19. Travesía por mar hasta Cádiz

Cubiertas del libro Nueve horas en Santa Cruz de Tenerife.

Cubiertas del libro Nueve horas en Santa Cruz de Tenerife.

En aquellos tiempos los barcos que unían Canarias con Cádiz salían de Las Palmas los días 8 y 23 de cada mes, a las 12 de la noche, y de Santa Cruz de Tenerife los días 9 y 24, a las 04:00 de la tarde. Por lo tanto, el día 9 de septiembre de 1862, a las cuatro en punto de la tarde, el capitán D. José Fiol mandó tocar la sirena del vapor Almogávar anunciando la salida del puerto santacrucero, que atracaría en Cádiz cuatro o cinco días más tarde.

Así lo relata el momento José Pérez Vidal, el biógrafo de Galdós que más ha investigado su relación con Canarias en dos publicaciones: Galdós en Canarias (1952) y Canarias en Galdós (1979):

«En esta época del año el mar suele estar tranquilo y la vida a bordo se hace agradable. En Tenerife ha embarcado también Faustino Méndez Cabezola, el inspector del colegio que había intervenido en la cuestión promovida por Benito con su sátira de «El Pollo», y Rafael Martín Neda, un joven poeta tinerfeño, que ya ha publicado algunos poemas en la prensa isleña, también toma el mismo barco. Y Juanito Sall, el compañero de Benito en la escuela y en el colegio, parece que ya venía con su padre, en el Almogávar, desde Las Palmas.

Sobre cubierta los cuatro jóvenes forman una recoleta tertulia:  recuerdan con nostalgia las aulas que acaban de abandonar, comentan las incidencias de los últimos exámenes, se comunican sus planes y propósitos […] Cuando Benito Pérez Galdós sale de Canarias, ha probado ya con diversa fortuna los difíciles caminos de la pintura, la literatura y la música».