Resumen Observación Nocturna, 29 marzo 2019

No nos podemos fiar del tiempo. Todo el día con el cielo nublado, incluso con alerta por lluvias,  llega la noche y nos encontramos un cielo bastante despejado. Además del espectáculo de las estrellas nos acompañaron unos relámpagos bastante lejanos en el mar, hacia el norte.

En esta ocasión nos acercamos al observatorio cinco personas: Esteban, Lucio, Javier, Marta K.  y un acompañante especial, José María, venido desde Asturias, con el que pudimos compartir nuestros conocimientos de astronomía y mostrarle otro de los atractivos de la isla.

Como suele ocurrir, cuando ya teníamos el telescopio alineado y en disposición de observar objetos de cielo profundo se cubre totalmente el cielo. Si pudimos mejorar nuestro manejo del mecanismo teniendo en Lucio un diestro operador.

A simple vista nos vamos despidiendo de la constelación de Orión, Tauro y Perseo que ya se encuentran bastante bajas por el oeste. Aparece por el oeste la constelación de Bootes o el Boyero, con su estrella Arturo, y la constelación de Virgo, la diosa de las cosechas, con la estrella Spica. Y en el cenit la constelación de Leo con la estrella Régulo.

Cúmulo El Pesebre

Con los prismáticos observamos el cúmulo de las Pléyades (M45) en la constelación de Tauro, con el que reconocemos la cercana constelación de Perseo. Y también observamos la nebulosa de Orión (M42) en la constelación del mismo nombre.

Con el telescopio pudimos ver el cúmulo del Pesebre (M44) en la constelación de Cáncer situado muy cerca de la eclíptica. Es un cúmulo abierto formado cientos de estrellas jóvenes, masivas y muy calientes, originadas en la misma nube de gas, que al colapsar por efectos gravitatorios formaron esas estrellas. El gas ha desaparecido debido a la radiación emitida por las estrellas más brillantes y su aspecto es el de un salpicón irregular de puntitos luminosos, sin estructura y de forma asimétrica. Estas estrellas lentamente se van dispersando por el efecto de marea producido por el centro de la Vía Láctea.

Para más información: http://www.bitacoradegalileo.com/2010/10/28/m44-el-cumulo-del-pesebre-praesepe/

Autor: José Francisco Casas Valdivieso

Profesor de Física y Química del IES Daute Los Silos.