Normas del centro

Como sucede en toda institución social, el reglamento o el conjunto de normas reviste de una clara importancia para ordenar la convivencia y guiar los comportamientos de todos los individuos que de ella forman parte. Esto sucede con una de las instituciones más modernas pero al mismo tiempo más asimiladas por las sociedades de todo el mundo: la escuela. Aquí, alumnos de diferentes edades asisten para ser educados en numerosos conocimientos y también para aprender a convivir en sociedad.

Cumple un rol educativo de significativa importancia a lo largo de la vida de cada persona, especialmente si tenemos en cuenta que un individuo ocupa allí gran parte de su tiempo diario y desde la más tierna infancia hasta el final de la adolescencia. La institución educativa tiene como objetivo el pasaje y la transmisión de un gran número de contenidos y conocimientos que han sido elegidos como representativos de una cultura o de un modo de pensar y considerados al mismo tiempo como aquellos que deben pasar de generación en generación para la supervivencia de la raza humana o de una sociedad específica.

Pero por otro lado, la institución escolar cumple un rol secundario que no puede dejarse de lado y que es aquel que tiene que ver con la adaptación de los sujetos a la vida en sociedad, a la comunidad en la que viven y a sus características particulares. Así, la escuela sirve como enseñanza de hábitos, costumbres y comportamientos que deberán ayudar al niño o niña a adaptarse mejor a la vida en sociedad y que le servirán también a esta última para asegurarse la convivencia pacífica y ordenada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *