Reto Literario cuarta entrega

Les presentamos las nuevas creaciones del reto literario propuesto el 22 de abril y sus tres ediciones anteriores:

En esta ocasión te presentamos los siguientes relatos

  • ¿UN DRAGÓN EN MI CASA?

    Era un día normal y corriente. Estaba en mi casa como todo el mundo. Estaba leyendo un libro con mi padre sobre los dragones y lo increíble que eran. Yo le dije a mi padre: Me gustaría tener un dragón, aquí, en casa. Claramente mi padre no se lo tomó en serio, se rio a carcajadas y me dijo que los dragones solo eran una leyenda y que además creía que eran agresivos. Era muy tarde, me fui a dormir. Y al cabo de un rato bastante largo, mi padre me despertó muy desesperado. Yo estaba confuso porque no sabía lo que estaba pasando. Él me dijo: ¡Es cierto, no es una leyenda, es real! Y yo le pregunté: ¿Qué? Él me respondió: ¡Los dragones, hay uno en la terraza! Fui corriendo a la terraza y sí, estaba ahí. Yo, mirándolo con emoción, fui corriendo para preguntarle: ¿De dónde vienes? Él me respondió: Esto es solo un sueño.

2.º ESO. Anónimo.

  • UN EJEMPLO A SEGUIR

Hace aproximadamente catorce años, unos jóvenes se conocieron y se enamoraron perdidamente, lo cual, ese amor, era verdadero. Pero pasó algo terrible que hizo que la chica se volviera loca. Durante muchos años de relación, al joven le detectaron cáncer, lo que dejó muy mal a la pareja y a sus familias. Cuando se enteraron la joven decidió casarse con él ya que era su sueño, antes de que falleciera su novio.

Cuando llegó el momento de la boda, ellos y la familia estaban nerviosos. La ceremonia fue preciosa igual que el banquete, todos lo disfrutaron como si no hubiera un mañana, hubo risas, lagrimas. Esa ceremonia parecía de película, la familia estaba muy unida y los novios muy pero que muy felices. Los novios se fueron de luna de miel al Puerto de la Cruz, ya que no podían viajar muy lejos por la salud del novio. Pero igualmente ellos eran felices que era lo que contaba aunque no pudieran tener hijos.

A los veinte días de casados el novio falleció. La novia esta muy rota, no le veía sentido a su vida desde que se fue su marido. Ella se volvió un poco loca ya que decía que lo veía por la casa y que alguien la perseguía. La familia, preocupada, la llevó a un psicólogo que la ayudó mucho.

Actualmente la novia tiene una familia, con la que está orgullosa de tenerlos. Aunque sea feliz, ella todavía no ha superado la pérdida de su marido, y no se ha casado más.
Ahora su familia está orgullosa de ella y son muy felices. Por parte de su sobrina más pequeña, por parte de su hermana mayor, para ella es la mejor tía del mundo, siempre se ríen juntas y se llaman. Para su familia es un ejemplo a seguir y sobre todo para su sobrina.

2.º ESO.  Anónimo

  • UN ENCUENTRO INESPERADO

    Todo ocurrió hace dos años. Mis padres y yo no encontrábamos de viaje, en Ámsterdam. Íbamos a estar allí una semana. Entonces planeamos ir uno de los días a visitar la Casa Museo de Ana Frank.

    Ana Frank era una niña judía que estuvo escondida en la parte de atrás de su casa dos años para evitar que los nazis la llevaran a un campo de concentración.

    Llegamos al lugar y tuvimos que hacer una cola de una hora. Finalmente entramos, vimos la casa y aprendí muchas cosas. Antes de salir de allí había una sala oscura y tenía una gran pantalla. En esta se encontraba un chico que me pareció algo conocido. Me quedé mirándolo durante un rato, estaba casi segura de que era él. Se trataba de un actor muy famoso al que yo admiraba mucho. Le dije a mi madre que lo había visto pero ella me dijo que no podía ser, que probablemente era otra persona. Al final salimos del lugar y nos dirigimos al supermercado a comprar. De casualidad, también se encontraba allí el chico que tanto se me parecía a aquel actor. Mi madre lo vio y se dio cuenta de lo mucho que el chico se parecía al actor y me dio la razón. Nos fuimos del supermercado, nos volvimos a encontrar al chico y esta vez nos acercamos a él y le preguntamos si era el actor al que se nos parecía tanto. ¡Dijo que sí! Era él, no lo podía creer, había esperado ese momento durante mucho tiempo. Le pedimos una foto y el cedió a hacérsela. Sin duda ese ha sido uno de los mejores días de mi vida.

1.º ESO. Anónimo

  • UNA MUJER INCREÍBLE 

Epílogo

Ahora mismo estamos en confinamiento, como todo el mundo sabe, y eso me ha hecho reflexionar, dándome cuenta así de lo importante que es la familia y los amigos para mí. Entre esas muchas cosas que echo de menos una de las más importantes es cuando los veranos por la tarde, me sentaba con mi abuela y sus vecinas a charlar, así que he decidido contar la historia de la dura vida de mi vecina.Esta historia trata de mi vecina (pongamos como nombre Ruth), que ha sido más fuerte y valiente de lo que muchos esperaban. Todo empezó un 13 de septiembre del 45. En esa época la vida era muy difícil. Si vivías en una familia pobre, o que simplemente tuviera que trabajar para conseguir dinero, lo más probable es que como hija tuvieras que hacer tareas de la casa, como lavar los platos, preparar la comida, ir a buscar agua, etc… Unos años más tarde, allá por los 50, era muy común ir a Caracas, ya que allí era más fácil conseguir dinero. Por eso la mayoría de hombres que tenían hijos ahorraban para irse y poder conseguir dinero para alimentar y cuidar a sus hijos. Esto era casi una obligación, si eras hombre con hijos ya sabías donde ibas a pasar una temporadita, en Venezuela. Bien, pues cuando Ruth creció decidió viajar y conocer mundo, entonces en uno de sus viajes terminó en Venezuela.Decidió conocer la zona ya que su madre siempre le había contado las grandes hazañas que su padre hacía allí. Hasta que un día, por causas del destino, se encontró a un hombre. Quedaron, bailaron, disfrutaron de la zona y sin que ellos se dieran cuenta formaron una maravillosa familia.
Ruth trabajaba en un puesto de costura local y su marido era un humilde carpintero. En su familia también nacieron dos niñas que se criaron allí, adoptando el acento, adorando la comida local y conociendo a su gente.

Unos años después, tras la muerte de su marido, Ruth decidió volver junto con sus hijas a España, donde ahora vive.

Herena de León Gorrín 2º eso

  • UNA PERSONA QUERIDA

Esta historia es sobre uno de mis familiares. Esta persona es una de mis personas más queridas. El es una persona muy agradable, divertida y cariñosa. Aunque no le vea muchas veces al año lo quiero mucho. He vivido muchas cosas con esta persona. Yo y mi hermana hemos ido a la nieve, viajado con él, etc… Y aunque no haya hecho todo bien en su vida, y haya hecho muchas cosas malas y que han hecho daño a mí y a mi hermana, lo quiero.

Anónimo. 1.º ESO

Esta entrada fue publicada en Bibescan, Biblioteca, Plan de comunicación Lingüística, Plan de Lectura. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *