LAS ISLAS CANARIAS Y SU ORIGEN VOLCÁNICO

2 reproducciones

No hay más que observar el paisaje que nos rodea para darnos cuenta de que nuestras islas tienen un origen volcánico.
Canarias se ha formado por la acción constructiva, durante la Era Terciaria, de la actividad volcánica en el océano Atlántico, cuando el magma que procedía del interior de la Tierra, ascendió a través de las grietas o fracturas de la corteza oceánica y se fue acumulando en el fondo oceánico hasta emerger sobre el nivel de la superficie del mar. Esta actividad volcánica, mantenida durante millones de años, permanece aún en la actualidad como lo atestiguan las recientes erupciones que están teniendo lugar hoy día en Cumbre Vieja (La Palma) o las que tuvieron en un pasado no muy lejano en La Restinga (El Hierro) o en el Teneguía (también en La Palma).
Con respecto al procedimiento de formación, no hay un acuerdo unánime entre los científicos que se debaten entre diversas teorías de las cuales, las más aceptadas son: la Teoría del punto caliente (Morgan, 1971), la teoría de la fractura propagante (Anguita y Hernán, 1975), la teoría de los bloques levantados (Araña y Ortiz, 1991) o el modelo unificador (Anguita y Hernán, 2000)
Desde el proyecto De Fuerteventura al cielo y en la materia de Geografía e Historia de Canarias que se cursa en 4º ESO, se ha trabajado el tema del origen de nuestras islas, las distintas teorías (obsoletas y actuales) y las diferentes formas de relieve que han ido formándose debido a la acción de los procesos de erosión, transporte y sedimentación dotando a nuestros paisajes de un aspecto sin igual.
Nuestro alumnado ha realizado maquetas que intentan mostrar cómo es un volcán por  dentro y por fuera. Algunos, los más arriesgados, han ido un poco más allá, intentando reproducir una erupción volcánica.
Les dejamos con este vídeo, los pinitos de nuestros “científicos” y las maquetas de los volcanes que estarán expuestas durante este mes de noviembre en el rincón de Patrimonio Canario.