Proyección de la educación y cultura españolas en el exterior

 A través de la actuación conjunta del Ministerio de Educación, el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Instituto Cervantes, el Estado español desarrolla una serie de actividades en los niveles educativos preuniversitarios con el objetivo de facilitar a los españoles el acceso a la educación en el extranjero y potenciar la proyección de la educación y la cultura españolas en el exterior.

Carmen M. Suárez Cabrera
Maestra Ed. Primaria
CEIP Visvique

***

1. La acción educativa de España en el exterior

 

La actividad educativa que desarrolla el Estado español fuera de nuestras fronteras se clasifica en tres ámbitos: la acción educativa en el exterior, actividades que desarrolla el Ministerio de Educación en el exterior en centros educativos de diversa tipología, los programas de difusión del español, cuyo fin principal es la enseñanza de la lengua y cultura españolas en el marco de sistemas educativos extranjeros, y, por último, la cooperación educativa con organismos internacionales multilaterales como el Consejo de Europa, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) o la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) entre otros.

 

2. Orígenes y actualidad

 

Los orígenes de la acción educativa de España en el exterior podrían remontarse al inicio del siglo XX. La primera institución que se crea para llevar a docentes a formarse al exterior sería la Junta para la Ampliación de Estudios (JAE) en el año 1907, vinculada a la Institución Libre de Enseñanza, cauce para la introducción en España de las avanzadas teorías pedagógicas y científicas desarrolladas fuera de nuestro país. Durante la II República, la política cultural y educativa de España comienza a adquirir coherencia. Textos como la Constitución de 1931 hacían referencia ya a centros de estudio y enseñanza en el extranjero. No obstante, la verdadera expansión de la acción educativa española en el exterior tiene lugar durante el Franquismo, pues es en los años sesenta cuando un elevado porcentaje de la población activa española emigra a distintos países de Europa occidental en busca de trabajo. Así, dar respuesta a las necesidades educativas de aquellos trabajadores y de sus familias se convertiría en uno de los objetivos fundamentales que orientarían las primeras acciones educativas fuera de nuestras fronteras. Aparecen entonces las Agrupaciones de Lengua y Cultura Españolas, primeras instituciones de carácter formal que surgen con el objetivo de mantener los vínculos culturales y lingüísticos de los hijos de residentes españoles en el exterior. A partir de los años ochenta, con la adhesión de España a la Unión Europea en 1986, la acción educativa española tenderá a integrarse en el sistema educativo del país de acogida de los emigrantes. Se hace necesaria entonces una normativa específica que se materializa mediante el Real Decreto 564/1987, de 15 de abril, actualmente derogado y por el que sientan por vez primera las bases de la acción educativa en el exterior. En definitiva, hasta los años noventa no se consolida en España una acción educativa exterior similar a la de otros países como Francia, Alemania o Inglaterra.

 

Actualmente, la acción educativa española en el exterior se desarrolla en más de cuarenta países en los niveles correspondientes a las enseñanzas regladas no universitarias. Buena parte de esta acción educativa tiene lugar en países de la Unión Europea, donde los Estados Miembros poseen plenas competencias en materia educativa. En este sentido, la intervención de la Unión Europea en educación tiene lugar sólo cuando así lo requieran los Estados y se limita a orientar y promover programas para potenciar la relación de los sistemas educativos entre sí, el intercambio entre profesores y alumnos y el mejor conocimiento de Europa.

 

3. Programas, estructura organizativa y personal docente

 

La acción educativa española en el exterior se desarrolla fundamentalmente en centros docentes de titularidad del Estado español, centros docentes de titularidad mixta, con participación del Estado español, secciones españolas o secciones bilingües en centros de titularidad de otros Estados o de organismos internacionales, instituciones con las que pueden establecerse convenios de colaboración, o a través de programas de apoyo a las enseñanzas de español y programas específicos para hijos de residentes españoles en aulas insertas en Agrupaciones de Lengua y Cultura Españolas.

 

El Ministerio de Educación cuenta con un importante número de Consejerías de Educación en aquellos lugares donde las necesidades de la acción educativa española así lo requieren. Al frente de cada Consejería de Educación hay un Consejero de Educación cuyo nombramiento corresponde al Ministerio de Educación, oído el Ministerio de Asuntos Exteriores. También existen Agregadurías dependientes de las Consejerías de Educación, Direcciones de Programa, Asesorías Técnicas y Centros de Recursos Didácticos que ofrecen recursos, actividades y formación para el profesorado. Los docentes de Español como Lengua Extranjera (ELE) cuentan además con un portal del Ministerio de Educación denominado redELE destinado a ofrecer información sobre esta temática y contribuir a la formación del profesorado.

 

El personal docente destinado al servicio de las acciones educativas de España en el exterior lo constituyen funcionarios de cuerpos y escalas docentes españoles o contratados en régimen laboral. Estos profesionales, seleccionados mediante concurso público de méritos convocado por el Ministerio de Educación, deben reunir unos requisitos mínimos, entre otros, estar en situación de servicio activo, no haber ocupado el puesto solicitado durante los tres años anteriores a la convocatoria, poseer una antigüedad de al menos tres años en el cuerpo al que se pertenezca y acreditar el conocimiento suficiente del idioma necesario para el desempeño del puesto.

 

4. Regulación de la acción educativa española en el exterior

 

Desde el punto de vista normativo, la acción educativa española en el exterior queda regulada en la actualidad a través del Real Decreto 1027/1993, de 25 de junio (BOE de 6 de agosto) a partir del cual el Ministerio de Educación desarrolla programas para atender a las necesidades de la población española en el extranjero, dar respuesta a las demandas de Español como Lengua Extranjera de la población no española y contribuir a la promoción y difusión de la lengua y cultura españolas por todo el mundo. Por otra parte, la Ley 7/1991, de 21 de marzo (BOE de 22 de marzo), por la que se crea el Instituto Cervantes, introdujo un organismo especializado cuyo objetivo primordial sería la difusión del español. La actuación del Instituto Cervantes, en el marco de la acción exterior del Estado, vendría a asumir ámbitos de actuación hasta el momento atendidos por distintas instancias de la Administración educativa. Son fines del Instituto Cervantes, según la ley anteriormente mencionada, promover universalmente la enseñanza, el estudio y el uso del español y difundir la cultura en el exterior en coordinación con los demás órganos competentes de la Administración del Estado.

 

Las últimas estadísticas sobre la actividad educativa en el exterior publicadas por el Ministerio de Educación reflejan que, si bien es cierto que se ha producido una disminución del número de alumnos y profesores en programas como el de Agrupaciones de Lengua y Cultura Españolas, debido a la disminución de la población emigrante española en los países donde se desarrollan, la cifra global del resto de programas manifiesta un aumento progresivo del alumnado y profesorado en los últimos años, especialmente en las Escuelas Europeas y Secciones Españolas en centros extranjeros. Así pues, la demanda del conocimiento de la lengua y cultura españolas fuera de nuestro país sigue siendo creciente.

 

Bibliografía

 

Boe (1993): Real Decreto 1027/1993, de 25 de junio (BOE de 6 de agosto), por el que se regula la acción educativa en el exterior.

Boe (2002): Real Decreto 1138/2002, de 31 de octubre (BOE de 1 de noviembre), por el que se regula la Administración del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el exterior.

García, José Luis; Egido, Inmaculada; García, Mª José; Gavari, Elisa y Valle, Javier (2007): Acciones educativas de España en el exterior-Textos de Educación Permanente. UNED. Madrid.

Ministerio de Educación y Ciencia, Área Internacional:  http://www.educacion.es/educacion/actividad-internacional.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *