Etapas de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato

Descargar Resolución completa incluido este apartado que se encuentra en el Anexo I:

Resolución 188 de 09-09-2020 — conjunta para inicio curso escolar DGOIC-DGPEA (formato pdf – 320KB)

Categoría:

Descripción

INSTRUCCIONES PARA EL INICIO Y EL DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD LECTIVA DURANTE EL CURSO ESCOLAR 2020-2021 EN LAS ETAPAS DE EDUCACIÓN INFANTIL, EDUCACIÓN PRIMARIA, EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA Y BACHILLERATO

Primera. Actuaciones del centro educativo para la organización del curso escolar 2020-2021

1. Los centros educativos planificarán, con el apoyo de los servicios centrales y el asesoramiento de la Inspección educativa, el inicio y el desarrollo del curso escolar 2020-2021, a partir de los informes globales sobre la actividad docente del curso anterior y de los planes de contingencia diseñados, ajustados a su realidad actual. Para ello, deberán planificar la actividad escolar teniendo en consideración los tres escenarios que se pueden plantear:

a) La actividad lectiva presencial en el marco de la nueva normalidad: esta modalidad implica la vuelta presencial a las aulas manteniendo las medidas higiénico-sanitarias y de seguridad recomendadas por las autoridades competentes. Los centros, en el uso de su autonomía, y con el asesoramiento y el conocimiento de la Inspección educativa, podrán reestructurar los horarios de los grupos en función de sus propias características y circunstancias.

b) La combinación de actividad lectiva presencial y a distancia: esta opción podría generarse en las siguientes circunstancias:

• Cuando sea necesario que una parte del alumnado asista presencialmente y otra parte sea atendida a distancia.
• Cuando una parte de la carga horaria de la materia se imparta o complete telemáticamente.

c) La suspensión temporal de la actividad lectiva presencial: esta alternativa implicaría la continuidad de la actividad lectiva únicamente a distancia por decisión de las autoridades competentes.

2. El alumnado vulnerable que por motivos de salud no pueda asistir al centro educativo, deberá acreditarlo mediante informe médico. En ese caso, el centro educativo arbitrará las medidas necesarias para garantizar su atención educativa vía telemática.

3. Los centros educativos deberán contextualizar los protocolos de actuación publicados por las autoridades competentes para garantizar una adecuada atención educativa al alumnado, una comunicación efectiva con las familias y la necesaria coordinación docente, en cualquiera de estos tres escenarios.

En todo caso, durante el curso 2020-2021, en cualquiera de ellos, se propiciará que las reuniones de coordinación docente y la atención a las familias o al propio alumnado, se realicen de manera telemática salvo que sea estrictamente necesaria la presencialidad.
Asimismo, los centros deben promover, entre las familias, el conocimiento y uso de los cauces de comunicación puestos a su disposición desde la CEUCD.

4. En el inicio del curso escolar, el equipo directivo, asignará, al coordinador o la coordinadora TIC del centro educativo, funciones relacionadas, prioritariamente, con el asesoramiento y apoyo al profesorado, para la tutorización del alumnado y de las familias, en lo que se refiere a la enseñanza a distancia, la utilización de entornos virtuales de aprendizaje o las formas y protocolos de comunicación telemática, entre otros aspectos.

5. Los centros educativos incidirán especialmente en el seguimiento y apoyo del alumnado con dificultad para seguir la actividad lectiva a distancia. Para ello, podrán contar con el asesoramiento y apoyo de los asesores y las asesoras del Centro del Profesorado de su zona. Además contarán con la formación específica ofertada desde el Servicio de Perfeccionamiento del Profesorado de la Dirección General de Ordenación, Innovación y Calidad (en adelante DGOIC).

6. Los centros educativos tendrán en consideración las recomendaciones en materia de privacidad para la enseñanza a distancia realizadas por la Agencia Española de Protección de Datos (https://www.aepd.es/es).

7. En el inicio del curso escolar y partiendo de un diagnóstico previo de la situación del centro y de la comunidad educativa, y con el apoyo y el asesoramiento de los Centros del Profesorado y de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógicos (EOEP), así como de los departamentos de orientación, se deberán tomar decisiones para contextualizar los siguientes aspectos, que se planificarán de acuerdo a lo establecido en las presentes instrucciones:

a) Plan de acogida de la comunidad educativa.
b) Regulación curricular extraordinaria y su reflejo en las programaciones didácticas.
c) Formas alternativas de organización del currículo, metodologías y agrupamientos del alumnado.
d) Atención a la diversidad.
e) Evaluación y calificación.
f) Adaptación del Plan de Acción Tutorial.
g) Programa anual de formación del profesorado.
h) Plan digital de centro o Plan TIC.

8. Los Centros de Educación Especial (CEE), Aulas Enclave (AE) y Centros Ordinarios de Atención Educativa Preferente (COAEP) se atendrán, además, a las instrucciones específicas que se recogen en el anexo III de la presente Resolución.

Segunda. Plan de acogida de la comunidad educativa

1. Los centros deberán revisar y contextualizar, a partir de las siguientes orientaciones, el plan de acogida de la comunidad educativa, haciendo hincapié en la importancia del compromiso de las familias y su corresponsabilidad en el bienestar y la formación de sus hijos e hijas.

En este sentido, los equipos directivos organizarán, planificarán y liderarán el proceso de acogida en los centros de forma efectiva, atendiendo a los diferentes escenarios que se puedan presentar en el inicio del curso escolar.

2. El plan de acogida tendrá como finalidad fundamental, en esta ocasión, contribuir al bienestar emocional de toda la comunidad educativa y servir de ayuda para gestionar y organizar el comienzo del curso 2020-2021.

A este fin y con el conocimiento de la Inspección educativa, se dedicarán todas las sesiones que sean necesarias para garantizar el conocimiento de las circunstancias, las normas y los protocolos de higiene y seguridad por parte del alumnado y del profesorado.
Se incluirán acciones destinadas, de forma específica, al alumnado, al profesorado, a las familias y al personal de administración y servicios (PAS); y se atenderá a las particularidades de cada etapa educativa.

3. Estas acciones irán encaminadas a dar respuesta:

a) Al impacto que la situación de emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19 haya tenido en la comunidad educativa, priorizando la atención a los aspectos emocionales e introduciendo propuestas relacionadas con medidas de prevención, higiene y promoción de la salud, de manera que se haga partícipe a la comunidad educativa de su responsabilidad social ante el contagio.

b) Al conocimiento y uso, por parte del alumnado y del profesorado, de los medios y las herramientas tecnológicas que emplea el centro educativo para su proceso de enseñanza y aprendizaje, así como para la comunicación telemática.

c) A las necesidades de información y formación por parte del profesorado que se incorpore al centro a lo largo del curso escolar.

4. En las circunstancia actuales, este plan de acogida de la comunidad educativa podrá desarrollarse a lo largo del tiempo que el centro estime necesario y deberá incluir una adecuada difusión de los protocolos de actuación del centro educativo ante cada escenario, con especial incidencia en las plataformas y los entornos virtuales que se vayan a utilizar para la enseñanza a distancia y la comunicación telemática con la comunidad educativa.

5. La CEUCD ofrecerá orientaciones para la elaboración del plan de acogida a la comunidad educativa en su página web.

Tercera. Regulación curricular extraordinaria e instrucciones para la elaboración de las programaciones didácticas del curso 2020-2021

1. Los centros educativos deberán llevar a cabo un diagnóstico y análisis de la situación de su alumnado a partir de las memorias de los equipos de coordinación docente y de la información contenida en los informes individualizados del alumnado del curso 2019-2020. Este diagnóstico inicial permitirá a los centros educativos elaborar las programaciones didácticas del curso 2020-2021 a partir de la adaptación de los currículos, de acuerdo a lo establecido en la presente instrucción.

2. Los equipos de ciclo y los departamentos de coordinación didáctica correspondientes elaborarán las programaciones didácticas del curso 2020-2021, atendiendo a los diferentes escenarios que se puedan plantear a lo largo de este y teniendo en cuenta los acuerdos de la Comisión de Coordinación Pedagógica (CCP) al respecto.

3. Los equipos de ciclo y los departamentos de coordinación didáctica realizarán esta regulación curricular excepcional con el objetivo fundamental de garantizar la continuidad del proceso educativo del alumnado, incidiendo especialmente en el desarrollo y la adquisición de las competencias, en su caso, y en la consecución de los objetivos de cada etapa.

4. Las programaciones didácticas del curso 2020-2021 deberán integrar los aprendizajes no impartidos en el curso 2019-2020 con los propios del nivel, ajustados. Para este proceso de integración y teniendo en consideración que los criterios de evaluación son el elemento central del currículo, se seleccionarán aquellos aprendizajes de los criterios atendiendo a las siguientes indicaciones:

a) Se seleccionarán aquellos aprendizajes no impartidos de los criterios de evaluación del curso 2019-2020 que se consideren esenciales para la continuidad del aprendizaje del alumnado y se integrarán, en la medida de lo posible, con los criterios propios del nivel. Se procederá del mismo modo en el caso de los PMAR.

b) Se deberán incluir todos los criterios de evaluación propios del nivel, pero seleccionando los aprendizajes más relevantes de cada uno de ellos, si fuera necesario.

c) Para lo establecido en los apartados anteriores, se priorizarán los aprendizajes de los criterios de evaluación con un carácter más instrumental, procedimental y actitudinal, incidiendo en los relacionados con el desarrollo y la adquisición de la Competencia Digital, de la Competencia Lingüística, especialmente en su dimensión informacional, y de la Competencia Matemática. Se favorecerá también la selección de aquellos aprendizajes transversales relacionados con la autonomía personal, con aspectos emocionales y afectivos, y con las medidas de prevención, higiene y promoción de la salud.

5. Para la elaboración de estas programaciones didácticas, se diseñarán situaciones de aprendizaje en las que, siempre que sea posible, se combinen los aprendizajes no impartidos el curso anterior con los propios del nivel, prioritariamente a través de la organización por ámbitos, del diseño de tareas, de proyectos interdisciplinares…

6. Las programaciones didácticas del primer curso de cada una de las etapas deberán tener en consideración la necesaria conexión curricular entre la etapa que se finaliza y la que se inicia. En este sentido, las propuestas didácticas que parten de una estructura interdisciplinar pueden permitir, de una forma más natural, la continuidad de los aprendizajes no consolidados durante el curso anterior, como andamiaje para la construcción de los nuevos.

7. En las programaciones didácticas se incluirán, también, las medidas de refuerzo y recuperación de los aprendizajes impartidos y no adquiridos por el alumnado que manifestó mayores dificultades durante el curso 2019-2020, en función de lo establecido en la instrucción cuarta.

8. Todo lo anteriormente expuesto se tendrá en consideración, asimismo, para la elaboración o el ajuste de las adaptaciones curriculares del alumnado que presenta NEAE.

9. En el caso de la Educación Infantil, los criterios de evaluación establecidos en el currículo para cada uno de los ámbitos de experiencia se flexibilizarán, atendiendo a la relevancia que en esta etapa tiene el desarrollo evolutivo del alumnado, especialmente en lo que se refiere a proporcionarle una seguridad afectiva y emocional.

10. En el caso del 2.º curso de Bachillerato, en la programación didáctica se priorizarán además los aprendizajes del currículo que se recojan en las matrices de especificaciones que se establezcan desde el Ministerio de Educación y Formación Profesional, concretadas para la Comunidad Autónoma de Canarias, tomando como referencia las del 2019-2020, que se podrán ajustar una vez se publiquen las del curso actual.

11. Para el diseño de las programaciones didácticas del curso 2020-2021, el profesorado podrá adaptar o ajustar las que, en el marco del Programa Brújula20, se han puesto a su disposición para todas las áreas y las materias desde 3.º de Educación Primaria hasta 3.º de la ESO y para los ámbitos del PMAR.

Cuarta. Recuperación de los aprendizajes impartidos y no adquiridos, y su reflejo en las programaciones didácticas

1. Para compensar la situación generada por la promoción excepcional del alumnado sin tener en cuenta el número de áreas, materias o ámbitos no superados, los equipos de coordinación docente integrarán, en las programaciones didácticas del curso 2020-2021, medidas de refuerzo para compensar el déficit que el confinamiento y la brecha digital han provocado en el alumnado más vulnerable, y acompañarlo en su reincorporación a las aulas.

2. Los planes de refuerzo y recuperación de este alumnado incluirán, únicamente, los aprendizajes del curso 2019-2020 que se impartieron durante la actividad lectiva presencial. Para ello, se partirá de los informes individualizados realizados para este alumnado.

Quinta. Formas alternativas de organización del currículo, metodologías y agrupamientos del alumnado

1. Las especiales circunstancias en las que se puede desarrollar el curso 2020-2021 hacen necesario que los centros educativos prevean formas alternativas de afrontar la actividad pedagógica en función de los diferentes escenarios que se puedan plantear a lo largo del mismo.

2. Para dar respuesta a los principios de inclusión y equidad, se podrán implementar otras formas de organizar el currículo o los agrupamientos del alumnado. Se implementarán, asimismo, metodologías que favorezcan los procesos de enseñanza y aprendizaje en un modelo competencial. Para todo ello, podrá tenerse en consideración lo siguiente:

a) Se favorecerá el trabajo colaborativo entre docentes y la coordinación horizontal del profesorado, lo que permitirá afrontar escenarios educativos complejos a partir del establecimiento de líneas de actuación conjuntas. Los centros educativos podrán favorecer el establecimiento de redes de colaboración o grupos de trabajo entre docentes del mismo centro o del mismo distrito, con la finalidad de dar continuidad a aquellas actuaciones de éxito que el profesorado haya podido implementar.

b) En la enseñanza básica, se podrá favorecer una organización curricular que parta de un enfoque globalizador e interdisciplinar, a través del diseño de tareas integradas, del trabajo por proyectos…, con la finalidad de facilitar la atención a la diversidad de todo el alumnado y paliar las consecuencias de la situación generada por la emergencia sanitaria.

c) En 1.º de la ESO, de manera general, se organizarán las materias por ámbitos para favorecer la atención al alumnado y facilitar la transición educativa en el actual contexto.

d) Se promocionará la utilización de metodologías, estrategias o técnicas metodológicas que faciliten la educación a distancia, incluso en un escenario presencial, de manera que el alumnado, el profesorado y la familia normalicen la utilización de medios tecnológicos y herramientas de comunicación y colaboración online en los procesos de enseñanza y aprendizaje en entornos virtuales. Entre estas, cabe mencionar la utilización del aprendizaje cooperativo, aprendizaje invertido (Flipped Learning), la gamificación y todas aquellas que favorezcan la integración activa y normalizada de las TIC en el sistema educativo.

3. En cualquiera de los escenarios (actividad lectiva presencial, combinación de la actividad lectiva presencial y a distancia, y suspensión temporal de la actividad lectiva presencial), se debe cumplir con el horario establecido en la normativa que regula la ordenación de cada una de las etapas educativas, con los ajustes que fueran necesarios.

4. La actividad lectiva presencial podrá requerir, por razones de seguridad sanitaria, el desdoble de los grupos en distintos turnos. Si por esta razón fuera necesaria la reducción de la carga horaria de las materias, esta se compensará con actividades o tareas a distancia, para las que se seleccionarán aquellos aprendizajes del criterio de evaluación que el alumnado pueda afrontar con mayor seguridad de forma autónoma. Los aprendizajes trabajados a través de estas actividades formarán parte de la calificación que se otorgue al alumno o la alumna en la materia.
En caso de desdoble, se garantizará el tiempo necesario para la limpieza y desinfección de cualquier aula o espacio frecuentado por grupos diferentes de alumnado.

5. Cualquier ajuste o reorganización extraordinaria de la carga horaria deberá contar con el visto bueno de la Inspección educativa.

Sexta. Atención a la diversidad

1. La atención a la diversidad cobra una especial relevancia en el contexto actual. Para ello, es necesario el reajuste del propio diseño de las situaciones de aprendizaje de manera que se adecuen los elementos de la secuencia didáctica a las características y necesidades de todo el alumnado de un grupo-clase, para que pueda aprender y participar de experiencias de aprendizaje comunes y universales (adecuación de los entornos del aprendizaje y materiales adaptados que ofrezcan diversas opciones de accesibilidad, diversificación de las formas de representación u ofrecimiento de múltiples propuestas de andamiaje, que fomenten la autonomía en el aprendizaje del alumnado…).

2. En lo que se refiere a la incorporación del alumnado con NEAE a los centros educativos, se tendrán en cuenta las siguientes orientaciones, consideraciones y medidas.

a) El profesorado especialista de apoyo a las NEAE, el profesorado de audición y lenguaje (AL), el Maestro o la Maestra de Apoyo a Invidentes (MAI), así como los cuidadores y auxiliares educativos, en la medida de lo posible, priorizarán la atención al alumnado en el aula ordinaria o, en su caso, en grupos reducidos con alumnado del mismo grupo clase.

b) Cuando haya que utilizar equipamiento tecnológico y dispositivos digitales de forma compartida (auriculares, ratones, ordenadores, tabletas…), se procederá a la limpieza y desinfección de los mismos.

c) Se procurará que el alumnado cuente con el material adaptado a sus necesidades y con recursos tecnológicos específicos para la enseñanza digital.

