eco escuela 2.0 | Acceder

“LA ANIMACIÓN COMO INSTRUMENTO DE INTERCULTURALIDAD”


TÍTULO DEL ARTÍCULO: “LA ANIMACIÓN COMO INSTRUMENTO DE INTERCULTURALIDAD” NOMBRE DE LA AUTORA: Gricel Ortiz Ortiz CENTRO DONDE SE REALIZÓ LA EXPERIENCIA: I.E.S. PÉREZ GALDÓS CORREO ELECTRÓNICO DE LA ARTICULISTA: Gricel23@hotmail.com BREVE PERFIL PROFESIONAL: Diplomada en trabajo social, profesora titular de la familia de Formación Profesional “Servicios Socioculturales y a la Comunidad”. Docente en los […]

Autor: «Gricel Ortiz Ortiz» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el Ene 31, 2012 en Otras experiencias educativas (Revista 13), Revista 13 | 0 comentarios

TÍTULO DEL ARTÍCULO: “LA ANIMACIÓN COMO INSTRUMENTO DE INTERCULTURALIDAD”

NOMBRE DE LA AUTORA: Gricel Ortiz Ortiz

CENTRO DONDE SE REALIZÓ LA EXPERIENCIA: I.E.S. PÉREZ GALDÓS

CORREO ELECTRÓNICO DE LA ARTICULISTA: Gricel23@hotmail.com

BREVE PERFIL PROFESIONAL: Diplomada en trabajo social, profesora titular de la familia de Formación Profesional “Servicios Socioculturales y a la Comunidad”. Docente en los Ciclos Superiores de Integración Social y Animación Sociocultural.

INTRODUCCIÓN:

Recuerdo aquel día, aquel momento en el que, tras un debate en clase sobre la influencia de la migración en la cultura canaria, escuché algunos comentarios xenófobos, racistas,…, en aquellos, mis alumnos/as, futuros Técnicos en Animación Sociocultural, que no tardarían en trabajar con y para la comunidad. Entendí entonces la necesidad imperante de trabajar la interculturalidad. Porque, como dice el siguiente poema de Octavio Paz:

Para que pueda ser
he de ser otro,
salir de mí,
buscarme entre los otros,(…)
los otros que me dan
plena existencia,

no soy, no hay yo,
siempre somos nosotros”.

                                         

No se puede construir ni identificar nuestra identidad canaria sin “vernos” en los demás, sin entender todos los procesos migratorios que han ido moldeando nuestra cultura. Trabajar la interculturalidad, por tanto, es trabajar nuestro autoconcepto y facilitar la comprensión de nuestra realidad cultural.

Pero el reto estaba en salir de lo meramente teórico, evitar tanta “ducha de conceptos”, que a veces resbalan al alumnado como la lluvia, para ofrecer una experiencia vital real, una experiencia en la que esa convivencia fuera sentida, vivida, y con ello, favorecer que “calara” en el alumnado. Como docente concibo y defiendo que tenemos que ofrecer a nuestros alumnos/as experiencias, contactos, vivencias, que permitan entender y sentir esa diversidad, ese enriquecimiento mutuo. Sólo eso se queda, con suerte, tras el paso del tiempo en nuestras y sus memorias.

A raíz de esta necesidad, el alumnado del Ciclo Superior de Animación Sociocultural (en adelante T.A.S.O.C.) elaboró un proyecto de “Animación Intercultural”, implementado en el I.E.S. Pérez Galdós durante el pasado curso escolar; buscando dinamizar el tiempo de ocio y tiempo libre de inmigrantes procedentes de un centro de primera  acogida de la ciudad de Las Palmas de G.C.

Con distintas alternativas de ocio y tiempo libre, fundamentalmente dinámicas de grupo y algunos talleres, se posibilitó el encuentro del colectivo de inmigrantes de un Centro de Primera Acogida con el grupo de estudiantes de T.A.S.O.C.; en la zona recreativa de Santa Cristina, en Santa María de Guía.

Por un lado, se planteó como OBJETIVOS ofrecer al alumnado del T.A.S.O.C. la oportunidad de vivenciar una experiencia intercultural y de poner en práctica los conocimientos adquiridos.

Por otro lado, de cara a los inmigrantes acogidos, ofrecer actividades de ocio y tiempo libre; así como darles la posibilidad de interaccionar con personas «no inmigrantes», normalizadas, fuera de la institución que los acoge..

Fueron BENEFICIARIOS del proyecto por un lado,  unos 50  inmigrantes residentes en el Centro de Primera Acogida, en su inmensa mayoría hombres, todos mayores de edad, con edades comprendidas entre 18 y 45 años aproximadamente. Por otro lado, el alumnado de 1º de TASOC se convirtió, de la misma manera, en beneficiario directo de la intervención.  

Como METODOLOGÍA se planteó la necesidad de diseñar, junto con los destinatarios directos, las actividades de ocio y tiempo libre.  Por tanto, se contó con sus preferencias y gustos en el diseño de las mismas: preferencia de actividades físicas de fuerza, música y baile de sus países de origen, conocimiento previo de sus juegos para la búsqueda de materiales,…

                                              

RELACIÓN DE ACTIVIDADES DESARROLLADAS:

 

ACT. 1: Dinámica de presentación “Soy, Tengo y me gusta…”         

 

ACT. 2: Dinámica de conocimiento mutuo: “Fragmentos de mi vida”.

ACT. 3: “Bola Canaria”, como representación del juego canario autóctono.

ACT. 4.: “Juegos Tradicionales del Mundo”, a fin de conocer los diferentes juegos autóctonos de los inmigrantes.

ACT. 5: “Gymkana”. Circuito en el cual los participantes pasaron una serie de obstáculos de carácter lúdico-deportivo.

 

ACT. 6: “Ponte en su lugar”. Por parejas, se les entregó un mural con la silueta de África invitándoles a pintar en él lo más representativo de sus países de origen. 

 

                   

ACT. 7: “Taller de tejas canarias”. Los inmigrantes pudieron conocer y pintar diferentes dibujos e iconos típicos de nuestra cultura sobre tejas.

 

ACT. 8. “Danzas del mundo”; sin duda unos de las actividades con mayor éxito, dado que con él baile se superan las barreras del lenguaje verbal  

             

 VALORACIÓN FINAL DE LA EXPERIENCIA.

La valoración ha sido, por ambas partes, muy positiva. Para aquel inmigrante, con pocos contactos con gente del lugar, fuera del equipo que lo atiende en el centro de acogida, tener la oportunidad de hablar, de compartir con otros, sus vivencias, su identidad, es todo un privilegio. Hacerlo a través del juego, del baile o de la destreza manual mediante de los talleres lo hace aún más especial y único. ¡Y cómo no! Privilegio mayor, bajo mi entender, para aquel alumno/a que escuchó en primera persona cómo es una travesía en patera o sintió la nostalgia del que llega dejando atrás la mayor parte de sus referentes afectivos y culturales. A mí, como docente, me queda la esperanza de que ese alumno/a quizá ya no mire al “extraño” con recelo, y quizá, solo quizá, recuerde aquella vez cuando bailó, jugó, rió y compartió con algunos de  ellos su propia h

 

 

 

Deja tu comentario