El Patrimonio de Canarias está integrado, en su acepción más amplia, por los bienes materiales e inmateriales que posean valor arqueológico, arquitectónico, natural, artístico, bibliográfico, científico, documental, etnográfico, histórico, industrial o técnico, tanto heredados de nuestros antepasados como creados en el presente.

Desde el ámbito educativo resulta imprescindible entender nuestro Patrimonio como recurso didáctico de modo que impulsemos el reconocimiento de nuestra realidad a las Comunidades educativas a fin de garantizar su cuidado y transmisión. Sólo quien conoce su identidad es capaz de reconocer ésta en expresiones materiales o inmateriales que le rodean, y es susceptible de valorar, conservar y defender su condición en el mundo.

En esa labor pretendemos fomentar la participación de todos/as los docentes en la creación de sinergias entre la Consejería de Educación y Universidades (CEU) y el resto de las Consejerías e Instituciones autonómicas, insulares y locales, participando de forma colaborativa en la educación del alumnado y en la vida de los centros educativos para favorecer el conocimiento y valoración de nuestro patrimonio.