4. Entrevista con el Bachiller Corchuelo (1). Mesonero Romanos, su maestro

Cartel en la calle Mesonero Romanos

Cartel en la calle Mesonero Romanos.

Uno de los que más me alentaron para seguir escribiendo fue Mesonero Romanos, ¡Qué gran hombre y qué bueno!… era yo un jovenzuelo… Un día se presentó en mi casa. Él vivía frente a la mía. En la calle que hoy lleva su nombre y entonces se llamaba del Olivo… Mesonero se me entró un día por las puertas de mi casa. ¡Figúrese usted qué alegría para mí!… ¡Un principiante que ve que un maestro, y un maestro de la talla de Mesonero Romanos, va espontáneamente a visitarle, a decirle que tenía deseos de conocerle después de haberse entusiasmado con sus obras! Desde entonces fuimos muy amigos…