Nuestras tradiciones: Los finaos

1 reproducción

Hace ya unas décadas, cuando llega el mes de octubre, niños, jóvenes y adultos se preparan para celebrar la fiesta de Halloween.

La noche del 31 de ese mismo mes son muchas las fiestas y los disfraces que se pueden encontrar por todas las ciudades y pueblos. Brujas, vampiros, zombis y toda clase de monstruos desfilan por las calles y casas en una especie de mini-carnaval pidiendo caramelos al toque del famoso “truco o trato”.

Cada vez más población participa en esta celebración de origen celta que ha sido ampliamente difundida en películas, canciones o documentales provenientes, sobre todo, de los Estados Unidos. 

En muchos lugares de Canarias, cuando llega la noche del 31 de octubre, víspera de la festividad de Todos los Santos, se celebra también la Noche de los Finados, una costumbre muy entrañable que practicada en el ámbito familiar desde hace mucho tiempo, antes de que se pusieran de moda las fiestas de Halloween.

En la actualidad puede verse cómo en una gran cantidad de pueblos y ciudades de Canarias conviven ambas fiestas, Halloween y Finaos, ya que no se tiene por qué renunciar a ninguna de ellas, puesto que la primera es una celebración de tipo social y más festera mientras que la segunda se reduce más a la esfera doméstica y es más familiar.

El alumnado de 4º ESO, desde la materia de Historia de Canarias ha estado trabajando el tema de finados con el ánimo de que esta tradición tan nuestra no quede en el olvido. 

En el video que vamos a ver a continuación, se muestra la exposición que se ha realizado en el rincón de Patrimonio con motivo de Finados intentando recrear, por un lado, lo que hasta no hace muchas décadas se vivía en muchos pueblos de nuestras islas y, por otro, lo que se relaciona con Halloween puesto que ambos festejos no tienen por qué ser excluyentes.

En el video, ponen la voz Pedro Vera (4ºA), Rodrigo Pérez (4ºB), Aridian de León (4ºC) y Atenea Soto (4ºD) acompañados por nuestro magnífico timplista Samuel Brito, de 2º de Bachillerato.

Fotos tomadas del Blog de Etnografía de Fuerteventura.