PROYECTO STEAM

Estimadas familias,
En vista de la buena acogida que ha tenido la incursión del Proyecto STEAM (por sus siglas en inglés Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) en nuestro centro, queremos hacerles llegar nuestro agradecimiento por los mensajes que hemos recibido al respecto, en los que se valora muy positivamente esta iniciativa.
Sin embargo, respondiendo a algunas dudas que también se nos han hecho llegar, nos gustaría fundamentar aún más esta acción ofreciéndoles algunas enlaces en lo que podrán encontrar información y seguro que respuestas a estas cuestiones que algunos se plantean. A la vez queremos informar de que además de este proyecto implementamos para todo el alumnado (niños y niñas) a través de la plataforma Tynker, un proyecto de programación digital, del que en breve sus hijos podrán informarles.

https://es.unesco.org/themes/educacion-igualdad-genero/stem

https://www.europapress.es/sociedad/educacion-00468/noticia-solo-13-estudiantes-carreras-stem-espana-son-mujeres-estudio-oei-20210211123148.html

https://ingenieros-civiles.es/actualidad/actualidad/1/738/mujeres-en-estudios-stem-en-espana
Como centro educativo, estamos convencidos de que este esfuerzo repercutirá positivamente en la totalidad de nuestra sociedad, como puede leerse en uno de estos artículos: “La principal consecuencia es que el 50% de la población mundial no está representada en las producciones científicas y tecnológicas. El 89% de lo que hacemos en internet (previo al COVID) está relacionado con una aplicación móvil, y sólo el 6% de las aplicaciones móviles en el mundo fueron desarrolladas por mujeres.” Porque según informes de la Unesco en otro de los enlaces: “sólo el 35% de los estudiantes matriculados en las carreras vinculadas a las STEM en la educación superior son mujeres, y se han señalado diferencias en estas disciplinas. Sólo el 3% de las estudiantes de la educación superior, por ejemplo, escogen realizar estudios en el ámbito de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)”. De esta forma, podemos concluir que estamos desaprovechando buena parte de nuestro potencial como país.
“A partir de los seis años las niñas empiezan a pensar que los niños son más capaces que ellas. Con esa tendencia, cuando llegan a la etapa de la adolescencia y tienen que tomar decisiones sobre qué quieren estudiar, confían en sí mismas menos que sus compañeros varones. Si a eso le añadimos la tradicional dificultad asociada a las carreras STEM, pocas se creen con aptitudes para afrontar su futuro laboral y académico en estas áreas. Paradójico: ese mismo estudio revela que, aunque las niñas de todas las edades relacionan las mejores notas con las chicas, siguen contestando que los más brillantes son sus compañeros”. Red2030 incorpora, en su artículo “La Ingeniería tiene nombre de mujer”, la idea principal extraída del artículo de la revista científica Science con el título “Understandint persistent gender gaps in STEM”, de 2020.
Gracias, de nuevo, por el apoyo y colaboración que nos ofrecen.