Archivo de la etiqueta: Asómate a tus islas

Sembrando futuro. Proyecto: Asómate a tus islas

El alumnado de 1º ESO ha cumplido con creces  los objetivos de la actividad «Sembrando futuro», diseñada dentro del proyecto Asómate a tus islas en coordinación con el proyecto «Por veredas majoreras»

Durante  dos jornadas el alumnado  de 1º ESO, dividido en dos grupo,  ha estado sembrando higueras en las gavias que los vecinos de la asociación Los Pajeros de Guisguey han acondicionado para ello.

Tras hacer un breve recorrido por el pueblo guiados por algunos de los miembros de la asociación y atender a las explicaciones pertinentes el alumnado se ha puesto manos a la obra y ha sembrado más de 100 higueras, dejando su huella con un cartel en el que se han escrito su nombre.

Agradecemos a la Asociación Los Pajeros de Guisguey su predisposición y ayuda, sin la cual la actividad no hubiera sido posible y felicitamos al alumnado por su entrega y esfuerzo en esta tarea.

 

EL TIME – GUISGUEY

El pasado sábado, 2 de octubre, el profesorado del IES participó en la primera salida prevista en el proyecto de Centro «Por veredas majoreras» que coordina el profesor Jesús Giráldez Macía en coordinación con el proyecto «Asómate a tus Islas».

El Time y Guisguey son dos pueblos cuya historia está unida. Ambos pertenecieron al municipio extinto de Tetir, pasando luego a la jurisdicción municipal de Puerto de Cabras (actual Puerto del Rosario).

Era tradición que los actos festivos se realizaran en Guisguey (donde llegaron a existir tres casinos) y los actos religiosos se centrasen en El Time. De hecho todavía existe una vereda (en mal estado) conocida como la vereda de las misas porque era por la que subían los vecinos/as de Guisguey a los oficios religiosos de El Time.

Agradecemos a Loren Mateo Castañeyra, a Álvaro García y David de León (vecinos de El Time y Guisguey) su predisposición a colaborar en esta actividad.

1.- Ermita de nuestra Señora de la Merced. Construida en el sigloXVII, cuenta con dos accesos, ambos con portadas de arcos de medio punto. El edificio tiene una sola nave con techo a dos aguas, con un prebisterio (lugar donde se encuentra el altar mayor) más alto y con techumbre a cuatro aguas.

El retablo rococó, restaurado en 2007, es su principal valor mueble.

El experto y defensor del  patrimonio majorero, Loren Mateo Castañeyra, nos ilustró sobre los valores artísticos, arquitectónicos e históricos de esta ermita (declarada Bien de Interés Cultural).

2.- Camino real de El Time a Guisguey.

Este era el camino principal que comunicaba ambos pueblos y que continuaba hasta La Caldereta. Se encuentra en aceptable estado aunque está pendiente de rehabilitarse. Cuenta con algunas zonas totalmente empedradas.

3.- Mareta

La mareta es una hondonada de tierra arcillosa con los muros de piedra. Se trata de un sistema de aprovechamiento del agua de escorrentía que se acumula en estos depósitos para que el ganado pueda beber.

En Fuerteventura existen varias maretas vinculadas a la sociedad indígena del pueblo maho.

Esta mareta es conocida como el aljibito.

4.- Barranco de Guisguey.

En este punto confluyen los barrancos de La Matilla, El Sabio y Guisguey. Es conocido como Valhondo. En este lugar surgió el pueblo de Guisguey. Su primera referencia escrita es de 1602 aunque bajo el nombre de Tiguesgay.

5.- Finca de La Manta.

Durante siglos, la principal actividad económica de Guisguey fue la agricultura. El pueblo todavía conserva un importante patrimonio agrario productivo, en especial, sus gavias.

Esta finca se conoce como el nombre de La Manta y es un ejemplo del cuidado, esmero y sacrificio de la población majorera para aprovechar al máximo los años de lluvias.

6.- Pajeros

En los años buenos los excedentes de granos se conservaban en los pajeros, verdaderos silos artesanales. Dada la enorme producción cerealística que se alcanzaba en Guisguey en los años buenos, en el pueblo existían decenas de pajeros como lo atestiguan muchas fotos de la época.

La Asociación Vecinal del Pueblo se llama Los Pajeros de Guisguey. La explicación sobre la construcción y uso del pajero la realizó el presidente de la Asociación, David De León Suárez.

7.- Casa del pueblo, con tahona y cocina antigua.

Las tahonas son lugares de molienda que son accionadas no por el viento sino por la tracción animal y en ocasiones humana. Dado que Guisguey están ubicado en un valle, no existen molinos ni molinas pero sí varias tahonas, como esta tan bien conservada por don Álvaro García, vecino del pueblo.

8.- Plaza de Pablo Espinel.

La plaza de Pablo Espinel, está ubicada en una era de piedra de cal. Sobre ella hay dos elementos patrimoniales destacados: un pajero y un taro. El taro era una edificación cuya función era la de conservar los quesos y otros alimentos.

Pablo Espinel era alcalde pedáneo del pueblo cuando en 1976 dos legionarios lo asesinaron en la puerta de su casa.