d) Se asesorará a las familias sobre el uso y manejo de dispositivos y herramientas tecnológicas para el acceso a la comunicación y los aprendizajes de sus hijos e hijas. En este sentido, los centros educativos podrán promover otras actividades formativas e informativas específicas dirigidas a las familias y relacionadas con la interacción por las redes de comunicación: uso de correo, blogs, aplicaciones, web.…

e) El orientador o la orientadora del centro o, en su caso, el Departamento de Orientación, colaborará con la persona referente para los aspectos relacionados con la COVID-19, para identificar las necesidades de protección e higiene que el alumnado con NEAE necesite para su cuidado.

f) El profesorado tutor y el de apoyo a las NEAE podrán diseñar planes personalizados de enseñanza online que incluyan la adaptación de las unidades de refuerzo y trabajo previo en TIC, a las características individuales del alumnado.

g) En el caso de que se tenga que combinar la actividad lectiva presencial y a distancia, se priorizará, siempre que sea posible, la asistencia del alumnado con NEAE de manera presencial.

h) En la modalidad de enseñanza a distancia, el alumnado con NEAE participará en las actividades dirigidas hacia el grupo clase. El maestro o la maestra de apoyo a las NEAE, en coordinación con el resto del profesorado, realizará las actividades individualizadas que se consideren para atender a las necesidades que precise cada alumno o alumna.

Séptima. Evaluación y calificación

1. La Administración educativa podrá adaptar la normativa de evaluación de cada etapa a los posibles escenarios que puedan plantearse a lo largo del presente curso escolar.

2. La evaluación y la calificación del alumnado se atendrá a los aprendizajes que se hayan incluido en la programación didáctica del curso 2020-2021.

3. Los procedimientos de evaluación se adecuarán a las adaptaciones metodológicas que deban realizarse en caso de tener que combinar la actividad lectiva presencial y a distancia, o cuando esta se desarrolle de manera no presencial.

4. Las programaciones didácticas incluirán modos de actuación específicos, en función de los diferentes escenarios que se puedan presentar, para adaptar la evaluación del alumnado y los instrumentos de evaluación y calificación. En este sentido, se usarán instrumentos de evaluación variados que puedan ser utilizados tanto en la enseñanza presencial como en la no presencial.

5. Cuando el currículo se haya organizado en ámbitos, la evaluación se realizará de manera integrada y la calificación se reflejará en cada una de las materias que componen los mismos. En el caso de los PMAR, la evaluación y la calificación se continuará realizando tal y como queda establecido en la normativa vigente.

6. En lo que se refiere a la evaluación y calificación de las áreas, las materias y los ámbitos no superados de cursos anteriores, el profesorado diseñará el correspondiente plan de recuperación, incluyendo únicamente los aprendizajes del curso 2019-2020 impartidos hasta la suspensión de la actividad lectiva presencial.

7. Durante el curso 2020-2021, siempre que sea posible, se recomienda que las sesiones de evaluación del alumnado se realicen de manera telemática.

8. Asimismo, se recomienda que la entrega de calificaciones y la información a las familias se realicen a través de medios telemáticos. Solo en aquellos casos en los que sea estrictamente necesario se citará a las familias presencialmente.

9. Los centros educativos podrán utilizar las rúbricas y el documento de “Orientaciones para la descripción del grado de desarrollo y adquisición de las competencias”, herramientas que la CEUCD pone a disposición del profesorado para la evaluación y la calificación de las áreas, las materias y los ámbitos, así como de las competencias, realizando las adaptaciones necesarias en función del ajuste de los criterios de evaluación que estos hayan realizados en la confección de las programaciones didácticas del curso 2020-2021.

10. Los centros educativos habilitarán mecanismos para controlar la asistencia del alumnado cuando la actividad lectiva se desarrolle a distancia. En este sentido, cuando la inasistencia reiterada a clase del alumnado, en cualquiera de los escenarios, impida la aplicación de la evaluación continua, se actuará conforme a lo regulado en el artículo 2, apartado 5, de la Orden de 3 de septiembre de 2016.

Cuando se constate que la inasistencia del alumnado se deba a la brecha digital, y una vez agotadas todas las medidas que el centro y los servicios centrales puedan implementar para paliarla, esta tendrá la consideración de falta justificada.

Octava. Adaptación del Plan de Acción Tutorial

1. Los centros educativos deberán realizar un proceso de seguimiento y apoyo para el alumnado con dificultades de aprendizaje o emocionales, relacionadas con la situación generada por la COVID-19 o por la brecha digital y social, que tendrá reflejo en el Plan de Acción Tutorial (PAT).

