22. Conclusion: la vida de un escritor está en sus libros

Convendrán conmigo, queridos jóvenes lectores, en que los periodistas interesados por conocer la vida íntima de Galdós (su familia, sus estudios, sus pensamientos profundos, sus ideas religiosas e ideales políticos, sus amores…) nunca pudieron escribir artículos o entrevistas contando las intimidades del autor. Tampoco sus biógrafos encontraron datos para escribir sobre estos aspectos más allá de la amplia correspondencia que se ha conservado en la Casa-Museo Pérez Galdós y que pueden consultarse en lascartasdeperezgaldós.com.

Sin embargo, sí que Don Benito nos dejó las claves para conocer todos estos aspectos que él nunca quiso desvelar en vida, al decirnos:

«Pero si la vida de un escritor está en sus libros. Si esa vida que existe y se manifiesta en las páginas de un libro es más importante y digna de ser conocida que los innumerables accidentes domésticos que en nada distinguen a un hombre de la vulgar multitud; las novelas de Dickens nos revelan las altas condiciones de su espíritu, la inalterable bondad de su carácter, la rectitud y pureza de sus sentimientos, su vida, en fin, esa individualidad biológica que nos interesa y atañe más que los detalles de la historia exterior de un hombre».

Dicho esto, concluyamos que si la vida de un escritor está en sus libro, no perdamos el tiempo y pongamos manos a la obra. En el apartado Biblioteca tienes material suficiente para iniciarte en la lectura de Galdós con sus Juveniles destellos y algunos cuentos y capítulos de novelas de la ingente obra de uno de los escritores más prolíficos de la lengua española.