4. La familia Pérez Galdós

Almuerzo familiar. Ilustración de «talamaletina».

El matrimonio Pérez Galdós se instaló en la casa de la calle Cano junto con la abuela materna y una hermana de la madre, “mamá Concha” y la tía Carmen. Pronto empezaron a llegar hijos, hasta un total de cuatro varones y seis mujeres, en el siguiente orden: Domingo, Sebastián, Soledad, Tomasa, Dolores, Carmen, Concha, Manuela, Ignacio y Benito. También vivía en la casa Teresa Robaina, que ayudaba en las faenas domésticas y el cuidado de los hijos.

Como era tradición en la época, los hermanos varones de Benito emprendieron la aventura cubana y pronto emigraron a esta isla del Caribe en busca de mejor vida, al igual que antes lo habían hecho los hermanos de mamá Dolores. En cuanto a las hermanas, salvo Carmen, las otras cinco nunca se casaron, igual que Benito, que se mantuvo soltero hasta su muerte.

Después de marcharse de Las Palmas, Benito tuvo una intensa relación con Domingo, Ignacio, Carmen y Concha. Sebastián había emigrado a Cuba, donde murió en 1888, y Soledad, Tomasa, Dolores y Manuela se mantuvieron siempre solteras en el hogar familiar de Las Palmas bajo el estricto control de la madre.

Veamos a continuación la relación que tuvo Don Benito con sus hermanos más cercanos.