Desde el Eje de Igualdad  del IES Lucas Martín Espino se han realizado durante el día de hoy, 8 de Marzo, distintas actividades para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

En nuestro centro se realizaron diferentes actividades con el alumnado, entre ellas lectura de manifiesto, visionado de vídeos a través de «ACTÍVATE» (15 min) y el programa en directo realizado por la radio escolar, Lucas FM. Para visibilizar nuestro compromiso con esta reivindicación, todas y todos lucieron el pañuelo «Lucas por la igualdad» que se elaboró con motivo del 25N.

Esta jornada pretende reivindicar los valores de igualdad entre géneros, y resaltar el papel de la mujer en el desarrollo de nuestra sociedad, muchas veces oculto y/o silenciado por la historia.

Se adjunta el cartel de la jornada y se invita a vistar las diferentes exposiciones que se encuentran en nuestro centro con motivo de esta jornada reivindicativa. 

Es ahora, es el cambio, #generacionigualdad

Actos del 8 de Marzo
Día internacional de la Mujer

En la jornada del 8 de marzo en nuestro centro se vinieron realizando diferentes actividades con el objetivo de reivindicar y conmemorar el este día, la fecha señalada en el calendario para alzar la voz en defensa de la igualdad entre mujeres y hombres.
Una fecha que aprovechamos como el punto de partida para iniciar el proyecto «Personajes que dejaron huella», con el que pretendemos mostrar y visibilizar a toda la comunidad a personajes destacados en nuestra institución educativa a lo largo de su historia. Esta jornada se centró en la figura de Dña. Guadalupe Lorenzo Cáceres- Torres, por ser la primera mujer profesora de nuestro centro en el año 1932.
Dña. Mª Guadalupe de Lorenzo-Cáceres y Torres fue una mujer excepcional, por sus inquietudes y su aptitud, y un ejemplo de la valía de las mujeres investigadoras en las universidades españolas del siglo XX. Su biografía es un reflejo de la lucha que la mujer ha tenido que enfrentar para poder desarrollarse profesional y personalmente a lo largo de la historia. Ella como nadie personifica la lucha por la igualdad.
Por otra parte, en el transcurso del acto diferentes representantes de la comunidad educativa leyeron un manifiesto para reivindicar nuestro compromiso en seguir trabajando por la igualdad real y efectiva de todas las mujeres. Como colofón pudimos disfrutar de la actuación de la alumna de 1º de Bachillerato Atteneri Alonso, con una excelente interpretación del tema «La mejor versión de mi» de Natti Natasha.
Agradecemos la participación tanto del Comité de la Radio como del Comité de Igualdad por su colaboración y organización del acto. Ellos y ellas han sido los verdaderos y verdaderas protagonistas de esta jornada, que han trabajado incansablemente para que este día se convierta en una reivindicación por la igualdad.

Porque unidas seremos las heroínas invencibles

Nuestro comité de Igualdad han repartido una rosa a todas las mujeres que desarrollan su labor profesional en nuestro centro. Esta iniciativa surge a raíz de las primeras manifestaciones de las mujeres obreras que marchaban al grito de ¡Pan y Rosas!, exigiendo mejoras en sus condiciones laborales y salariales.

«Queremos pan y también rosas» es el grito de igualdad, así como el nombre de un poema y una canción. Se originó a partir de un discurso de la activista del sufragio femenino Helen Todd; una línea en ese discurso sobre «pan para todos, y rosas también», que estaba inspirada en el poema Bread and Roses de James Oppenheim.
La frase se asocia comúnmente con la exitosa huelga textil en Lawrence, Massachusetts, entre enero y marzo de 1912, ahora conocida como la «huelga del Pan y las Rosas». La consigna de emparejar pan y rosas, que apela tanto a salarios justos como a condiciones dignas, encontró resonancia porque trasciende «las a veces tediosas luchas por avances económicos marginales» a la «luz de las luchas laborales basadas en la lucha por la dignidad y el respeto».

Felicitamos al Comité de Igualdad por esta excelente iniciativa que pone en relieve ya no sólo los aspectos históricos de esta fecha, sino que ha querido seguir mostrando que las reivindicaciones de antaño siguen siendo la lucha en la actualidad.

Mientras vamos marchando, marchando a través del hermoso día
Un millón de cocinas oscuras y miles de grises hilanderías
Son tocados por un radiante sol que asoma repentinamente
Ya que el pueblo nos oye cantar: ¡Pan y rosas! ¡Pan y rosas!
Mientras vamos marchando, marchando, luchamos también por los hombres
Ya que ellos son hijos de mujeres, y los protegemos maternalmente otra vez
Nuestras vidas no serán explotadas desde el nacimiento hasta la muerte
Los corazones padecen hambre, al igual que los cuerpos
¡dennos pan, pero también dennos rosas!
Mientras vamos marchando, marchando, innumerables mujeres muertas
Van gritando a través de nuestro canto su antiguo reclamo de pan
Sus espíritus fatigados conocieron el pequeño arte y el amor y la belleza
¡Sí, es por el pan que peleamos, pero también peleamos por rosas!
A medida que vamos marchando, marchando, traemos con nosotras días mejores
El levantamiento de las mujeres significa el levantamiento de la humanidad
Ya basta del agobio del trabajo y del holgazán: diez que trabajan para que uno repose
¡Queremos compartir las glorias de la vida: pan y rosas, pan y rosas!
Nuestras vidas no serán explotadas desde el nacimiento hasta la muerte
Los corazones padecen hambre, al igual que los cuerpos
¡pan y rosas, pan y rosas!

James Oppenheim, «Bread and Roses,» The American Magazine, December, 1911.