servicios en la red

Publicaciones etiquetadas ‘Moralidad’

Platón. Fundación Juan March.

Audio y podcast Platón. Fundación Juan March.

En los meses de enero y febrero de 2003 la Fundación Juan March llevó a cabo un ciclo de conferencias bajo el título “Los grandes creadores de la literatura griega clásica”. Todas las conferencias fueron impartidas por el maestro D. Francisco Rodríguez Adrados. Este audio refiere a una de estas conferencias, la dedicada a la figura de Platón y su obra “La República”.

Sócrates. Fundación Juan March.

Audio y podcast Sócrates. Fundación Juan March.

En hora y media es posible aprender sobre la vida de Sócrates, y el contexto histórico, político, cultural de la Grecia donde vivió. La erudición y la sabiduría del profesor Adrados va desplegándose en esta sesión y llega un momento (39´40´´) donde empieza a sentirse la importancia y trancendencia de la figura de Sócrates. Adrados cuenta cómo Socrates intenta crear un ideal de moralidad que valga de una vez para siempre, que se defina razonalmente. La política y la moral no difieren, son lo mismo. El poder no le interesa, le interesa la política y la política como expresión de la moralidad, como favorecedora de la moral. Socrates ,busca, busca, busca, pero no define exactamente, pone a prueba a todo el mundo y a la gente le molesta ser declarada ignorante.Frente a la conducta humana que consiste en el cultivo del poder, el dinero, el sexo, la expansión del individuo, él propone una conducta humana basada en una moralidad para cuidar el alma. Cuidar el alma es lo importante. Para que ganar el mundo si perdemos nuestro alma. Conócete a ti mismo, conoce tu alma, tus errores, tus limites, disciplínalos para construir un hombre nuevo y algo que sea una conducta para siempre, sin concesiones, ninguna. Y esto llevado al extremo se expresa en la máxima: es mejor sufrir la injusticia que hacerla (Gorgias). Adrados prosigue el análisis y la narración sobre Sócrates, destacando que todo lo que Sócrates hace, es dicho, no escrito. El que escribe pontifica (Heráclito, sus máximas como dardos, como profeta bíblico, o los poetas trágicos como Esquilo). Sócrates no escribe, pregunta. Sócrates no sabe. De aquí sale el diálogo socrático, la antiliteratura. Frente a algo cerrado, organizado internamente, buscando decir algo decisivo, enseñar, expresar lo importante, Sócrates no busca enseñar, no es sofos, es un aprendiz de sabio. No es sofos, es filo-sofos. Socrates habla y varia y se equivoca y acierta…..