IV Concurso de Microrrelatos de la AMPA del IES Politécnico Las Palmas

Ayer día 23 de abril de 2024 se fallaron los premios del IV Concurso de Microrrelatos del AMPA IES Politécnico Las Palmas para conmemorar el Día del Libro. A continuación publicamos los relatos ganadores. Nos gustaría agradecer a todo el profesorado que ha contribuido a organizar este concurso y dar la enhorabuena a los finalistas: Primer premio- Cristina Rabadán Garriga (1º BAC “F”), Segundo Premio- Carlos González González (1º BAC “E”) y Tercer Premio- Daniela Saavedra Rodríguez (1º BAC “E”). Los ganadores han recibido una tarjeta regalo cortesía del AMPA del IES Politécnico.

PRIMER PREMIO

SE AVECINA TORMENTA

Autora: Cristina Rabadán Garriga (1º BAC “F”)

Había caído inconsciente, me había relajado. De repente, me doy cuenta de que mi subconsciente me lleva a un lugar; de que estoy soñando. Ese lugar era una zona seca y sin vida. En ella había una gran tormenta, pero no llovía. Esto hacía que el emplazamiento fuera aún más árido. Ese paraje era un desierto tormentoso, al igual que mis sentimientos y mi corazón. Expresaba como yo me sentía. De pronto, todo se volvió negro y recuperé la consciencia. Me encontraba otra vez en aquella maldita iglesia y mi sueño se hacía realidad. ¿Debería casarme o contar la verdad?

SEGUNDO PREMIO

NADA

Autor: Carlos González González (1º BAC “E”)

Hoy llueve, pero no como siempre. Hoy es más fuerte. Los pensamientos me invaden. No puedo controlarlos. Pienso en todo lo que no hice, los “te quiero” que no dije, los abrazos que no di, las lágrimas que no lloré. En eso, ella apareció. Era una chica alta con un vestido negro intenso que resaltaba su figura. Ojos marrones oscuros que unidos a su sonrisa perfecta daban forma a su hermoso rostro.

¿Ya es la hora?-pregunté. Me agarró de la mano y mientras una lágrima recorría mi áspera mejilla, me acompañó por el desierto camino a la muerte.

TERCER PREMIO

DIARIO DE UNA NERD

Autora: Daniela Saavedra Rodríguez (1º BAC “E”)

Sentía miradas de terror sobre ella. Siempre había sido la rarita que no escogían en gimnasia; vista como monstruo gracias a un rumor que acabó con su círculo social. Decían que su tacto convertía a las personas en arena, como la del desierto.

Todo cambió con la llegada de un nuevo alumno, el cual trató de ser su amigo, pero era constantemente rechazado debido al temor de la niña por convertirlo en arena. El niño, desesperado, agarró su mano acabando de una vez con el rumor.

-Esta es la diferencia entre una verdadera amistad y su mera ilusión – espetó él.