eco escuela 2.0 | Acceder

EL LATIN Y LA CULTURA CLASICA EN LOS EE.UU.


Durante el curso escolar 2005 – 2006 participé en la convocatoria anual del Ministerio de Educación y Ciencia que permite a titulados españoles realizar su actividad docente en centros educativos de Estados Unidos en calidad de profesores visitantes. Tras superar distintas pruebas de aptitud, tanto por parte del gobierno español como del norteamericano, fui contratada  […]

Autor: «Catalina Ordóñez Sancho-Miñano, IES José Arencibia Gil» Publicado el Abr 14, 2007 en Experiencias (Revista 10) | 0 comentarios

Durante el curso escolar 2005 – 2006 participé en la convocatoria anual del Ministerio de Educación y Ciencia que permite a titulados españoles realizar su actividad docente en centros educativos de Estados Unidos en calidad de profesores visitantes.

Tras superar distintas pruebas de aptitud, tanto por parte del gobierno español como del norteamericano, fui contratada  como profesora de latín en el Mountain View High School , un instituto de Bachillerato de nueva creación con más de 1000 alumnos, que se encuentra ubicado en el condado de Stafford, en el estado de Virginia.

La mayor parte de los profesores visitantes españoles se dedican a la enseñanza de la lengua española. En  EE.UU. el español es el idioma extranjero más hablado y solicitado por los alumnos en los centros de enseñanza, y los docentes españoles comparten con los de otros países latinoamericanos la  enseñanza de esta lengua. Pero la impartición de esta materia no es exclusiva de los profesores visitantes. Existe también  demanda  de profesores de otras disciplinas como  Educación Física,  Historia, Biología y Latín, entre otras.

Muchos High Schools de los estados del sur, Virginia, las dos Carolinas y Georgia tienen en sus planes de estudio la oferta de la asignatura de Latín que comparte con otros idiomas como el  español, francés y alemán: esta es la oferta de lenguas extranjeras o, como se empieza a denominarlas ahora,  lenguas del mundo. En breve, los alumnos podrán elegir chino o árabe, lenguas habladas por una gran parte de la población mundial y cuyo conocimiento es muy necesario tanto en el ámbito cultural como en el  político y económico.

Mi conocimiento de los EE.UU. es el que se puede tener por lo que nos llega a través de los medios de comunicación. Hace algunos años pude leer un artículo, en el diario de tirada nacional  “El País”, que decía que los profesores de Latín estaban muy solicitados en los EE.UU. Decía este escrito que las técnicas de aprendizaje que se utilizan en la traducción de textos en  latín favorecen el razonamiento lógico además de ayudar a  ordenar el pensamiento en un proceso de causa y efecto. Este artículo fue leído a los alumnos en clase como un exponente más de la importancia del Latín y su influencia más allá del área mediterránea y del ámbito europeo. Nunca pensé que algún día yo enseñaría Latín en aquella nación.

Hablar de El Sistema Educativo Norteamericano como algo  homogéneo y que responde por igual a todo el territorio de este país no es posible. Cada estado y cada condado tiene sus propias normas y leyes educativas y se organiza con gran autonomía. Por otro lado, la idea de enseñanza pública es diferente a la que tenemos en España: por ejemplo, la financiación de gran parte de las actividades del centro puede  proceder de entidades privadas que “adoptan” las actividades de una clase con beneficio mutuo, o del trabajo de los alumnos y padres, como venta de todo tipo de artículos, productos o actividades remuneradas como por ejemplo el lavado de coches a profesores. La iniciativa privada se funde con la estatal y todo  revierte en el centro.

En el Condado de Stafford (Virginia) se sigue el sistema de bloques. Las clases tienen una duración de 90 minutos y son cuatrimestrales. Hay cuatro asignaturas por bloque. En enero ya se ha superado todo el curso y se matriculan de otras cuatro. De ahí que en lugar de 8 materias a lo largo del curso escolar sean 4 desde septiembre hasta enero y 4 de enero a junio.

Los alumnos empiezan sus clases a las 7:40 de la mañana y salen a las 14:15. Los profesores entran en el centro escolar sobre las 7 de la mañana y salen a las 14:50. Hay un descanso de 45 minutos para almorzar a las 10:40. El edificio se encuentra abierto para uso del profesor prácticamente en todo momento, incluido los fines de semana si hiciera falta. La enseñanza es obligatoria hasta los 18 años.

Me centraré en la asignatura de Latín. Los alumnos eligen entre las optativas obligatorias un idioma extranjero que han de cursar al menos en tres niveles, Latín I, II, III. Hay cinco niveles pero solo son obligatorios tres de ellos  o, en su defecto, dos niveles de dos lenguas distintas. Por ejemplo, un alumno de primer curso elige  cuatro asignaturas: le esta permitido cursar Latín I el primer cuatrimestre y Latín II el segundo, con ello tiene cubierto los créditos por lenguas extranjeras casi el primer año. Otra curiosidad: los alumnos de Middle School pueden cursar Latín I pero las clases son de 45 minutos durante todo el curso. Un alumno de High School podrá cursar nivel I de latín  ya sea Freshmen, Junior, Sophosmore o Señor; es una cuestión de créditos…

La “Lengua del mundo” más solicitada es el español. La zona donde está emplazado el MVHS se encuentra a 40 millas de Washington D.C. a 10 de la zona de Quantico. En los últimos años en Washington D.C. y norte de Virginia  existe una gran concentración de instituciones gubernamentales, ampliación de bases  militares e  instalaciones de centros de investigación y seguridad nacionales que han originado un desarrollo urbanístico paralelo y que ha potenciado la llegada de muchos trabajadores de procedencia latino americana en el sector de la construcción y servicios. Los alumnos de español tienen un doble perfil: relación directa con hispanohablantes o interés por la lengua.

Los alumnos que eligieron la asignatura de Latín en el Mountain View High School escogieron esta materia principalmente por dos motivos: curiosidad por el mundo antiguo y cultura. El Latín representa la “cultura” por excelencia. Representa la tradición, la base sobre la que se constituyeron los principios de las leyes y el derecho de Europa, sobre la que los conquistadores y colonizadores se basaron para formar el nuevo estado.
De Middle School, 16 alumnos eligieron latín nivel I ,(frente a 4 de francés y alemán). En nivel I de High School,  17 alumnos; 22 de nivel III y 1 de nivel IV. Todos los años se convocan  exámenes  nacionales por nivel, actividad que, junto con la pertenencia a los clubes temáticos o cualquier participación extra del centro, supone una acreditación favorable para el  alumno y un mérito que se valorará en su futuro acceso a la  universidad al terminar el periodo escolar.

El Estado de Virginia es el más “norteño” de los Estados del Sur. En estas tierras nacieron George Washington, primer presidente de los Estados Unidos y Thomas Jefferson, el tercero. Estas dos figuras son fundamentales para entender la Norteamérica independiente y moderna. Ambos  ejercieron tal influencia en la historia de Norteamérica que su vida y pensamientos son motivo de culto, admiración y ejemplo para el ciudadano de los EE.UU.

El estado de Virginia recibe su nombre por “la reina virgen” Isabel I de Inglaterra, a petición del Sir Walter Raleigh en 1584.

Mi primer encuentro con la cultura clásica y al mismo tiempo la carta de presentación de EE.UU. fue la bandera de Virginia. Sobre un fondo azul profundo emerge un círculo blanco. En el centro del mismo se realza una figura femenina, bajo la leyenda “Virginia” vestida con un manto celeste  que le cubre el cuerpo dejando un hombro y un pecho al descubierto; protege su cabeza con un casco y, levantada su mano derecha, se apoya sobre una lanza mientras que  la izquierda empuña una espada. Podría ser la diosa Atenea, o la personificación de la Virtus, diosa romana. A los pies de Virginia-Atenea-Virtus  yace una figura masculina ataviada con ropa militar, (el rey de Inglaterra, Jorge III), abatido. Otra leyenda  subraya esta escena, una inscripción en latín  “Sic Semper Tyrannis”, “así Virginia vencerá siempre a  los tiranos”, la misma frase que John Wilkes Boots gritó en el momento en que disparaba contra Abraham Lincoln el 14 de abril de 1865.

¿Cuántas referencias hay a la Cultura clásica en EE.UU.? Esto sería objeto de muchos trabajos. Aquí podemos ver una “fasces” y la frase latina “E plurimus unus” ‘Uno entre muchos’. ¡Es de Quinto Horacio Flaco, el poeta Latino!

Telde. Diciembre de 2006.


Catalina Ordóñez Sancho-Miñano
, Catedrática de Latín
IES José Arencibia Gil

Deja tu comentario