Taller sobre agresividad y relaciones padres e hijos

TALLERES PARA PADRES, MADRES Y PERSONAS INTERESADAS.

Organizados por los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Las Palmas de GC.

– La agresividad: su elaboración y canalización.
– Facilitar las relaciones entre padres e hijos adolescentes.

FECHAS: 23, 25 y 30 de Septiembre; 2 y 3 de Octubre.
HORARIO: de 10:00 a 11:30 horas.
LUGAR: CEIP Néstor Álamo.

Son completamente gratuítos y se pueden incorporar directamente los días de las sesiones.

Decálogo por la ciberconvivencia positiva y contra la violencia digital



PantallasAmigas, en colaboración con Habbo, el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF) y el Instituto de la Juventud (Injuve) en apoyo a la campaña «No Hate Speech», ponen a disposición de la comunidad educativa este vídeo que promueve la convivencia en el nuevo contexto digital. Se publica con motivo de la celebración cada 30 de enero del Día Escolar de la No violencia y la Paz.



Adoptar el sentimiento de pertenencia a una comunidad y el compromiso con la misma, comenzando por la necesaria condición de convivencia apacible, es un ejercicio preciso para lograr una ciudadanía digital responsable.



Más recursos didácticos para la prevención del ciberbullying: http://www.prevencionciberbullying.com

Inteligencias Múltiples: Recursos para poner en práctica en el aula la teoría de Howard Gardner

En 1983 Howard Gardner presentó su teoría de las Inteligencias Múltiples.
Esta viene a decir, en una síntesis extrema, que las personas tienen distintas inteligencias, con bastante independencia entre ellas, y cada persona destacaría en una o dos de estas inteligencias, las otras pueden desarrollarse con la práctica.
Howard Gardner determinó la amplia variedad de inteligencias en  los seres humanos y agrupó esta variedad de capacidades en siete inteligencias:
  • Inteligencia lingüística
  • La inteligencia lógico matemática.
  • La inteligencia corporal-kinética.
  • La inteligencia espacial.
  • La inteligencia musical.
  • La inteligencia interpersonal.
  • La inteligencia intrapersonal.
  • La inteligencia naturalista.
En Inevery Crea queremos compartir actividades y recursos para desarrollar las Inteligencias Múltiples en el Aula:
1. Inteligencias Múltiples para Docentes
Curso impartido por Mª Carmen Lamata para trabajar Inteligencias Múltiples enfocado a docentes.
Carmen Lamata comparte en Colegio La Presentación de GuadixComo programar en inteligencias multiples.
La última edición de Café Crea se convirtió en un encendido debate protagonizado tanto por el público asistente y los seguidores en RRSS como por los ponentes invitados. Conversaron sobre los beneficios, los modelos y las oportunidades de la implementación urgente del lenguaje de programación y la robótica en el sistema educativo español, siguiendo el camino iniciado por Israel hace más de una década, y más recientemente por Reino Unido, Dinamarca, Alemania o Nueva Zelanda.
El enfoque de los procesos de aprendizaje y enseñanza a través de las inteligencias múltiples se ha consolidado en los esquemas pedagógicos de muchos centros. No sólo por cuanto suponen la irrupción de una nueva metodología, sino por el avance y creación de mecanismos de aprendizaje en el alumnado que fomenta el desarrollo de su proceso de aprendizaje de forma activa, participativa, constructiva y, por qué no, lúdica.
El trabajo colaborativo favorece el desarrollo de habilidades tanto cognitivas como sociales e interpersonales:Colaborar requiere de habilidades de trabajo en equipo, escucha activa, productividad, liderazgo, distribución de roles y construcción colectiva, así como actitudes de responsabilidad, flexibilidad, empatía e integración.
Ana Laura Rossaro comparte dinámicas de trabajo colaborativo en el aula para poner en práctica en el aula con nuestros alumnos.
¿Sabías que existen Apps diseñadas para ayudarte en tus estudios? Tu Smartphone no sólo sirve para comunicarte y divertirte ¡también puedes utilizarlo para estudiar! En este artículo, José Hernández Ortega comparte algunos ejemplos de Aplicaciones especialmente pensadas para estudiantes.
Una caza del tesoro dirigida a todos los docentes que quieran trabajar las IM en el aula. Creada por Núria Alart  nalart@xtec.cat 
Ares González Hueso @aresglez , comparte un trayecto por los grandes descubrimientos que se han hecho desde que el principio de inteligencias múltiples salió a la luz en 1983.
 Fuente: http://ineverycrea.net/

