Voluntariado del Huerto del CEO Argana

Hemos descubierto una forma eficaz de gestionar el huerto del CEO Argana, mediante un grupo de voluntariado. Además hemos  constatado que el trabajo colaborativo genera nuevas posibilidades para el centro: integración entre las diferentes etapas, generación de diferentes situaciones de aprendizaje para el alumnado y también puede suponer una manera de tratar aspectos como la convivencia, la educación ambiental y la solidaridad.

Fernando Báez Vega. Profesor de secundaria-Ámbito Científico-Tecnológico.
CEO Argana
Florencia Forni Payssé. Profesora de Secundaria-Biología y Geología.

***

1. justificación y antecedentes

 “No esperéis nada del siglo XXI. Es el siglo XXI el que espera todo de vosotros.”

Gabriel García Márquez

La presente experiencia que hemos denominado “El voluntariado como forma de gestionar el huerto escolar del CEO Argana”, surge como fruto de la utilización del huerto por parte de algunos docentes y del alumnado durante los recreos del curso 2012-2013. Lo que empezó siendo un lugar de encuentro de unos pocos estudiantes, para plantar y regar una parte del huerto escolar, poco a poco se ha convertido en una experiencia en la que los estudiantes de secundaria acuden todos los recreos al huerto y cada vez en mayor número.

La gran afluencia de alumnado de manera sostenida (durante el recreo), ha desembocado en una experiencia de voluntariado en torno al huerto.

Esta experiencia se enmarca en un Centro de Enseñanza Obligatoria  que integra, bajo el mismo techo, alumnado de infantil, primaria, secundaria y aula enclave.

El CEO Argana , ubicado en el barrio del mismo nombre, está en el límite de los municipios de Arrecife y San Bartolomé. En la última década la población ha pasado de 2 400 habitantes (año 1996), a 8 201habitantes (año 2010). Este crecimiento tan acelerado de la población se ha nutrido fundamentalmente de población joven  (50%  de la población es menor de 30 años), y con un alto componente de población inmigrante o procedente de otras zonas de la isla. La rapidez y dimensión del crecimiento ha impactado en el sistema social y de convivencia, con consecuencias en los servicios públicos básicos. Los alumnos extranjeros suponen el 15% de la población escolar de la Isla (10 puntos por encima de la media regional), y los recursos existentes no se han adecuado a la diversidad social y cultural del alumnado.

Puig Rovira et al. (2007) definen el aprendizaje servicio como un tipo de propuesta educativa que integra el proceso educativo con el compromiso social, combinando procesos de aprendizaje y de servicio a la comunidad en un solo proyecto bien articulado, en el que los y las participantes se forman al trabajar sobre necesidades reales del entorno con el objetivo de mejorarlo.

2. Objetivo General

El objetivo general de esta iniciativa es el de fomentar el voluntariado, la integración y la colaboración, entre el alumnado del CEO durante los recreos, aprovechando las tareas propias de un huerto escolar.

3. Objetivos Específicos

– Proporcionar espacios y situaciones de aprendizaje distendidos entre el alumnado y el profesorado, que contribuyan a la mejora del clima escolar.

– Contribuir a la adquisición de la competencia de interacción con el mundo físico, la social y ciudadana y la competencia de autonomía e iniciativa personal.

– Promover la autogestión por parte del alumnado, para mejorar la vida del huerto escolar, y contribuir al aumento de su autoestima personal.

4. Metodología

El voluntariado del huerto está integrado por un total de 36 alumnas y alumnos de secundaria, organizados en 7 grupos de trabajo. Cada grupo rota entre todas las tareas, de manera que cada dos semanas el grupo asume nuevas tareas. Cada voluntaria o voluntaria del huerto dispone de un carnet personal que le distingue. Esto es de utilidad para el propio voluntariado ya que da realza su labor, y ayuda al profesor de guardia en su labor de vigilancia durante el recreo. Además, cada grupo dispone de un diario, donde se registran cada día las tareas realizadas, así como las incidencias destacables.

La organización del voluntariado se realiza mediante la conformación de los siguientes grupos de trabajo:

Grupo de Visitas de primaria. Se encarga de gestionar las visitas de los grupos de primaria, durante la media hora del recreo. El grupo de primaria se divide en dos, de manera que, una parte visita el huerto y la otra visita la zona de lombricompostaje o se dedica a plantar una semilla en el semillero.

Grupo Limpieza. Se dedica a mantener el huerto limpio y ordenado y concienciar al alumnado del centro de la importancia de mantener el huerto limpio, para lo que preparan pequeñas charlas que favorezcan la concienciación. Dado que las aulas de secundaria están ubicadas en la segunda planta del edificio, es común encontrar papeles y otros residuos que se tiran por las ventanas. Por tanto, es una tarea importante, aunque supone uno de los grupos menos atractivos para el alumnado.

Grupo de Plantación. Este grupo planta en el huerto, prepara la mezcla de tierra, turba, humus de lombriz y perlita de los semilleros, anota en el cuaderno la fecha de siembra y el nombre de lo sembrado. También se coordina, con el grupo de visita, para que los niños y niñas siembren una semilla en el semillero o en un vaso de yogur del comedor escolar.

Grupo de Riego. El huerto dispone de riego por goteo en algunos canteros. El resto del huerto plantado hay que regarlo de forma manual, por lo que este grupo se encarga de esta tarea, utilizando regaderas. Además aportan abonado líquido en forma de lixiviado de humus de lombriz. Ayudan a extender el riego por goteo las diferentes zonas del huerto, con la ayuda del encargado del mantenimiento del CEO.

Grupo de Compostaje con lombrices. Este grupo se ocupa del mantenimiento de las lombricomposteras de las que dispone el centro: se encargan de humedecer (regar) y alimentar regularmente a las lombrices de tierra. Los miércoles es el día de la fruta en primaria, y los integrantes de este grupo pasan por las aulas para recoger los restos orgánicos con los que posteriormente alimentan las lombricomposteras.

Grupo de Medición del agua condensada en los techos del CEO. El centro tiene forma de “U” y el huerto escolar está ubicado en su interior, de manera que toda el agua que se condensa durante la noche, cuando la humedad es suficiente, es evacuada por los diez bajantes de la zona del huerto. Se han colocado garrafas en cada bajante para poder medir la cantidad de agua condensada y poder realizar correlaciones con la humedad de cada día. El dato de la humedad se toma de la estación meteorológica del aeropuerto de Lanzarote, que está disponible por Internet. Estos datos son registrados diariamente en el cuaderno del grupo. El agua recogida se utiliza para regar el huerto o las lombricomposteras.

Grupo de Control. Como ya se ha explicado, la zona del huerto da directamente a las aulas de primaria, y la afluencia de alumnado sobre esta zona ha ido en aumento desde que comenzó la experiencia del huerto. Durante el recreo de secundaria, se imparte clases en primaria, por lo que es imprescindible que la actividad del huerto no interfiera negativamente en el desarrollo de estas clases. El grupo de control se encarga de supervisar que el alumnado que se encuentra en el huerto pertenece al voluntariado y que el comportamiento es adecuado y respetuoso.

5. A modo de conclusión

Es importante destacar la fuerza dinamizadora que está generando esta experiencia en nuestro centro. Se ha creado un espacio donde el alumnado puede desarrollar una actividad motivadora, práctica y de servicio a la comunidad educativa. Ha supuesto una forma de interacción e integración efectiva entre primaria y secundaria, propiciada por el propio alumnado que se encarga de guiar las visitas, recolectar los restos orgánicos generados durante el día de la fruta, sirviendo de ejemplo a los más pequeños y propiciando en ellos una cultura participativa y activa. Además nos ha animado a plantear esta forma de trabajo, que podríamos denominar “aprendizaje servicio”, en otros aspectos de la vida del centro, como la convivencia en el CEO, la integración entre las diferentes etapas educativas, la educación ambiental, las TICs y la solidaridad.

Esta experiencia se ha ido nutriendo fundamentalmente de las aportaciones del alumnado y del profesorado. Frecuentemente, se plantean nuevas ideas que aun se están estudiando como llevarlas a la práctica. Entre las ideas están:

  • creación de un espacio en el aula virtual del centro para el voluntariado del huerto,
  • creación de un grupo que se encargue de etiquetar las plantas de los jardines,
  • dotar al huerto con una pequeña estación meteorológica,
  • crear un grupo de documentación de las actividades realizadas por el voluntariado,
  • crear una agenda para que algunos grupos de secundaria impartan clases en el huerto,
  • utilizar el huerto como zona que propicie la mejora de la convivencia.

En definitiva, se busca que el huerto y todo lo relacionado con este, se pueda utilizar como recursos didácticas en el CEO, propiciando una educación en la que el alumno sea el protagonista. Estas ideas esperamos plasmarlas en un proyecto que ayude a la continuidad del huerto escolar durante el recreo.

Bibliografía

Josep Maria Puig Rovira – Roser Batlle Suñer – Carme Bosch Vila – Josep Palos Rodriguez (2007): Aprendizaje servicio. Educar para la ciudadanía, Editorial Octaedro, Barcelona. Pag. 238

 

SUMARIO:

..Propiciando una educación en la que el alumno sea el protagonista.

 

 

Aprendizaje servicio … un tipo de propuesta educativa que integra el proceso educativo con el compromiso social, combinando procesos de aprendizaje y de servicio a la comunidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *