Ante la nueva y forzada situación en la que se está desarrollando el proceso de enseñanza-aprendizaje, el profesorado a veces siente la necesidad de inventar y crear recursos virtuales y hasta ahora inexistentes, que puedan paliar la carencia de un contacto directo con el alumnado. Sin embargo , hay recursos que han sido y serán siempre grandes aliados del docente y de cualquier persona que incide en el proceso de crianza y educación de los niños y las niñas. Uno de esos recursos es el cuento. 

El cuento es un recurso con el que tanto el profesorado como las familias pueden trabajar de forma conjunta. Para el profesorado será una fuente de inspiración para el desarrollo de infinitas actividades que giren entorno al mismo. Y para las familias, un herramienta excepcional y con la que garantiza conectar con sus niños y niñas. 

Así que, maestros y maestras, podría ser una buena idea recurrir al cuento para trabajar con el alumnado y al mismo tiempo dar a las familias un recurso de fácil acceso y que pueden adaptar a los tiempos y rutinas establecidas en las casas. Una herramienta con la que fomentar la conexión y el desarrollo de habilidades socio-emocionales como pueden ser la empatía y la escucha activa, entre otras.

Con el fin de ayudar a las familias, se puede acompañar la sugerencia de trabajar los cuentos con algunas recomendaciones que, sin duda, enriquecerán el proceso. Estas recomendaciones pueden ser:

  • Establecer un “tiempo de cuento” dentro de la rutina diaria, que permita un tiempo especial con el niño o la niña. 
  • Intentar buscar un lugar cómodo para amb@s y que garantice que el adulto ponerse a la altura del niño o la niña y que facilite el contacto visual. 
  • Permitir que el niño o la niña intervenga y comente acerca del cuento, de los sentimientos que le produce, que formule hipótesis, etc. Escuchar lo que tienen que decir. 

El maestro, escritor y narrador de cuentos, Daniel Martín Castellano explica  de manera sencilla y accesible el por qué contar cuentos en familia es tan beneficioso y enriquecedor.,Pinchando aquí podrás acceder a su entrada en donde explica tres aspectos por los que contar cuentos en familia:

  • Ayuda a los niños y niñas a poner nombre a las emociones, así como a desarrollar la creatividad y la imaginación.
  • Provoca encuentros entre los niños y niñas y sus familiares
  • Fomenta el aprendizaje de habilidades socio-emocionales, como la empatía. 

En definitiva, este texto solo pretende fomentar el uso del cuento como vehículo de aprendizaje y que permita establecer un sólido vínculo entre las familias y el profesorado. Un recurso con el que garantizar la conexión con nuestros niños y niñas, puesto que sin conexión, no habrá aprendizaje.

Usar el cuento para conectar, ¡el primer paso para todo lo demás!