14. Entre canarios

Don Fernando León y Castillo.

Después de su partida, Galdós vivió lejos de su tierra, pero no por ello alejado de Canarias. Desde el momento de su llegada fue acogido por Fernando León y Castillo, su compañero del Colegio San Agustín, que se convirtió en su introductor en la Villa y Corte, así como Luis Francisco Benítez de Lugo, el marqués de la Florida, su fiador en la Universidad madrileña.

Tras su llegada a la capital, gran parte de la actividad del recién llegado se desarrollaba en la tertulia canaria del Café Universal, en la Puerta del Sol, a la que asistían la mayoría de los estudiantes canarios que estaban en Madrid.

Posteriormente, desde comienzos de los setenta (1870), se instalan en Madrid, como hemos visto, sus hermanas Concha y Carmen (esta con sus cuatro hijos) y su cuñada Magdalena, formando con Don Benito el «hogar canario en Madrid».

Es conocido, además, que su casa de Madrid se convierte en el lugar en el que todos los canarios que llegaban a la Villa y Corte eran recibidos por don Benito, que los atendía solícito en sus deseos y peticiones.