DÍA MUNDIAL CONTRA LA TRATA DE PERSONAS

El 30 de julio es el Día Internacional de lucha contra la Trata de personas, un delito a escala mundial que genera un negocio millonario basado en la esclavitud humana. La trata de personas se encuentra entre los tres delitos más lucrativos de la criminalidad junto con el tráfico de armas y de drogas.

Por tratarse de una actividad ilegal los datos estadísticos más confiables son los que refieren a las víctimas rescatadas o aquellas que han logrado huir y que permiten dimensionar el drama.

Según estimaciones de Naciones Unidas alrededor de 800.000 personas son víctimas de trata a través de las fronteras internacionales y otras miles lo son al interior de cada país.

La trata de personas es un proceso que se inicia con el reclutamiento de las víctimas, en general en zonas con altos índices de pobreza, el traslado hacia zonas alejadas al lugar de residencia y la explotación propiamente dicha. Allí, las falsas promesas, las amenazas y la violencia en cualquiera de sus manifestaciones son componentes centrales.

Para prevenir, la mejor herramienta es la información; en las familias, en las escuelas, los hospitales, para estar atentos a estas situaciones, tomar las medidas de precaución necesarias y denunciar cuando hay indicadores que hacen presumir un delito de estas características.