1. Introducción

El estudiante Benito Pérez descubierto dibujando durante la hora de estudio en el Colegio San Agustín.

Colegio San Agustín de Las Palmas.

Benito Pérez Galdós es conocido en todo el mundo por sus novelas y obras de teatro. Sin embargo, no todo el mundo sabe que él cultivó otras artes entre las que destaca el Dibujo en todas sus vertientes: ilustración, caricatura, diseño, etc. (lo que le acarreó serios problemas de disciplina en el colegio San Agustín) y la Música, tanto desde el punto de vista del espectador como la crítica musical y la interpretación al piano y al armonio.

Muchos de sus biógrafos coinciden en que si Galdós se hubiera dedicado intensamente a estas artes, en lugar de a la Literatura, hubiera llegado a ser también una figura universal, ya que él nació destinado a ser un genio en el campo artístico. Veamos que él mismo confesó en 1901a José María Carretero, el Caballero Audaz, su vocación por la música y por la pintura:

  El arte gráfico me resulta un complemento imprescindible para escribir, porque antes de crear literariamente los personajes de mis obras, los dibujo con el lápiz, para tenerlos después delante mientras hablo de ellos. Es muy curioso, tengo dibujados todos los personajes que he creado. […] En pintura he hecho cosas muy bonitas…

…Yo he sido gran pianista. Todavía me atrevo a interpretar todo el repertorio de Beethoven.

En la ilustración vemos al estudiante Benito Pérez sorprendido dibujando durante la hora de estudios en el Colegio San Agustín, lo que le acarrearía y grave apercibimiento.