Para ello, se incluirán en el PAT actividades relacionadas con la motivación, el apoyo entre iguales, la cooperación del alumnado, el miedo, la pérdida, autonomía y responsabilidad personal y social (promoción de la Competencia Social y Ciudadana), abuso de las tecnologías, uso seguro y responsable de estas, etc. El Servicio de Innovación Educativa de la DGOIC ofrece recursos relacionados con estos aspectos, a través de su Área de Salud Escolar y Estilos de Vida Saludables. Por su parte, el Servicio de Ordenación Educativa pone a disposición de los centros, el profesorado y el alumnado, a través de su Área de Tecnología Educativa, asesoramiento y formación en aspectos relacionados con el uso seguro y responsable de las TIC.

2. Asimismo se incluirán actividades para la prevención del abandono escolar y el absentismo, con especial incidencia en el absentismo digital.
3. Las funciones del profesorado tutor se adaptarán a las circunstancia del curso 2020-2021, de manera que:

a) Se preste una especial atención al alumnado que no pueda asistir presencialmente al centro escolar por motivos sanitarios relacionados con la COVID-19 u otras circunstancias relacionadas con la salud, y al que se reincorpore a la actividad educativa tras un periodo de aislamiento preventivo o de padecimiento de la enfermedad.

b) Se integren acciones que compensen la situación generada por la promoción excepcional del alumnado sin tener en cuenta el número de áreas, materias o ámbitos no superados.

c) Se realice un especial acompañamiento de las familias en todo lo referido al proceso educativo de sus hijos e hijas, en los diferentes escenarios que pueden plantearse a lo largo del curso 2020-2021. Para ello, deberán preverse acciones específicas al respecto en el PAT para apoyar a las familias y fomentar la colaboración y la participación de los padres y las madres. En este sentido, la CEUCD pone a su disposición la “Web de Orientaciones para la Familia”.

4. Los centros educativos podrán habilitar la figura del cotutor o la cotutora en caso de que deba combinarse la actividad lectiva presencial y a distancia, para apoyar la acción tutorial.

5. Para todo lo anterior, los centros educativos optimizarán los recursos materiales y humanos con los que cuenten.

Novena. Programa anual de formación del profesorado en el centro educativo

1. El programa anual de formación del profesorado se basará en las necesidades detectadas en cada centro y podrá contemplar formación o información sobre los siguientes aspectos:

a) Los protocolos de actuación en cada escenario posible.
b) Gestión pedagógica de las aulas en los distintos escenarios (presenciales/virtuales).
c) Recursos y herramientas de coordinación docente y de comunicación con todos los componentes de la comunidad educativa.
d) Orientaciones y modelos para adaptar las programaciones didácticas en función de la enseñanza de las competencias esenciales.
e) Recursos educativos digitales.
f) Estrategias metodológicas e intervenciones didácticas que favorezcan el protagonismo activo del alumnado y la atención a la diversidad del mismo.
g) Herramientas de evaluación que garanticen el seguimiento personalizado respetando la privacidad y la protección de derechos digitales.

2. La CEUCD facilitará a los centros educativos actividades y recursos formativos a lo largo del curso que promuevan la formación del profesorado.

3. Los Centros del Profesorado continuarán facilitando apoyo y formación metodológica a los centros educativos, a los equipos directivos y al profesorado, en los escenarios previstos, así como en todas aquellas herramientas que favorezcan la utilización de diversas metodologías, una convivencia positiva y el cuidado del estado emocional de la comunidad educativa.

Décima. Plan digital de centro o Plan TIC

1. Los centros educativos dispondrán de un Plan digital de centro o Plan TIC que regule todos los aspectos concernientes a la integración educativa de las TIC y que facilite el uso de los medios digitales para la realización de tareas organizativas y de evaluación, la comunicación entre los componentes de la comunidad educativa, la implementación de diversas estrategias metodológicas, etc. Este plan se integrará en el Proyecto Educativo del centro. Para su elaboración podrán contar con los asesores y las asesoras TIC de los Centros del Profesorado y los Agentes Zonales TIC del Programa #PROA+ 20-21, en aquellos centros que participen en este programa.

2. Durante las jornadas de acogida, siempre que sea posible, los centros educativos darán a conocer a la comunidad educativa por cuantos medios estén a su disposición, el Plan digital del centro o Plan TIC.

3. La CEUCD facilitará a los centros educativos orientaciones y acciones formativas para la elaboración del Plan digital del centro o Plan TIC.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Etapas de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *