21. Memorias de un desmemoriado

Cubiertas de Memorias de un desmemoriado.

Cubiertas de Memorias de un desmemoriado.

Poco se sabe de la infancia y juventud de Benito Pérez Galdós, sobre todo, porque él siempre se mostró contrario a desvelar nada de su vida personal, tanto de su etapa madrileña como cuando vivía en Las Palmas. Su íntimo amigo, el escritor Leopoldo Alas Clarín, dijo en 1887 que «Galdós, tan amigo de contar historias, no quiere contar la suya».

Las Memorias de un desmemoriado se publicaron por primera vez en quince entregas a la revista La Esfera durante los años 1915 y 1916. Los contenidos de las Memorias de Galdós también formar parte de esta peculiar biografía galdosiana ‘canaria’, aunque él las comenzara en el momento de su LLEGADA A LA CORTE (que es el título de la primera entrega) y dijera aquello de que «omito lo referente a mi infancia, que carece de interés o se diferencia poco de otras de chiquillos o de bachilleres aplicaditos». Sin embargo, en ellas hay muchas confesiones que son importantes para conocer m´ás y mejor a este prolífico autor canario. [El ebook en PDF lo puedes puedes leer en la BIBLIOTECA de esta web La Tierra de Galdós]

Otro de los documentos imprescindible para conocer algunos aspectos de su vida es la Entrevista que le hizo Enrique González Fiol, firmaba con el seudónimo de El Bachiller Corchuelo, y publicada en la revista Por esos mundos en julio de 1910. Galdós había cumplido ya los 67 años y estaba en el cénit de su carrera literaria, aunque ya se había llevado algunos contratiempos como el rechazo a su candidatura para el Premio Nobel en la primera campaña llevada a cabo en1906. En el aspecto personal, durante ese año empiezan a manifestársele serios problemas de ceguera, lo que le obliga a dictar sus obras a su secretario Pablo Nogués, por la imposibilidad de escribirlas directamente.

La entrevista fue reproducida en 2003, en un libro titulado La Tierra de Galdós, editado por El Cabildo de Gran Canaria. En ella, Galdós confiesa a su entrevistador algunos de los recuerdos de su infancia, de los cuales hemos hecho referencia en esta particular biografía galdosiana.