eco escuela 2.0 | Acceder

ENTREVISTA A LA COORDINADORA DEL PROYECTO DE INNOVACIÓN Y FORMACIÓN EN CENTROS (PIFC) DEL CENTRO DE PEDAGOGÍATERAPÉUTICA “SALVADOR RUEDA” DEL CEP DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA I


  NOMBRE DE LA COORDINADORA DEL PROYECTO: Mª LUISA SÁNCHEZ MARTÍN.   ¿Cuándo y por qué surge la necesidad del proyecto? El proyecto surge hace seis años, en parte como necesidad de conjugar el trabajo y aunar los esfuerzos de los diferentes profesiones educativos que intervienen en el centro: profesorado, auxiliares educativos, orientadora y personal […]

Autor: «» Publicado el Abr 25, 1999 en Opinión (Revista 2) | 0 comentarios

 

NOMBRE DE LA COORDINADORA DEL PROYECTO: Mª LUISA SÁNCHEZ MARTÍN.

 

¿Cuándo y por qué surge la necesidad del proyecto?

El proyecto surge hace seis años, en parte como necesidad de conjugar el trabajo y aunar los esfuerzos de los diferentes profesiones educativos que intervienen en el centro: profesorado, auxiliares educativos, orientadora y personal adjunto de taller.

 

¿Qué actividades se realizan en el proyecto y cómo repercuten en sus participantes y en el trabajo de aula con el alumnado?

 

La totalidad del alumnado se dividió en dos niveles a su vez subdivididos según edades. En el primer nivel  se agruparon alumnos de hasta 14 años afectados de las más graves patologías, los más leves eran niños integrados. En el segundo nivel recogía alumnado mayor de 14 a 20 años, en los que se daban diferentes niveles intelectivos (dentro siempre del campo de la deficiencia mental) ya que antes la integración no se llevaba a cabo de una forma tan masiva. Para el primer nivel y por el menor conocimiento de los grandes Síndromes mencionados, nuestros primeros esfuerzos se dedicaron a formarnos en los temas de autismo, T.G.D. (diagnóstico diferencial e intervención), estrategias de estructuración ambiental y temporal, modificación de conductas, sistemas de comunicación total y plurideficiencias (deficiencias motóricas). Posteriormente y con el fin de estabilizar las estrategias de intervención se inicia ésta en el ámbito familiar para entrenar a las familias “in situ” como una propuesta de trabajo realizado con el alumnado. En el segundo nivel se optó por la alternativa que a nuestro entender dinamizaría y agilizaría los programas en formatos de trabajos por áreas plasmadas en aulas taller, en un principio se diseñaron cinco y en la actualidad están en marcha tres talleres. De las diferentes actividades del Proyecto, destacamos el área de socialización, por la respuesta integradora y de independencia que ha aportado a nuestro alumnado. Desde el inicio del Proyecto se programaron salidas semanales, que nos han llevado por los más variados  temas girando en torno a los Centros de interés y teniendo en cuenta los festejos populares, participando en concursos de empresas, ayuntamientos (Taller de dibujo y pintura del museo Néstor) en los que nuestro alumnado ha conseguido premios y menciones. Hemos visitado teatros, museos, fábricas, etc., actividades todas que han ido desarrollando un excelente nivel de comportamiento social. Otros cursos de formación que se han realizado, para mejora de nuestra calidad educativa en ambos niveles han sido: intervención en el medio acuático, terapia ocupacional, sexualidad infantil, relación entre la familia y la escuela y nuevas tecnologías aplicadas a la educación especial. A lo largo de estos seis cursos hemos ido revisando el proyecto según las necesidades de formación del profesorado de acuerdo con nuestro contexto educativo.

En este primer cuatrimestre hemos realizado fundamentalmente dos tipos de actividades: Formación en temas concretos con especialistas en habilidades sociales y musicoterapia. Formación en los síndromes y patologías más comunes entre nuestro alumnado.

Estas actividades se han realizado siguiendo un modelo de autoformación, en que los diferentes miembros de los grupos del profesorado participantes en el proyecto, preparan temas y materiales para el resto.

 

¿Repercute el proyecto en el resto de la Comunidad Educativa?

Sí, el Proyecto ha propiciado aumentar las relaciones entre todos los componentes de la comunidad educativa. Entre el profesorado y personal del centro de una forma más directa a través de las actividades de formación en la que hemos participado, en lo que nos han ayudado diversos especialistas, como Juan Martos, Juan Vázquez, Hermanos Cortázar, Carmelo Afonso, Margarita de la Iglesia y Manuel Segura). Así mismo se han aumentado nuestras relaciones con las familias. Desde el primer nivel, se han desarrollado nuevas metodologías y materiales de trabajo para las familias. Por poner un ejemplo, este curso la formación en habilidades sociales nos ha llevado, no sólo a transferir modelos relacionales de trabajo con el alumnado (dentro de lo posible), sino que además ha sido útil para mejorar nuestra propia relación dentro del grupo e incluso para lograr un mejor ajuste personal. Con el alumnado, el conocimiento de nuevas técnicas, metodológicas y actividades en diversos campos de intervención, nos posibilitan una mejor más variada y motivadora gama de intervenciones con  nuestro alumnado. Tratamos de buscar dos niveles de complejidad en el desarrollo de las actividades, para adaptarlas a los dos niveles de desarrollo básicos que encontramos en el alumnado.

Con los padres y madres mencionamos anteriormente la necesaria colaboración en el ambiente familiar del alumnado, lo que nos ha llevado a una mejora considerable de algunas conductas disruptivas, así como un avance en el tratamiento de los diferentes niveles de comprensión y expresión.

 

¿Qué ventajas y desventajas ha supuesto la puesta en práctica del proyecto y cuáles son las principales dificultades encontradas en su aplicación?

La principal ventaja ha sido la integración en el proyecto de todo el personal del centro, así como la profundización en nuevos campos de trabajo. El proyecto nos ha facilitado el ampliar y compartir nuestros conocimientos sobre las distintas patologías de nuestro alumnado y potenciar el trabajo en grupo cooperativo.

Otra ventaja es el reconocimiento a niveles oficiales de la participación y formación del personal laboral en los proyectos de formación de los centros específicos, así como el apoyo y reconocimiento de la participación en los cursos de formación organizados por el Centro a través de los CEP.

Es difícil poder hablar de desventajas, yo indicaría más bien dificultades. El trabajo con las familias de alumnado con necesidades educativas especiales suele ser bastante difícil. Ello es debido a la escasez de tiempo y a los escasos conocimientos de las familias, que no favorecen una mayor implicación de las mismas en la vida del centro.

Deja tu comentario