10 maneras de enseñar resiliencia a tus alumnos

Hay artículos que salen de la experiencia. Otros del corazón. El de hoy es fruto de varias semanas de trabajo en las que he aprendido muchísimo acerca del término del que os hablaré hoy: resiliencia. No es la primera vez que me refiero a la resiliencia en este blog, pero sí es la primera entrada que dedico exclusivamente a hablar sobre este término.

resiliencia

Fotografía extraída del banco de imágenes de Cenice

¿Qué se entiende por resiliencia?

Si atendemos al diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, la resiliencia es la ‘capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas‘. Por tanto, se trata de un proceso de adaptación a las experiencias de vida difíciles o extremas. Realmente se trata de un término que no se tiene demasiado en cuenta en los centros escolares y mucho menos en los currículos de la mayoría de las asignaturas. Esto ha hecho replantearme sobre la necesidad y la obligación que tenemos los docentes de incorporar la resiliencia dentro de las aulas, para que los alumnos estén preparados para afrontar con las mejores garantías todos los reveses que puedan padecer a lo largo de su educación.

Los que me leéis con asiduidad sabéis de la importancia que otorgo a la empatía, a la capacidad de ponerse en la piel del otro, haciéndonos partícipes de sus anhelos y de sus preocupaciones. En este sentido te recomiendo la lectura del artículo titulado 5 consejos para aumentar la empatía de tus alumnos. Pero creo que hay que ir un paso más allá y también conceder la importancia que se merece a la resiliencia para afrontar con plenas garantías el desarrollo integral de nuestros alumnos. Porque en una sociedad donde cada vez se corre más, donde impera la cultura de la inmediatez y donde se niega el fracaso, se hace más necesario que nunca que elaboremos estrategias conjuntas para formar alumnos no sólo desde el punto de vista intelectual, sino también y, sobre todo, desde el punto de vista emocional. He aquí la razón de este artículo y por qué creo que la resiliencia puede ser un factor clave de prevención de problemas relacionados con el crecimiento personal de nuestros alumnos.

Mientras estás leyendo estas líneas pensarás que tal vez no eres capaz de enseñar resiliencia a tus alumnos. Pero te puedo asegurar que no es así. Es por ello que te invito a que leas estas sencillas pautas que puedes llevar a cabo en el aula y que te aseguro serán tremendamente útiles para tus alumnos. ¿Me acompañas?

¿Cómo podemos enseñar resiliencia a nuestros alumnos?

1. Enseña a hacer preguntas. Muchas veces los docentes pensamos en las respuestas que nos darán nuestros alumnos. El profesor pregunta y el alumno responde aquello que le hemos enseñado. En ocasiones es importante no sólo buscar respuestas, sino enseñar a elaborar preguntas. Las preguntas invitan a la reflexión, a la introspección y ello puede ser determinante en el caso de que un alumno pase por un momento personal difícil. Enséñale a formular preguntas abiertas y harás de tus alumnos unos alumnos más reflexivos y capaces de verbalizar sus preocupaciones y adversidades.

2. Enseña la bondad. Se trata de un recurso tremendamente efectivo. Consiste simplemente en pedirles que durante un día piensen en hacer un favor a alguien que les importe. Una vez hecho este favor deben verbalizarlo, es decir,  explicarlo en voz alta en clase. Los denominamos actos de bondad son un arma muy poderosa no sólo por el acto de bondad en sí, sino por la gratitud que recibimos por dicho acto. Si educas a tus alumnos en la bondad, les educarás también en la gratitud, serán más sensibles a lo que les rodea y les permitirá afrontarlo con la mejor de las predisposiciones. La gratitud es la que pone la perspectiva a los acontecimientos que podemos considerar como dramáticos.

3. Enseña hábitos saludables. Se trata de un aspecto fundamental si queremos educar a nuestros alumnos en la resiliencia. ¿Por qué? Pues porque una rutina saludable permitirá a los alumnos afrontar con mejores garantías cualquier adversidad que se les presente. Y por hábitos saludables debemos entender el ejercicio físico, dormir las horas necesarias, comer de forma saludable y evitar situaciones estresantes. Con estos cuatro hábitos las posibilidades de afrontar con éxito una crisis siempre aumentarán.

4. Enseña a ser útil. Debemos esforzarnos para que todos nuestros alumnos de una forma u otra se sientan útiles. Si conseguimos que tengan la sensación de que sirven para algo, automáticamente estaremos ante alumnos con una elevada autoestima. Serán alumnos felices y esta felicidad podrá ser determinante no sólo para afrontar sus adversidades, sino también para ayudar a sus compañeros ante cualquier dificultad que surja.

5. Enseña positivismo. Ser positivo consiste en valorar por encima de todo aquello que tienes. Personalmente creo que el positivismo está muy ligado al autoconcepto que todos tenemos de nosotros mismos. En una sociedad tremendamente consumista hay que invertir los valores que tienen los alumnos, es decir, hay que fomentar no lo que les falta, sino todo aquello de que disponen. Hay que hacerles ver de manera consciente qué es aquello que tienen y qué es lo que más valoran de lo que tienen, tanto en lo material como en lo que a las personas y a sus cualidades se refiere. Haz reflexionar a tus alumnos. Convénceles de lo mucho que tienen, y de lo muchos que pueden dar. Para mí, educar a las personas en el positivismo es tremendamente importante y, de hecho, puede ser determinante en caso de que un alumno pueda experimentar algún tipo de pérdida, ya sea de un familiar, de algún animal de compañía, o de algún bien de carácter personal.

6. Potencia habilidades. Este es otro aspecto al que doy mucha importancia a la hora de educar a nuestros alumnos en la resiliencia. También va muy ligado al autoconcepto. De lo que se trata es de que sean los propios alumnos los que descubran por sí mismo cuáles son sus habilidades, es decir, en qué son buenos, en qué pueden llegar a ser los mejores. Una vez lo hayan descubierto, nosotros los docentes debemos potenciarlo al máximo con los recursos que tengamos. Pensar en el potencial que puede suponer una clase de treinta alumnos. Son treinta potencialidades distintas. Es un tesoro enorme del que ellos no tienen conciencia. Estas habilidades podrán resultar claves para poder superar experiencias que se consideren traumáticas.

7. Enseña a resolver problemas. Posiblemente este sea uno de mis apartados favoritos. La resolución de problemas, o de conflictos, es un aspecto que cada vez más se tiene en cuenta en los centros escolares. Debemos ver el conflicto como una oportunidad, es decir, como una posibilidad de resolución. En este sentido las comisiones de convivencia de los centros escolares resultan claves y la formación de alumnos mediadores son una extraordinaria oportunidad de gestionar conflictos no individuales, sino de centro. Aquellos centros escolares que tejen una buena red de mediadores, serán centros que estarán mucho más preparados para afrontar las adversidades que puedan surgir a lo largo de un curso escolar. Al respecto de este punto recomiendo la lectura del artículo El conflicto escolar visto como una oportunidad.

8. Fomenta la autoestima. La autoestima puede jugar un papel decisivo para hacer frente a cualquier tipo de adversidad. De ahí que debamos insistir en reforzar al máximo la autoestima de nuestros alumnos. Y podemos hacerlo a través de lo que denomino elrefuerzo positivo incondicional, es decir, recordando y verbalizando lo mejor de cada uno de tus alumnos, celebrando sus logros y compartiéndolos con el resto.

9. Crea redes de apoyo. Es fundamental tranmitir a nuestros alumnos que nunca estarán solos ante una adversidad, sea del tipo que sea. De ahí que es muy recomendable establecer redes de apoyo entre compañeros, establecer grupos, alianzas entre los miembros de un mismo grupo. De lo que se trata es crear vínculos, de crear amistades que puedan perdurar en el tiempo y que en la adversidad se conviertan en una red de seguridad. A través de esta red de apoyo los alumnos pueden dar lo mejor de sí en cada momento y retroalimentarse de la gratitud y de la bondad que reciben por parte de sus compañeros.

10. Enseña perspectiva. La perspectiva no es más que el punto de vista desde el cual analizamos la realidad que nos rodea. Por eso es tan importante enseñarla a nuestros alumnos. Ante una situación adversa, la perspectiva juega un papel fundamental para la superación de la misma. De lo que se trata es de descentralizar el foco del dolor y del sufrimiento a través, precisamente, de la perspectiva. Con la perspectiva lo que lograremos es relativizar el problema, es decir, disminuir su magnitud y la desproporción que experimentamos en una situación adversa. A mayor perspectiva, mayor visión. Y a mayor visión, mayor será la posibilidad de superar una situación traumática.

Estas son algunas de las actuaciones que pueden hacer de tus alumnos unos alumnos educados en la resiliencia. Soy consciente de que el reto es ambicioso, pero estoy seguro de que hay muchas de las actuaciones que aquí propongo que en algún momento has puesto en práctica. De lo que se trata es de ir construyendo día a día, sesión a sesión , unos mecanismos que propicien que puedas enseñar la resiliencia en tus sesiones lectivas. Estoy convencido de que los centros que fomenten la cultura de la resiliencia serán los centros que mejor gestionen las adversidades, tanto desde el punto de vista individual como colectivo.

Quisiera acabar el artículo de hoy con una cita que me gusta recordar cuando me enfrento a alguna adversidad. Desconozco su autor y reza así:

No pidas una carga ligera, sino una espalda fuerte 

Fuente: justificaturespuesta.com

VIII Encuentro CIJLEES y Muestra Internacional de Experiencias de animación lectora y bibliotecas

ccjj

 

Los días 16,17 y 18 de octubre de 2014 se celebrará el VIII Encuentro CIJLEES y muestra Internacional de experiencias de animación lectora y bibliotecas en el Convento de Santo Domingo en La Laguna. Los interesados e interesadas deben realizar la inscripción antes del 11 de octubre. (Socios, parados y alumnado universitario:25€; No socios:50€).

Se certificarán 3 créditos: 30 horas homologadas por la Consejería de Educación.

Para ampliar información: SOCAEAN

'Revolucionar la escuela'

Cuando el debate sobre la reforma del sistema educativo está de absoluta actualidad, enBuenas Ideas TED nos hemos planteado algunas preguntas sobre este polémico tema. Y hemos encontrado brillantes respuestas en Ken Robinson y en Alejandro Gándara, los protagonistas de nuestro episodio  9, Revolucionando la escuela.

En una conferencia de TED, un especialista en temas educativos, Ken Robinson, se atrevió a decir: ‘el sistema educativo actual mata la creatividad’. El eco de esta charla todavía resuena en Internet. Desde entonces se ha visto más de 21 millones de veces, porque su contenido es tan revolucionario como demuestran estas perlas: «Si no estás preparado para equivocarte, nunca saldrá de ti nada original»… «Gente con gran talento, personas brillantes, creativas, piensan que no lo son porque aquello en lo que eran buenos en la escuela no se valoraba, se estigmatizaba».

