Centros de Educación Especial, Aulas Enclave y Centros Ordinarios de Atención Educativa Preferente

Descargar Resolución completa incluido este apartado que se encuentra en el Anexo III:

Resolución 188 de 09-09-2020 — conjunta para inicio curso escolar DGOIC-DGPEA (formato pdf – 320KB)

Categoría:

Descripción

INSTRUCCIONES Y ORIENTACIONES EDUCATIVAS PARA LA ORGANIZACIÓN DE LA ATENCIÓN AL ALUMNADO QUE PRESENTE NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES (NEE): CENTROS DE EDUCACIÓN ESPECIAL, AULAS ENCLAVE Y CENTROS ORDINARIOS DE ATENCIÓN EDUCATIVA PREFERENTE

A. CENTROS DE EDUCACIÓN ESPECIAL (CEE), AULARIOS ADSCRITOS A CENTROS DE EDUCACIÓN ESPECIAL Y AULAS ENCLAVE (AE).

La previsión de incorporación del alumnado al centro educativo para el inicio del curso 2020/2021 será de forma presencial.

El alumnado con Necesidades Educativas Especiales (NEE) escolarizado en Centros de Educación Especial (CEE), Aularios y Aulas Enclave (AE) puede presentar, de forma asociada, diferentes patologías tales como, parálisis cerebral, enfermedades cardiovasculares, respiratorias, del sistema inmune, diabetes, enfermedades pulmonares crónicas, inmunodeficiencia. Por tanto, se considera alumnado vulnerable y de alto riesgo y la incorporación a los centros escolares del alumnado con problemas de salud dependerá de lo que estimen los servicios sanitarios.

El objetivo de estas instrucciones es proponer orientaciones y medidas para la incorporación del alumnado escolarizado en los CEE, Aularios y AE, además de las establecidas para el resto de centros educativos y de las estipuladas en el Protocolo de prevención y organización para el desarrollo de la actividad educativa presencial en los centros educativos no universitarios de Canarias para el curso académico 2020-2021 y en la Guía de medidas de prevención frente a la COVID-19 en los centros educativos de Canarias para el curso 2020/2021, publicada por la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, del Gobierno de Canarias.

1. Medidas organizativas y de carácter pedagógico

a) La ratio de los grupos para alumnado de CEE, Aularios y Aulas Enclave será la que viene establecida en los criterios de planificación y escolarización de la CEUCD.

b) Los centros educativos elaborarán un plan de acogida para la reincorporación y para el alumnado de nueva escolarización, en el que se desarrollen, dentro de la acción tutorial, actividades relacionadas con la adaptación al centro y la seguridad e higiene. Para su elaboración, se podrán regir por lo establecido en el anexo I, instrucción segunda, de la presente Resolución.

c) Se promoverán reuniones de coordinación para la detección, la identificación y el seguimiento de las necesidades del alumnado, con el asesoramiento de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógicos (EOEP Específicos y de Zona).

d) Es importante recabar información de las familias sobre las dificultades que el alumnado haya podido tener durante el periodo de no asistencia al centro (miedos, alteraciones de comportamiento…), y sobre la situación familiar respecto a posibilidades de conciliación familiar o brecha digital.

e) Se precisa evaluar, de forma globalizada, la situación actual del alumno o de la alumna para determinar la organización de la respuesta educativa. Se tendrá en cuenta que puede existir alumnado que requiera de ayuda para disminuir los temores y las ansiedades en torno a la COVID-19, y será necesario apoyar su capacidad para hacer frente a cualquier impacto en sus vidas.

f) En las programaciones didácticas y los planes educativos se especificarán las acciones a implementar con cada alumno o cada alumna, haciendo hincapié en el aspecto emocional y afectivo, el uso de recursos para la enseñanza digital, los equipos y las medidas de protección individual…

g) Las estrategias metodológicas deberán ser flexibles, atendiendo a las establecidas en los informes psicopedagógicos del alumnado y siempre respetando las medidas de seguridad pertinentes.

h) Para garantizar la integración del alumnado del AE se promoverá que se relacionen siempre en los mismos grupos, facilitando así el seguimiento de las interacciones del alumnado ante posibles contagios.

