Sobre lo apolíneo y lo dionisíaco

VEO/PIENSO/ME PREGUNTO

Apolo y Dionisos son dos dioses griegos que representan polos opuestos en relación con el modelo de vida que nos proponen. Nietzsche utiliza la dicotomía entre ambos en una de sus primeras obras «El nacimiento de la Tragedia» como alegoría de dos maneras de enfrentarse a la VIDA. Vamos a analizarlas desde un plantemiento muy objetivo a otro más interpretativo, para lo cual deberás cumplimentar el siguiente organizador de ideas en relación con lo que vemos, pensamos o nos cuestionan las representaciones de ambas divinidades.

Primero debes establecer con la mayor objetividad lo que ves, sin hacer interpretaciones de ningún tipo (veo), para a continuación establecer un análisis más interpretativo (pienso) que termine estableciendo líneas de investigación que tendrías que plantear para resolver las dudas o encontrar más información a partir de lo que veas y pienses.

Contesta en un comentario cumplimentando esta secuencia suseciva que debes realizar en no más de una o dos frases para cada uno de los tres momentos:

apolo.jpg
Apolo
dionisio.jpg
Dionisio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VEO: ______________________________

PIENSO: ___________________________________

ME PREGUNTO: _____________________________

Recuerda que una vez realices tu comentario debes notificarlo en el foro abierto en el curso de Historia de la filosofía para poder calificarlo y obtener tu punto extra de este tercer trimestre.

Autor: mexphers

Profesora de Filosofía

4 opiniones en “Sobre lo apolíneo y lo dionisíaco”

  1. Veo: dos representaciones humanas, una regia y virtuosa y la otra gorda y bufonesca.
    Pienso: la representación virtuosa de Apolo será equiparable al camino recto a seguir y la de Dionisio será aquella concupiscente a evitar.
    Me pregunto: ¿ cuál será el equilibrio entre ambas? ¿La mortificación lleva al ascetismo o la banalidad al placer?

    1. Perfecto, has realizado lo que se pedía respetando la objetividad del VEO, la reflexión interpretativa para el PIENSO y abriendo interesantes cuestiones para la investigación y el debate. Me pregunto en relación con la primera de tus cuestiones: ¿por qué los seres humanos tenemos que movernos entre extremos? ¿quizás será porque el equilibrio es inmovilidad o supone una tensión constante para evitar el movimiento y la realidad es dinámica aunque nos pese? En cuento a la segunda no es una cuestión menor dado que la tradición juedeocristiana lo defiende y lo hemos interiorizado desde la cuna, pero aún así habría una cuestión a considerar antes: ¿qué es mortificante y qué es banal?

  2. VEO: Dos esculturas representando a dos dioses, Apolo, alto, esbelto y perfectamente simétrico, Dionisio, gordo, bajo y amorfo.

    PIENSO: Apolo podría ser la representación de la belleza y la perfección, en cambio, Dionisio está representado la embriaguez y la locura.

    ME PREGUNTO: ¿Es esta la representación de llevar una vida recta o una vida fuera de las normas establecidas?

    1. Perfecto, haz realizdo lo pedido correctamente. Para Nietzsche la respuesta sería que Apolo se opone a la vida y Dionisio la representa. ¿Estarías tu de acuerdo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *