A lo largo del primer trimestre hemos puesto en marcha los «desayunos vitales». Estos consisten en incluir una notita o dibujo con un bonito mensaje en los desayunos o en la botella de agua que las familias ponen a sus hijos en la mochila, de manera que aparezca una sonrisa en nuestro alumnado cuando vayan a desayunar al leer la nota que ha venido de casa.