i) Se redistribuirán las franjas horarias de clases y recreos por tutorías, de forma que coincida un menor número de alumnos y alumnas.

j) La intervención de los diferentes profesionales especialistas (profesorado de audición y lenguaje, terapeuta ocupacional, etc. ) se realizará de forma preferente en el grupo-aula. En caso de que la intervención se realice fuera del aula, esta se realizará prioritariamente de manera individualizada.

k) Para la realización de actividades complementarias (piscina, equinoterapia, etc.) se deben garantizar las medidas de seguridad e higiene.

l) Se procurará que el alumnado cuente con el material adaptado a sus necesidades y recursos tecnológicos específicos para la enseñanza digital.

m) Se facilitará el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para la educación digital.

n) Los centros educativos podrán hacer uso de herramientas de comunicación (videoconferencias…) para facilitar la celebración telemática de las reuniones de coordinación, comunicación con las familias, etc.

Los CEE que no puedan cumplir con la normativa sanitaria para la COVID-19 y precisen de la modalidad combinada de actividad lectiva presencial y a distancia deberán ser autorizados por la Administración educativa.

En el caso de que se tenga que combinar la actividad lectiva presencial y no presencial, los días de asistencia al centro, se priorizará la atención especializada por parte de los diferentes profesionales de audición y lenguaje, fisioterapia, terapia ocupacional y otros que se consideren. Los días de no asistencia se promoverá el uso de plataformas educativas, de materiales digitales y de dispositivos electrónicos, para que los alumnos y las alumnas puedan continuar su proceso de enseñanza y aprendizaje de forma telemática.

Los servicios de Prevención de Riesgos Laborales e Inspección educativa, con el fin de valorar el cumplimiento de la normativa de distancia COVID-19 podrán visitar los CEE que escolaricen un mayor número de alumnado con riesgos de salud o que presenten problemas de espacio.

2. Adopción de medidas por parte de las familias

a) Las familias adoptarán las medidas establecidas por la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes.

b) El equipo directivo debe asegurar que las familias sean informadas de los protocolos específicos de actuación del centro: seguridad, higiene, procedimiento administrativos…

c) Los padres y las madres colaborarán con los centros educativos para anticipar a sus hijos e hijas las nuevas normas y los protocolos establecidos para el control de la COVID-19.

d) Las familias facilitarán la información significativa de sus hijos e hijas para garantizar su debida atención por parte de los profesionales y las profesionales (problemas de salud, emocionales, situación actual de la familia, etc).

e) Los centros educativos asesorarán a las familias sobre el uso y manejo de dispositivos y herramientas tecnológicas para la comunicación telemática entre ambos, así como para el seguimiento del proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas.

f) Los centros educativos promoverán actividades formativas e informativas dirigidas a las familias, relacionadas con la interacción por las redes de comunicación: uso de correo, blogs, aplicaciones, web…

3. Medidas de prevención e higiene

Los CEE y AE deben seguir las instrucciones y recomendaciones previstas por la autoridad sanitaria y educativa en cada momento.
En particular y para los centros educativos:

a) Medidas de prevención e higiene frente a la COVID-19 para la reapertura de centros educativos en el curso 2020-2021.

b) “Ocho claves para abrir más tranquilos” (Ministerio de Ciencia e Innovación, del Gobierno de España). Consejos de adaptación de mobiliario, de equipamiento, espacios y atención al público para tiendas, centros educativos, oficinas y otra colectividades y Edificios públicos ante la COVID 19.

Para que el alumado comience a asistir al CEE, Aularios y AE se deben tener en cuenta, al menos, las siguientes medidas:

a) Formación básica preventiva y de riesgos laborales para el personal docente y todos aquellos profesionales que intervienen con el alumnado en el centro escolar.

b) Estructurar y organizar el entorno escolar: señalización clara y concisa de las normas de seguridad e higiene (lavado de manos, uso de mascarilla, gel hidroalcohólico…).

c) Esta información se colocará en un lugar visible en diferentes formatos (pictogramas, braille…), a la altura de los ojos y en cada uno de los espacios que se precise (aulas, comedor, baños, sala de psicomotricidad, despachos, etc).

d) Uso de pantallas faciales para el profesorado y los profesionales especialistas para facilitar la comunicación y lectura labial.

e) Se dotará al centro educativo en cada uno de los espacios de una cantidad de material de protección suficiente para llevar a cabo las desinfecciones que se precisen por las características del alumnado.

f) En los CEE es imprescindible aumentar la limpieza y desinfección.

g) En cuanto a los desplazamientos del alumnado que se propulsa manualmente en su silla de ruedas, se deben valorar las medidas de protección sanitarias a llevar a cabo que le permitan mantener la desinfección de ruedas, pisos… En ocasiones necesitan, para desplazarse, de un punto de apoyo, por lo que hay que extremar las medidas de higiene, a cierta altura, de las paredes, barandillas, manillares, agarres… Es importante cuidar que las mochilas o cualquier otro objeto personal no cuelgue de las sillas de ruedas hacia el suelo.

h) Se tendrá en consideración que el uso de camillas o grúas es compartido, por lo que habrá que establecer las medidas pertinentes de desinfección o emplear sábanas de un solo uso o papel desechable.

i) Se usarán preferiblemente las rampas como medio de acceso, evitando el uso del ascensor. Si no fuese posible, se deben indicar al alumnado las medidas de protección e higiene para su uso.

j) Si se emplean felpudos y alfombras para higienizar los zapatos del alumnado y las sillas de ruedas en el acceso al centro educativo, se garantizará que estén bien fijados y enrasados al suelo, evitando causar accidentes.

k) Si se colocan dispensadores de gel en diferentes puntos estratégicos del centro (entrada aula, zona de patios, pasillos…) ha de asegurarse que la altura y posición esté acorde al alumnado que usa silla de ruedas.

l) Cuando haya que utilizar equipamiento tecnológico y dispositivos digitales de forma compartida (auriculares, ratones, ordenadores, tabletas…), se procederá a la limpieza y desinfección de los mismos.

m) El alumnado usuario de residencias escolares y los CEE en los que se escolarice deben mantener una comunicación fluida, informando de cualquier incidencia en la salud de los mismos.

4. Comisión COVID-19

Los CEE crearán una comisión de trabajo COVID-19 para velar por el cumplimiento, seguimiento y evaluación de las medidas higiénico sanitarias.

A. Funciones de la Comisión COVID-19:

• Adecuar la normativa establecida por las autoridades sanitarias al centro escolar atendiendo a las necesidades educativas especiales del alumnado.
• Velar por la aplicación de los programas emanados de las autoridades sanitarias.
• Difundir y promover la aplicación de los protocolos de actuación en la comunidad educativa.
• Realizar el seguimiento de las actuaciones planificadas con el objeto de modificar lo que se considere necesario.
• Cualesquiera otras actuaciones que puedan establecerse.

B. Componentes:

La comisión de los centros docentes sostenidos con fondos públicos estará integrada por:

• El director o la directora, o la persona del equipo directivo en la que delegue.
• Una persona representante del profesorado de las concreciones curriculares de Educación Infantil y Educación Primaria.
• Una persona representante del profesorado de las concreciones curriculares de Tránsito a la Vida adulta.
• Una persona representante del personal de atención educativa complementaria elegido por y entre sus componentes.
• Una persona representante del personal de administración y servicios del centro que forme parte del Consejo Escolar o, en su defecto, elegida por y entre sus componentes.
• Una persona representante de los servicios sanitarios del centro educativo en aquellos centros que cuenten con dicho personal.
• Una persona representante de las familias del Consejo Escolar.

B. CENTROS ORDINARIOS DE ATENCIÓN EDUCATIVA PREFERENTE PARA ALUMNADO QUE PRESENTA DISCAPACIDAD AUDITIVA EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CANARIAS

El objetivo de estas instrucciones es ofrecer recomendaciones y medidas a tener en cuenta en la incorporación del alumnado con discapacidad auditiva a los centros educativos, y ayudar a conseguir que se recupere paulatinamente la vida cotidiana del alumnado y la de sus familias, así como la promoción de su bienestar y el ejercicio de sus derechos como ciudadanos y ciudadanas, minimizando el riesgo que representa el COVID-19 para la salud de la población y evitando situaciones que aumenten el riesgo de contagio, especialmente en los centros educativos.
Además de las establecidas para el resto de centros educativos y de las estipuladas en el Protocolo de prevención y organización para el desarrollo de la actividad educativa presencial en los centros educativos no universitarios de Canarias para el curso académico 2020-2021, se tendrán en cuenta las siguientes consideraciones y medidas:

1. Medidas de prevención e higiene

a) Se trasladará información accesible, clara y continua, a las familias y alumnado, acerca de las medidas de seguridad, higiene y prevención frente a contagios; se establecerá asimismo un protocolo de medidas higiénicas, necesarias, relacionadas con el manejo de las prótesis auditivas y los productos de apoyo usados en el centro educativo.

b) Tanto el alumnado como el profesorado especialista de audición y lenguaje, especialista de lengua de signos española (ELSE) y el intérprete de lengua de signos española (ILSE) deben contar con pantalla facial o gorro con pantalla transparente, o mascarilla accesible, de homologación garantizada, que permita la lectura labial y así evitar la barrera de la comunicación, y, en caso necesario, mantener la distancia de 2 metros de seguridad con el alumnado.

c) El profesorado debe cuidar las medidas higiénico sanitarias respecto al material especializado de uso compartido, tales como dispositivos de FM, utilización y manejo de pilas para las diferentes prótesis auditivas.

d) Cuando haya que utilizar equipamiento tecnológico y dispositivos digitales de forma compartida (ratones, ordenadores, tabletas…), se procederá a la limpieza y desinfección de los mismos.

e) Los centros dispondrán de carteles y señales de fácil comprensión, de las medidas que el alumnado debe de tener en cuenta (uso de mascarilla, limpieza de manos, etc.).

2. Medidas organizativas y de carácter pedagógico

a) El profesorado especialista de audición y lenguaje organizará la acción docente considerando las medidas de distancia física, siempre que las condiciones y el espacio lo permitan, priorizando la atención en el grupo-aula.

b) Procurar que el alumnado cuente con el material adaptado a sus necesidades y recursos tecnológicos específicos para la enseñanza digital.

c) Se facilitará el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para la educación digital.

d) Los centros educativos podrán hacer uso de herramientas de comunicación (videoconferencias…) para facilitar la celebración telemática de las reuniones de coordinación, comunicación con las familias, etc. En los casos necesarios, se procurará la accesibilidad a través de la figura del intérprete y el uso del subtitulado.

e) En la modalidad de enseñanza telemática se debe tener en cuenta, en la medida de lo posible, el uso del subtitulado, de la audiodescripción y de la lectura facial, como elementos fundamentales para suprimir las barreras de comunicación.

3. Adopción de medidas preventivas por parte de las familias

a) Es importante recabar información de las familias sobre las condiciones personales de salud del alumnado que sean relevantes. Será necesario que se actualice la información sobre incidencias destacables a nivel de salud durante el período de confinamiento y las indicaciones nuevas que hayan pautado los servicios sanitarios y que deban conocerse en el contexto escolar.

b) La familia del alumnado recibirá asesoramiento, que deberá ser accesible, por parte del tutor y la tutora, en la reunión inicial de curso, sobre las medidas médico-sanitarias recomendadas para el uso del material específico, así como sobre las medidas de protección y las rutinas de higiene. En caso necesario, contarán con el apoyo y asesoramiento del profesorado de AL y el orientador o la orientadora del centro.

c) Se asesorará a la familia sobre el uso de dispositivos y herramientas tecnológicas para la comunicación telemática con el centro educativo y para el seguimiento del proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas. Se comunicará a las familias del alumnado de discapacidad auditiva que lo precise que este se incorporará al centro con las baterías o pilas cargadas de audífonos y procesadores, para evitar la manipulación de los aparatos.

d) Los centros educativos promoverán actividades formativas e informativas dirigidas a las familias, relacionadas con la interacción por las redes de comunicación: uso de correo, blogs, aplicaciones, web…, que deberán ser accesibles.

e) Los diferentes componentes que conforman el Equipo Específico para las Discapacidades Auditivas (orientadoras y orientadores, trabajador o trabajadora social, profesorado de audición y lenguaje), realizarán las labores de asesoramiento al profesorado, el apoyo a los equipos directivos y a las familias, en función de las necesidades que se planteen dentro de las líneas establecidas en sus planes de trabajo, y las excepcionalidades que puedan surgir en la incorporación del alumnado a las clases presenciales en los centros educativos.

C. CENTROS ORDINARIOS DE ATENCIÓN EDUCATIVA PREFERENTE PARA ALUMNADO QUE PRESENTA DISCAPACIDAD MOTORA EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CANARIAS

El objetivo de estas instrucciones es ofrecer recomendaciones y medidas a tener en cuenta en la incorporación del alumnado con discapacidad motora a los centros educativos, y ayudar a conseguir que se recupere paulatinamente la vida cotidiana del alumnado y la de sus familias, así como la promoción de su bienestar y el ejercicio de sus derechos como ciudadanos y ciudadanas, minimizando el riesgo que presenta la epidemia del COVID-19 para la salud de la población y evitando situaciones que aumenten el riesgo de contagio, especialmente en los centros educativos.

Además de las establecidas para el resto de centros educativos y de las estipuladas en el Protocolo de prevención y organización para el desarrollo de la actividad educativa presencial en los centros educativos no universitarios de Canarias para el curso académico 2020-2021, se tendrán en cuenta las siguientes consideraciones y medidas:

1. Medidas de prevención e higiene

a) El alumnado con discapacidad motora puede presentar de forma asociada diferentes problemas de salud, siendo más propenso a dificultades respiratorias, sialorrea, etc. Es por ello que, para su atención,se deben extremar las medidas de higiene, priorizando el lavado de manos con jabón.

b) Es preciso identificar puntos críticos (objetos, dispositivos, lugares de tránsito…, de uso y contacto frecuente) y establecer pautas o protocolos para reforzar en ellos las medidas higiene y desinfección.

c) La señalización de las normas debe ser clara y concisa, garantizando la accesibilidad cognitiva: paneles visuales, marcas en el suelo para la distancia, cartelería para el lavado de manos en los baños, normas y juegos de patio, comedor, instrucciones de uso e higienización de material específico y de uso individual, etc.

d) En cuanto a los desplazamientos del alumnado que se propulsa manualmente en su silla de ruedas, se deben valorar las medidas de protección sanitarias a llevar a cabo que le permita mantener la desinfección de ruedas, empuñaduras, pisos… En ocasiones, necesitan para desplazarse un punto de apoyo, por lo que hay que extremar las medidas de higiene a cierta altura de las paredes, barandillas, manillares, agarres… Es importante cuidar que las mochilas o cualquier otro objeto personal no cuelgue de las sillas de ruedas hacia el suelo.

e) El personal especializado que presta apoyo al alumnado con discapacidad motora, dado el carácter de cercanía de su trabajo, tendrá que emplear material de autoprotección (EPI, pantalla, mascarilla…) para desempeñar su trabajo con mayor seguridad.

f) El uso de andadores, muletas, bastones, bipedestadores, colchonetas…, es individual, por lo que hay que extremar el cuidado de su ubicación y evitar que el resto del alumnado pueda acceder a los mismos.

g) Cuando haya que utilizar equipamiento tecnológico y dispositivos digitales de forma compartida (auriculares, ratones, ordenadores, tabletas…), se procederá a la limpieza y desinfección de los mismos.

h) Se tendrá en cuenta que el uso de camillas o grúas es compartido, por lo que habrá que establecer las medidas pertinentes de desinfección o emplear sábanas de un solo uso o papel desechable.

i) Se usarán preferiblemente las rampas como medio de acceso, evitando el uso del ascensor. Si no fuese posible, se debe indicar al alumnado las medidas de protección e higiene para su uso.

j) Si se emplean felpudos y alfombras para higienizar los zapatos del alumnado y las sillas de ruedas en el acceso al centro educativo, se garantizará que estén bien fijados y enrasados al suelo, evitando causar accidentes.

k) Si se colocan dispensadores de gel en diferentes puntos estratégicos del centro (entrada aula, zona de patios, pasillos,…) se debe asegurar que la altura y posición esté acorde al alumnado que usa silla de ruedas y extremar las precauciones para que el alumnado haga un uso adecuado del mismo.

