10. El hogar canario en Madrid

Casa editorial

 La calle Serrano de Madrid hacia el año 1906.

Domingo, el hermano mayor de Benito, murió marzo de 1870 dejando viuda a Magdalena Hurtado de Mendoza «la madrina» en Las Palmas. Esta convence a sus cuñadas Carmen y Concha para irse a vivir a Madrid, y así lo hicieron, instalándose en un piso alquilado en la calle Serrano nº 8. Carmen marchó con sus cuatro hijos. Ya en Madrid se les unió Benito, que, según la familia, llevaba una vida de soltero poco recomendable en las noches madrileñas.

Hacia el moderno barrio de Salamanca se estaba trasladando la nueva burguesía y aristocracia madrileña, huyendo del bullicio del centro de la ciudad, La nueva vida en el «hogar canario de Madrid» junto a sus hermanas y su madrina, trajo los frutos que  la familia esperaba. Benito Pérez Galdós se fue apartando de la calle para concentrarse en su trabajo de escritor, pues los estudios de Derecho ya los había abandonado. Además, con el apoyo económico de la madrina, poco después, Benito se convertiría en la gloria literaria de la familia Pérez Galdós.

Unos años más tarde, en plena bonanza económica familiar por las enormes ventas de sus y Episodios Nacionales y novelas, el hogar canario se trasladó a un piso de Colón, esquina con la actual calle Génova, con vistas sobre la plaza y los espléndidos edificios de Casa de la Moneda y la Biblioteca Nacional, obras arquitectónicas del que habría de ser el arquitecto del futuro Teatro Pérez Galdós de Las Palmas.