Dia Mundial de la Filosofía 2020: Leyendo la Apología de Sócrates (Platón)

«Todos deberíamos coger ejemplo y ser un poco más socráticos»

No cabe duda que Sócrates ha sido uno de los grandes referentes de la filosofía y del mundo de la ciencia en general. Esto realmente se debe por supuesto, a la gran capacidad intelectual que siempre poseía, que era realmente lo que le diferenciaba del resto de la población: esa capacidad de pensar que le hacía un filósofo peculiar, con distintos ideales que el resto de atenienses y con pensamientos dignos de admirar.

Pero lo que realmente a mí me llama la atención sobre Sócrates es la humildad que él posee. Me explico. A sabiendas que es el mejor filósofo que existió hasta entonces, Sócrates niega cualquier comentario sobre él acerca de que se le reconozca como sabio. Él siempre dijo que:

“lo único que sé es que no sé nada”

Y mientras otros políticos o ciudadanos atenienses se pavoneaban por las calles de la polis relatando que ellos eran unos grandes filósofos, con exquisito intelecto y sabiduría infinita, Sócrates fue investigando y entrevistando a cientos de ciudadanos atenienses en busca de la verdadera sabiduría. Este hecho me parece sumamente peculiar, ya que Sócrates perfectamente podría haber sido uno de esos atenienses que divulgaban por la ciudad que ellos eran los más sabios por aquel entonces, pero él se mantuvo fiel a sus ideales y él siempre decía que la sabiduría era algo que nadie nunca alcanzaría. Dentro de ella él era algo sabio, pero le faltaban muchas cosas por aprender en su opinión, por eso nunca se cansó de investigar y de buscar cuál era realmente la verdadera sabiduría.

Podemos considerar a Sócrates un verdadero filósofo ya que él siempre vivió a merced de la pregunta, es decir, Sócrates vivía por y para la filosofía, le fascinaba sacar temas de conversación y preguntarse, conversar y dialogar con otras personas acerca de diversos temas, para enriquecer tanto su intelecto como su persona en sí.

Tras leer la Apología de Sócrates, la figura de su protagonista es el reflejo de un hombre que lo único a lo que se dedica es a aprender, algo que realmente todos deberíamos coger ejemplo y ser un poco más socráticos. He de decir también que tras leer esta apología Sócrates, se ha convertido en uno de mis filósofos favoritos.

Manuel Delgado Carmona, alumno de 1º Bachillerato C, IES SIETE PALMAS

Esta entrada ha sido publicada en 1º BACHILLERATO, Filosofía, IES SIETE PALMAS, Sin categoría y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.