2. Medidas organizativas y de carácter pedagógico

a) En cuanto a la organización de los centros educativos es necesario, en primer lugar, realizar un plan de acogida a la “nueva normalidad”, con el fin de que los profesionales, alumnado y familias puedan aprender las medidas de seguridad e higiene.

b) Las aulas del alumnado con discapacidad motora deberían, en la medida de lo posible, estar ubicadas próximas a los aseos y en la planta baja, evitando así desplazamientos innecesarios. El alumnado que usa silla de ruedas necesita más espacio para su maniobrabilidad, por lo que es necesario considerar el incremento en la distancias de seguridad. Se recomienda que el alumnado se ubique en la misma aula durante toda la jornada. Se debe considerar la posibilidad de dejarles salir con el tiempo suficiente en el caso de que tuvieran que desplazarse. Es preciso que, para el alumnado usuario de silla de ruedas, los soportes visuales (carteles, paneles informativos…) se encuentren a la altura de los ojos, con un tamaño adecuado, que les permita visualizarlos para evitar el desplazamiento del alumnado.

c) Se procurará enseñar al alumno o a la alumna cómo ejecutar las tareas y destrezas nuevas. Se les facilitará asimismo que practiquen las veces que sea necesario, para su aprendizaje y generalización.

d) Se procurará que el alumnado cuente con el material adaptado a sus necesidades y recursos tecnológicos específicos para la enseñanza digital.
e) Se facilitará el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para la educación digital.

f) Los centros educativos podrán hacer uso de herramientas de comunicación (videoconferencias…) para facilitar la celebración telemática de las reuniones de coordinación, comunicación con las familias, etc.

g) El personal que intervenga con el alumnado con NEAE deberá realizar su labor teniendo en cuenta las medidas de distancia física, siempre que las condiciones y el espacio lo permitan, priorizando la atención en el grupo-aula. Si ello no es posible, hará uso de la mascarilla obligatoriamente así como también el alumnado, si su edad, salud y autonomía lo permite.

3. Adopción de medidas preventivas por parte de las familias

a) Es importante recabar información de las familias sobre las condiciones personales de salud del alumnado que sean relevantes. Será necesario que se actualice la información sobre incidencias destacables a nivel de salud durante el período de confinamiento e indicaciones nuevas que hayan pautado los servicios sanitarios y que deban conocerse en el contexto escolar.

b) La familia del alumnado recibirá asesoramiento por parte del tutor o la tutora, en la reunión inicial de curso, sobre las medidas médico-sanitarias recomendadas para el uso del material específico, así como sobre las medidas de protección y las rutinas de higiene. En caso necesario, contarán con el apoyo y asesoramiento del profesorado de NEAE y el orientador o la orientadora del centro.

c) Se asesorará a la familia sobre el uso y manejo de dispositivos y herramientas tecnológicas para la comunicación telemática con el centro educativo y el seguimiento del proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas, así como de aquellos aspectos relacionados con el control postural, material específico (atril, cuñas, etc.) que precisen.

d) Los centros educativos promoverán actividades formativas e informativas dirigidas a las familias, relacionadas con la interacción por las redes de comunicación: uso de correo, blogs, aplicaciones, web.

e) Los diferentes componentes que conforman el Equipo Específico para las Discapacidades Motoras (orientadoras, trabajadores y trabajadoras sociales y terapeuta ocupacional) realizarán las labores de asesoramiento al profesorado, apoyo a los equipos directivos y a las familias, en función de las necesidades que se planteen dentro de las líneas establecidas en sus planes de trabajo y las excepcionalidades que puedan surgir en la incorporación del alumnado a las clases presenciales en los centros educativos.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Centros de Educación Especial, Aulas Enclave y Centros Ordinarios de Atención Educativa Preferente”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *