12. La casa de Hilarión Eslava

Casa de Hilarión Eslava.

Casa de la calle Hilarión Eslava nº 5 de Madrid, propiedad de José Hurtado de Mendoza.

A partir de 1909, Galdós y su sobrino José vivieron juntos en el hotelito (casa chalet) que este mandó fabricar en la calle de Hilarión Eslava, número 5, del barrio de Argüelles. Era un curioso edificio de ladrillo visto con dos plantas y azotea con almenas, construido en estilo neomudéjar.

Hasta esta esta casa se trasladó el hogar Canario de Madrid, formado por Don Benito, sus dos hermanas, el don Pepino y su ahijada Rafaelita, la hija del torero Machaquito. Concha moriría algunos años más tarde, en 1913 y cuando un año después muere Carmen, su hijo José, que también permaneció soltero como su tío, se haría cargo del cuidado de su tío, que ya empezaba con graves problemas de ceguera, hasta el momento de su muerte.

Cuentan que en los últimos años de su vida, Don Benito, ya ciego recorría en el coche de caballos de su amigo Ángel los lugares de Madrid en los que antes había vivido: la calle del Olivar y de Las Fuentes, donde estaban las primeras casas en las que se hospedó recién llegado a Madrid en 1862; la calle del Olivo, hoy Mesonero Romanos, que tanto le ayudó a triunfar como escritor; la de Serrano, donde se instaló en su casa canaria en Madrid; la moderna plaza de Colón; la calle de Hortaleza, donde se encontraba la administración de la editorial de sus propias obras y la de Alberto Aguilera recordando alguno que otro de sus amores pasados.