Espacios para la educabilidad

Hemos atravesado un periodo muy duro en nuestras aulas provocado por la difícil situación de los últimos años, en el que se ha constatado un incremento de la conflictividad y de la tensión entre el alumnado. Nuestra principal motivación ha sido siempre conseguir de ellos una formación integral, es decir, no solo nos preocupan en lo académico, sino como individuos que forman parte de una sociedad.
 
Es por ello que este año hemos gritado: ¡BASTA! 
 
El 2022 debe ser un punto de inflexión. Nuestra apuesta ha sido trabajar sobre la salud emocional, pues el sistema impuesto por las medidas sanitarias, tan necesarias, trae también efectos negativos sobre la formación de nuestros adolescentes. 
 
Es así como nuestro centro, a través del Plan de Convivencia Positiva, PROMECO, Departamento de Orientación y PROA+, se ha centrado en generar espacios para la educabilidad, pues un alumno que se siente a gusto, es feliz, y si es feliz, aprende más y mejor y aumenta su autoestima y su confianza. 
 
Nuestra intervención ha buscado lo siguiente:
 
-Generar un Aula de la Resurrección, como el Ave Fénix que renace de sus cenizas. Todos tenemos derecho a una segunda oportunidad y profundizar sobre la situación del alumno en un entorno que le resulte cómodo, que rompa con el espacio tradicional, lo valoramos como indispensable para comenzar el cambio, apostar por la mejora. 
 
 
Recreos Activos se ha apostado por ofrecer al alumnado actividades y espacios al aire libre que contribuyan a mejorar la relación entre ellos, a trabajar en sus capacidades físicas y mentales a través del Aprendizaje Basado en el Juego y a generar un entorno agradable en el que les guste estar. Una estrategia que busca luchar contra el abandono temprano y el fracaso escolar.
 
 
Queremos agradecer a todo el profesorado que ha ofrecido su tiempo libre para implicarse con nosotros por la mejora de la convivencia.