Amaro Pargo, el pirata de Tenerife

amaro_0001El pirata Amaro no tenía pata de palo ni garfio, no llevaba parche en el ojo y, que se sepa, tampoco tenía un loro en su hombro ni era aficionado a beber ron. No, Amaro Pargo era un pirata distinto….

El histórico corsario amasó una gran fortuna y, quizá para compensar sus crímenes, se convirtió en piadoso y generoso. Así lo describe Balbina Rivero en su libro.

Balbina Rivero nació en Granadilla de Abona. Entre sus obras cabe destacar: Ya nada es igual, Aires del sur y del este; los libros infantiles Pipo, La rebelión de las vocales, Una dosis diaria (de lectura); las novelas, Óscar & Óscar, Ella confiesa, Luis Diego Cuscoy, maestro y poeta, Doce horas para quince años, Inextricable, Fela, amiga y maestra; los poemarios, Ausencias y, Levedad del ser y un libro de aforismos, Viaje por la vida es un libro.

Amaro Pargo protagonista de un videojuego

Reseñas en prensa:

 Otros enlaces relacionados

Canarias fue durante los siglos XV y XVI el gran escenario de la piratería mundial. A pesar de lo que se cree, el famoso pirata tinerfeño «Cabeza de Perro» jamás existió, y todo apunta a que fue una creación literaria.

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Lenguaje, Libros. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.