La portavoz y vocal del Consejo General del Poder Judicial, Gabriela Bravo, expresó el pasado 14 de Enero su «gran desasosiego, inquietud y preocupación» ante la intención del Ayuntamiento de Vic de no permitir el empadronamiento a los inmigrantes sin permiso de residencia.