eco escuela 2.0 | Acceder

LOS TALLERES CONSTRUCTIVISTAS Y LA FAMILIA


Desde hace varios años realizo talleres en el aula de Educación Infantil en colaboración con las madres/ padres. También trabajo en el aula desde una línea constructivista, es por lo que realizo también los talleres desde esta línea. Los llevo a cabo sistemática­mente una vez a la semana, en las dos horas después del recreo, […]

Autor: «Lidia Cruz Rodríguez, CEIP José Pérez Pérez» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el Abr 15, 2005 en Centro y familia (Revista 8) | 0 comentarios

Desde hace varios años realizo talleres en el aula de Educación Infantil en colaboración con las madres/ padres. También trabajo en el aula desde una línea constructivista, es por lo que realizo también los talleres desde esta línea. Los llevo a cabo sistemática­mente una vez a la semana, en las dos horas después del recreo, dividiendo la clase en cuatro grupos y haciendo cuatro trabajos diferentes de los cuales tres son llevados por madres/padres co­laboradores y uno por mi. Los niños y niñas de los diferentes gru­pos van rotando hasta la realización de las distintas actividades.

Lo que me planteo es que: en los talleres se realicen activida­des sistematizadas, dirigidas, con una progresión de dificultades ascendente, y sobre todo que tengan sentido para conseguir que el alumnado adquiera diversos recursos y conozca diferentes téc­nicas que luego utilizará de forma personal y creativa en otras situaciones como puede ser en su casa, en los rincones, etc. Al finalizar el curso se llevarán un libro escrito por ellos y ellas con diferentes actividades realizadas durante el mismo.

Los objetivos a conseguir son:

  • aprender una técnica determinada
  • adquirir hábitos de respeto, limpieza y orden
  • facilitar la relación con sus iguales y otros adultos
  • construir su propio aprendizaje Los talleres que he realizado son: Taller de papel, taller de modelado, taller de cocina, taller de

tejidos, taller de pintura, taller de reciclado y taller de inventos.

Realización de un taller de cocina: “Zumo de limón”

Llevo al aula los elementos que necesito para dicha actividad. Se los presento de uno en uno, y les pregunto: ¿qué es lo que ten­go en la mano? De dicha pregunta obtengo varias respuestas, y les vuelvo a preguntar qué cómo lo saben y en qué se han fijado para saberlo. A lo que obtengo nuevas respuestas con un significado muy amplio –porque sí, porque yo lo sé, porque lo he visto en mi casa…– Les vuelvo a preguntar qué hay en el paquete que me digna lo que es. Al final alguno de ellos llega a la conclusión de que es allí –señalando con el dedo para las letras– donde dice azúcar (aunque no diga exactamente esa palabra), ya que para ellos lo que está escrito es el nombre del producto.

Después con el limón les pregunto ¿qué tengo en las manos? ¿qué es? y, ¿para poder hacer zumo que hay que hacer? A lo que me contestan que es un limón y que hay que partirlo. Les vuelvo a preguntar cómo lo hago, y alguien dice: por la mitad. ¿Por la mitad? Sí, como lo hace mi madre.

Siguiendo esta línea constructivista hacen que lleguen ellos solos a las conclusiones de que las letras nos dicen cosas y son capaces de emplear conceptos matemáticos.

Explico cómo se hace el zumo de limón. Escribo en la pizarra el material que necesitamos para hacerlo y luego lo leo.

En otro momento del día hacemos dicho taller con las ma­dres.

Al día siguiente ellos en un folio dibujan a su manera el ma­terial que han utilizado para hacer el zumo de limón y escribirán debajo de cada dibujo, como ellos sepan, el nombre a cada ma­terial utilizado. De uno en uno les preguntaré qué han hecho y transcribiré debajo de sus letras lo que ellos “han escrito”.

Para finalizar les presento en asamblea el trabajo realizado por cada uno.

Deja tu comentario