Son algunas muestras de la profunda reflexión que propone Robinson. Y lo hace, además, con una increíble capacidad de comunicación, donde la ironía y el sentido del humor son el envoltorio perfecto de su magistral clase.

En nuestro país, el escritor y especialista en humanidades Alejandro Gándara nos ofreció un revelador y profundo análisis: «¿Qué enseñamos y para qué? La educación es construcción del carácter. Construcción de un individuo capaz de estar en comunidad, de contribuir,  de nutrirse de ella», afirma Gándara en el programa.

Nadie sabe cómo será la sociedad a la que los niños de ahora se tengan que incorporar. Nadie es capaz de vislumbrar el mundo de ese tiempo. Sin embargo, hay auténticos visionarios que saben cuáles son las preguntas que nos tenemos que formular, y las barreras que debemos eliminar.

Agrandando el aula: El poder de las clases inclusivas

Comencemos con una visión: Imagine que está planificando una cena con muchos invitados en su casa. ¿Cuáles son sus deseos y esperanzas?

 Quiere que todos sus invitados se sientan bienvenidos e incluidos.

 Desea ofrecer una comida rica y nutritiva para todos sus invitados. Y que sus invitados interactúen entre sí de una manera amigable y simpática.

Mientras piensa en su fiesta, cavila acerca de sus invitados y quiénes son. Su amiga Juana utiliza una silla de ruedas. Deberá pensar sobre el tema de la accesibilidad. Si ordena la comida al estilo buffet, ¿podrá tener el espacio suficiente como para dar la vuelta alrededor de la mesa?

Su amigo Carlos tiene intolerancia a la lactosa, deberá pensar sobre el menú de manera tal que tenga suficientes opciones para comer.

Su amigo Abdullah es musulmán y el cerdo no es una opción para él y Susana está haciendo una dieta de bajas calorías. Trata de considerar qué puede ofrecer y así cubrir las necesidades de todos.

Dos de sus invitados son muy tímidos y a veces se sienten excluidos.

Reflexiona sobre qué puede hacer para que se sientan a gusto y prepara algunos planes para presentarlos a otros invitados y pedirles que la ayuden con la preparación de último minuto de las ensaladas, así están ocupados y se sienten involucrados en los primeros momentos de la fiesta.

Finalmente, piensa acerca la fiesta en sí misma, y planifica un tiempo dedicado a que, informalmente, se conozcan entre sí los invitados y una actividad breve para romper el hielo: usted piensa que esto los ayudará a reírse y a conectar a la gente entre sí.

Su fiesta es un gran éxito. Todo el mundo la pasa muy bien. La comida es abundante y disfrutada, y nota que se han hecho muy buenos vínculos entre los comensales.

 Definitivamente no la dividió en dos grupos: “los normales” y aquellos con “necesidades especiales.”

Observa su proceso de planificación y se da cuenta que al pensar en cada persona que venía, fue capaz de diseñar una fiesta que funcionó bien para todos, cumpliendo con las necesidades individuales, sin estigmatizar a nadie o sin aislar a nadie del grupo.

No hizo el mismo menú que el año pasado y luego, al darse cuenta que no había nada para comer para Abdullah, le tuvo que decir que mejor se trajera él mismo su propia comida.

Ordenó el espacio físico de manera tal que todos (incluyendo a Juana) pudieran moverse alrededor de la habitación y se preocupó que aún sus invitados más tímidos tuvieran posibilidades de vincularse con los otros.

Se da cuenta de que no pensó en la gente como miembros de categorías: vegetarianos, físicamente discapacitados, socialmente inseguros, etc. Definitivamente no la dividió en dos grupos: “los normales” y aquellos con “necesidades especiales.” Más bien pensó en ellos como individuos con múltiples identidades, cualquiera de las cuales tenía fortalezas o personificaba desafíos. Y mientras planificaba como individuos, también fue capaz de pensar sobre ellos como miembros de una comunidad temporaria que estaba formando en su casa, cumpliendo con sus necesidades en un contexto de amistad y comunidad.