales la calidad y utilidad de los cursos y las condiciones de la plataforma de teleformación.

En el siguiente diagrama se muestran los resultados obtenidos.

Diagrama 12.7.1