XXI Edición del Concurso de fotografía IES Tegueste

Convocamos otro año más nuestro Concurso, abierto a alumnado, profesorado, padres, madres y personal no docente de todos los centros escolares de Tegueste. Nuestro compromiso es estimular la reflexión conjunta sobre temas que consideramos de interés pedagógico.

Pinchando en la imagen puedes abrir la web donde está alojado el concurso, ver las bases y participar

Aprovechamos para profundizar y ampliar nuestra visión del mundo, para participar en la vida escolar y crear vínculos en estas especiales circunstancias de dificultad de comunicación sobrevenida por la pandemia. Conversamos, no solo desde la tradicional perspectiva intelectual sino desde otra más creativa y motivadora para la comunidad educativa.

EL CONSUMO, LOCAL Y SOSTENIBLE es el tema etnográfico.

La reflexión sobre nuestros hábitos como Sociedad de Consumo es siempre necesaria. Como consumidores debemos conocer los resortes de la publicidad, las estrategias de la Obsolecencia programada, los derechos que nos asisten, y aprender a deslindar entre las verdaderas necesidades y las inducidas. En el terreno de la acción debemos reivindicar un control de los deshechos, de plásticos y microplásticos, de aditivos alimentarios y tóxicos agrícolas y mediombientales. Como Sociedad tendríamos que replantearnos las consecuencias laborales, climáticas y para la salud de un modelo de consumo globalizado: La deslocalización de empresas, la sobreexplotación de zonas del planeta, la contaminación ambiental, la compra de tierras fértiles, la guerra por las tierras raras… fenómenos que recortan la soberanía alimentaria y energética, que generan dependencia y explotación en muchos países. Fijémonos en el origen cada día más lejano de los productos que consumimos, la dependencia que generan, la huella de carbono… y lo que es más importante la desintegración de las economías locales.

Es deseable por tanto, echar una mirada alrededor y observar los sectores productivos que tenemos disponibles en cercanía y valorar la necesidad de potenciarlos con nuestro consumo. Generamos así trabajo y solidaridad, colaboramos con la sostenibilidad de nuestro paisaje. Si hablamos de alimentación, con el consumo de cercanía elegimos controlar nuestra salud, obteniendo alimentos seguros y de calidad. Defendemos nuestro derecho a una Soberanía alimentaria, a un Desarrollo Sostenible, a una Economía circular.

Por otra parte abordaremos este año filosóficamente el tema de LA INTELIGENCIA EMOCIONAL.

Parte de la Naturaleza humana descansa en la emoción como base de nuestra personalidad y nuestra conducta, aunque muchas voces advierten de las dificultades que encontramos si se viven de forma desequilibrada. Debemos desarrollar habilidades de autoconocimiento, empatía, autocontrol, automotivación, dominio de las relaciones sociales , si queremos tener una vida más feliz y exitosa. La razón y la moral son también parte de los medios que nos permiten direccionar las emociones en general hacia terrenos fructíferos y en ello han insistido desde las Filosofías más ancestrales de Oriente y Occidente como las más recientes teorías de la Psicología.

En la actual sociedad llena de retos laborales, tecnológicos, medioambientales, políticos, sanitarios, personales… tendremos que aprender a controlar las emociones inmovilizantes, los sentimientos de miedo, angustia, desánimo y tantos otros que generan involución social y personal. El Pensamiento es una herramienta poderosa para dar sentido y controlar nuestra vida psíquica. Podremos nutrirnos de las enseñanzas de Confucio, Estoicos, Epicúreos, Aristóteles, Buda, Nietzsche, Shopenhauer, Goleman… y tantos otros que nos muestran el camino hacia la Inteligencia emocional.

Resaltar los motivos matemáticos en la ejecución de estos dos temas será un ejercicio extra de creatividad y abstracción que algunos concursantes podrán buscar y encontrar con más o menos espontaneidad.

Agradecemos al Ayuntamiento de Tegueste la buena acogida y subvención que sigue otorgando a nuestra actividad, sin lo cual indudablemente no tendría tantos incentivos.

Esta entrada fue publicada en concursos, Patrimonio. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *