¿Crees que tu instituto puede ser un lugar equilibrado?

Como ya he comentado en una entrada anterior, me estoy leyendo Creatividad S.A., de Ed Catmull. Es socio fundador de PIXAR, un estudio cinematográfico muy importante que se dedica al cine de animación por ordenador (Buscando a Nemo, Toy Story, Del revés, etc.).

Hoy te traigo un tema que me parece interesante para ahondar en el conocimiento que tienes del centro en el que estudias e introducir, además, una idea para el debate en el aula.

Lee primero el texto que he sacado del libro de Catmull:

Más adelante, dice: «En una cultura poco saludable cada grupo cree que si sus objetivos se imponen sobre los objetivos de los demás, la empresa saldrá ganando. En una cultura saludable, todo el mundo reconoce la importancia de equilibrar los deseos contradictorios; quieren que se les escuche pero no tienen por qué salirse con la suya. […] Aunque la idea de equilibrio siempre suena bien, no capta la naturaleza dinámica de lo que realmente significa lograrlo. Nuestra imagen mental del equilibrio está en cierto modo distorsionada porque tendemos a equilibrarlo con la quietud».

«La clave es considerar el conflicto como algo esencial […] el conflicto es saludable, una vía hacia el equilibrio que a largo plazo nos beneficiará a todos».

Evidentemente, Catmull habla de una empresa, la suya. Pero creo que esto se puede extrapolar a nuestro entorno. Podemos entender que en un centro educativo también diversos «grupos» necesitan mantener un equilibrio para llevar una existencia “feliz”.

Por ejemplo, en el IES José Zerpa.

  • El alumnado.
  • El profesorado.
  • Las familias.
  • El personal de administración y servicios.
  • El personal de la cafetería.
  • El equipo directivo.

Pero esto es simplificarlo mucho… Vamos a intentar cuestionarnos qué necesitamos tod@s para coexistir de forma equilibrada:

¿Necesita lo mismo un alumno o alumna de 1º de ESO que un@ de 2º de Bachillerato o un@ de ciclo formativo?

Dentro de los ciclos, ¿un/a alumno/a de Automoción y un/a de Asistencia a la Dirección?

¿Necesita la mismo todo el profesorado? ¿Cuál es la diferencia entre lo ideal para un profe de Inglés, para una de Lengua y para otro de Música?

¿Y el personal de limpieza? ¿Te lo has preguntado? Porque en este centro tienen mucho trabajo…

¿El personal de Secretaría? ¿Y el de conserjería y cafetería? ¿L@s tratas siempre con el respeto que se merecen y tienes en cuenta que ell@s cumplen un servicio, a la vez que esperan algo de ti?

¿Y la persona que se ocupa del mantenimiento, gracias a quien funcionan y se arreglan las cosas…?

¿Y tu padre? ¿Tu madre? ¿Tu familia? ¿Qué desean del centro? ¿Qué es lo que esperan de él? ¿Colaboran de alguna forma?

¿Qué necesitan las Jefas de Estudios? ¿Sabes cuántas hay en el centro? ¿Por qué son tantas?

¿Y el director del centro? ¿A qué dedica la mayor parte de sus esfuerzos?

¿La vicedirectora qué función cumple? ¿Y qué necesita para ejercer esa función de la mejor forma posible?

¿Y tú? ¿Con qué predisposición vienes todos los días a clase? ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Sientes que estás tirando de un lado de la cuerda? ¿Y quién está al otro?

¿Qué provecho  deseas sacar del día que estás viviendo?

Vamos a trabajar por grupos y después expondremos nuestras conclusiones.

La gran pregunta que nos plantearemos, por último, de forma individual es: ¿cómo podemos lograr ese gran equilibrio dinámico del que habla el autor del texto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.