eco escuela 2.0 | Acceder

LA COMPRENSIÓN LECTORA COMO PILAR ESENCIAL PARA EL APRENDIZAJE DEL ALUMNADO EN TODAS LAS ÁREAS CURRICULARES


AUTOR: Gustavo García Perera. COAUTOR: Jesús Monzón Segura CENTRO: CEIP Santa Lucía. INTRODUCCIÓN: La elección del título de este artículo que presentamos a continuación, viene a ser una necesidad imperiosa dada la especial importancia que presenta la compresión lectora entre los estudiantes como base para la consolidación de los aprendizajes posteriores a medida que se […]

Autor: «Gustavo García Perera,Jesús Monzón Segura» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el Ene 11, 2012 en Otras experiencias y reflexiones (revista 14) | 1 comentario

AUTOR: Gustavo García Perera.

COAUTOR: Jesús Monzón Segura

CENTRO: CEIP Santa Lucía.

INTRODUCCIÓN:

La elección del título de este artículo que presentamos a continuación, viene a ser una necesidad imperiosa dada la especial importancia que presenta la compresión lectora entre los estudiantes como base para la consolidación de los aprendizajes posteriores a medida que se pasa de nivel. Si, bien es cierto, que la base de la adquisición de esta competencia, se trabaja en profundidad en el primer ciclo dela Educación Primaria, de diversas maneras, ese trabajo diario mecanizado, sobre las rutas de este aprendizaje,la Fonológica y la visual y ambas a la vez (RUTA MIXTA), tiene que comenzar a dar sus frutos a partir del segundo ciclo en delante de una manera creciente, para lograr que nuestro alumnado al finalizarla Etapa de Educación Primaria, logre conseguir uno de los principales retos y objetivos de la enseñanza, junto al resto de competencias, La competencia en comunicación  Lingüística.

Leer correctamente, no sólo es entonar bien lo que se lee, o, leer de una manera fluida. El proceso de la lectura ha de ir más allá, puesto que es un  proceso de comunicación entre el lector y el texto, sea de la índole que sea, que tenga presente.

Debemos procurar conseguir que el alumnado sea competente en esta materia, puesto que la comprensión lectora, es una de las grandes bases para la adquisición de los aprendizajes cada vez más complejos. No sólo debemos ver en el alumnado si sabe leer correctamente sino si comprende bien lo que está leyendo. Por ejemplo, por nuestras experiencias compartidas, hemos podido comprobar que alumnos y alumnas leen el enunciado de una pregunta y no la saben contestar. Bien es cierto que existen cuestiones mal formuladas y llevan a confusión, pero, de manera general, existe una falta de atención y de procesamiento interno de lo que se esconde tras esa pregunta. La competencia lingüística, está presente en nuestra vida escolar, familiar y en nuestras vidas cotidianas. Es por ello, que no sólo ha de trasladarse esta capacidad de compresión al ámbito escolar, si entendemos a un centro educativo, como una parte representativa de la sociedad o una “microsociedad”. Sería ideal que el alumnado se concienciara y se implicara hacia un conocimiento reflexivo sobre el funcionamiento del lenguaje, sus normas de uso y así tener la capacidad de tomar el lenguaje como objeto de observación y de análisis. Es muy importante destacar el papel que juega el dominio de esta competencia lectora donde, el alumnado que la va adquiriendo, se va sintiendo más confiado con el proceso de E-A, y también mejora la autoestima y su autoconcepto, es más, nos atreveríamos a decir, que, en muchos casos, es un elemento condicionante hacia sus expectativas escolares posteriores.

La competencia lectora hacer referencia al uso del lenguaje como instrumento para la comunicación oral y escrita, de representación, interpretación y comprensión de la realidad, de construir y organizar el conocimiento y autorregular el pensamiento, las emociones y asimismo la conducta.

¿Qué está ocurriendo?

En muchos casos, el alumnado de Educación Primaria, va pasando a cursos superiores sin haber adquirido bien esta competencia lectora, pudiendo llegar incluso, a la edad adulta, sin saber bien qué es lo que están leyendo y comprender bien lo que leen. Existe una falta de selección de ideas primarias, y secundarias y jerarquización de ideas, así como de abstracción de conocimientos.

¿Qué podemos hacer?

Es muy probable, que el alumnado no haya sido enseñado con una serie de estrategias y técnicas que le ayuden a afrontar este problema. Sería ideal realizar actividades que, a modo de técnicas de estudio, les sirvan como herramientas básicas para que puedan mejorar esta competencia.

Es ideal tratar de hacer actividades de lectura comprensiva, de una manera secuencial. Primero el alumnado puede leer globalmente el texto y luego ir subdividiéndolo hasta dar con la esencia o la idea central y las ideas que son secundarias. Es aconsejable que el alumnado vuelva a leer el texto varias veces para que profundice y analice bien cada uno de los párrafos y partes del texto.

Hay que dejar claro, que este aspecto de la lectura comprensiva, es un aspecto multifactorial, es decir, que se debe también a la incidencia de muchos elementos en juego, como por ejemplo: la capacidad de atención de alumnado, la tolerancia a las distracciones o ruidos ocasionados en el aula, a la luminosidad propia del aula, al mismo descanso del alumnado durante la noche, antes de acudir al colegio, a si ha desayunado, o si presenta dificultades o deficiencias que le impiden que se normalice ese proceso tan complejo y, que en apariencia, parece sencillo, de la lectura comprensiva.  Es importante recalcar que el alumnado comprende lo que lee en base a sus conocimientos previos sobre el tema que están leyendo, es decir, que si les es significativo, las probabilidades de comprensión se pueden presentar a gran escala. Son muchos los mecanismos que influyen en la lectura, como el campo visual del alumno, el barrido a golpe de vista que haga y el análisis interno que vaya haciendo desde que comienza la lectura hasta que la finaliza.

Se pueden realizar muchísimas actividades para trabajar esta competencia, citaremos algunos ejemplos:

  1. Pedir al alumnado que busque un dato concreto en un texto, como fechas, autores, palabras clave…
  2.  IMPORTANTE: enseñarles que busquen en el diccionario palabras que desconocen para que puedan comprender el conjunto del texto de manera global.
  3. Que el alumnado lea un texto o unos párrafos cortitos y sean capaces de expresarlo oralmente al resto de compañeros y compañeras, de una manera muy escueta y resumida.
  4. Que aprendan diferencia la idea central, de las secundarias y menos relevantes.
  5. Comentarles que sean capaces de resumir con sus palabras, redacciones escritas por sus  compañeros y compañeras y leídas en voz alta.
  6. Utilizar textos con las palabras entrecortadas a mitad y que ellos sean capaces de leerlo y una manera global completando visualmente la grafía a medida que leen.
  7. Trabajar primeramente con la elaboración de esquemas, desde lo más general a lo más concreto. Seguidamente, enseñarles a realizar mapas conceptuales que tanto favorecen a la comprensión y el estudio de las áreas.
  8. Enseñarles a utilizar diferentes colores para detectar las ideas principales de las secundarias, pudiendo así, organizar el texto de una manera jerárquica, en cuanto a los contenidos del mismo.
  9. Motivar al alumnado con lecturas que les identifiquen, por sus intereses, hobbies, etc…

Existen infinidades de actividades para el trabajo de la comprensión lectora y así poder adquirir, mejorar y consolidar esta competencia que tan importante puede ser para nuestras vidas. Es tarea responsable del profesorado, no solo, remitir “de manera exclusiva” la lectura comprensiva al área de Lengua Castellana y Literatura, puesto que es un proceso de aprendizaje complejo y, que en muchos casos, causa la frustración del propio alumnado y que les hace fracasar en sus estudios y se produzca así, su posterior abandono, de la vida  escolar. Hay que enseñarles que leer puede resultar divertido, muy productivo, haciéndolos más competentes, eficaces y eficientes para sus vidas y para su futuro personal, cultural y profesional. Es importante la labor de las bibliotecas en los centros y que exista profesorado entusiasmado, apasionado por el arte de leer y que, anime a la lectura convirtiéndola en un hábito de vida más para nuestros alumnos y alumnas.

Un comentario

  1. claro que la lectura es un placer, y k todos nuestros alumnos y maestros debemos de contagiarnos de la lectura.

Deja tu comentario