Cueva Pintada de Gáldar

De CanariWiki
Revisión del 09:52 11 ago 2015 de Vanessamitcanet (discusión | contribuciones) (Página creada con «La Cueva Pintada de Gáldar es una de las manifestaciones de arte rupestre más significativas del Archipiélago Canario. Está situada en Gáldar, al noroeste de Gran Cana...»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

La Cueva Pintada de Gáldar es una de las manifestaciones de arte rupestre más significativas del Archipiélago Canario. Está situada en Gáldar, al noroeste de Gran Canaria y fue descubierta oficialmente en el año 1873 (Desde 1862 ya se conocía su existencia). Hoy en día tiene la categoría de Parque Arqueológico y ocupa un espacio de 5000 m2 y se trabaja en tres grandes áreas temáticas: conservación, arqueología y arquitectura.

Origen

Se trata nada más y nada menos que de una cueva excavada sobre material volcánico, cuyas paredes están decoradas con motivos geométricos. Los antiguos canarios conocían muy bien la técnica del labrado de la toba, roca volcánica ligera y de consistencia porosa y construyeron un amplio y ligero recinto. Este enclave forma parte de lo que se ha denominado Acrópolis de Agáldar, o lo que es lo mismo, entorno protourbano de casas labradas por los antiguos aborígenes canarios, en el corazón de lo que fue la capital prehispánica de Gran Canaria antes de la llegada de la población conquistadora europea, la actual ciudad de Gáldar. Las excavaciones dejaron al descubierto este poblado formado por más de 60 casas, unas casas extremadamente frágiles donde vivían unas 250 personas.

Construcción

Está situada en el núcleo del poblado y ocupó un lugar destinado a las reuniones y rituales. La Cueva Pintada se instala en una cámara muy parecida a un cubo con unos 5 m de ancho en la pared del fondo, 4,53 m y 4,26 m en sus laterales izquierdo y derecho, respectivamente, y unos 3,22 m de altura. Su suelo, irregular, presenta numerosos orificios. De ella destaca su friso decorado con paneles pintados con motivos geométricos combinados (cuadros, rectángulos, triángulos, circunferencias,…) alternados con colores rojo, negro y blanco. Esta sala policromada tiene una profunda carga simbólica.

Historia

Fue hallada en 1862 a raíz del acondicionamiento del “Huerto nuevo” y redescubierta en varias ocasiones, aunque en el año 1873 es cuando se le atribuye su verdadero descubrimiento como tal. Según el Doctor Chil y Naranjo, en sus Estudios, señalan que en su interior se encontraron algunos cadáveres, vasijas y otros objetos de importante relevancia arqueológica y que se quedaron algunos vecinos. En 1972 el complejo troglodita se abre al público después de años de excavaciones, estudios y preocupación por su conservación como yacimiento visitable y es nombrado Monumento nacional Histórico-Artístico, pero los problemas de conservación se agravan en el tiempo. El museo y parque arqueológico Cueva Pintada de Gáldar fue reabierto el 26 de julio de 2006, tras más de 20 años de trabajos de recuperación del recinto. Hasta ese momento sólo se podía ver una reproducción de las pinturas en el Museo Canario de Las Palmas de Gran Canaria.

Funcionamiento

Actualmente alberga un museo y cuenta con varias unidades expositivas que se integran en un recorrido en el que mediante variados recursos museográficos se invita a los visitantes a conocer uno de los momentos más apasionantes de la cultura de los antiguos canarios. Los visitantes pueden hacer el recorrido con guías especializados que les ofrecen visitas personalizadas en cuatro idiomas (castellano, alemán, inglés y francés). Este yacimiento recibe al año unas cincuenta mil visitas, pero esto no es sólo un museo, es también un centro de investigaciones donde se intentan resolver interrogantes de nuestra cultura aborigen.

¿Sabías qué?

El hallazgo de la Cueva se debió a el vecino José Ramos Orihuela, en 1873, cuando se encontraba realizando labores de desmonte en sus tierras y observó por un socavón que se abrió en el suelo cómo éste daba a una cueva labrada en la toba que tenía sus paredes y techo decorados con pin¬turas.

Referencias