Francisco González Hernández (Pancho)

De CanariWiki
Saltar a: navegación, buscar
Francisco González Hernández (Pancho)
pancho.jpg
Información personal
Nacimiento 5 mayo, 1928
SAN CRISTÓBAL DE LA LAGUNA en la isla de Tenerife
Fallecimiento 2 noviembre, 2016 (87 años)
Educación
Alma máter Estudios básicos
Información profesional
[[Archivo:{{{Pie}}}|{{{Pie}}}|sinmarco|ninguna]]

Fue un emprendedor tenaz, vecino tejinero que trabajó sin descanso en pro de su pueblo y su gente. Su espíritu emprendedor y entusiasta le colocó siempre en todas las iniciativas que supusieran el avance de Tejina en cualquiera de sus facetas.


Biografía

bodas-de-oro.jpg

Francisco González Hernández nació el día 5 de mayo de 1928 en Tejina (La Laguna). Falleció el día 2 de noviembre de 2016. Su larga y comprometida vida de 88 años le permitió conseguir que muchas personas le conocieran y que se beneficiaran de su constante trabajo de ayuda a los demás. Se casó con Carmen Hernández Marrero teniendo cuatro hijos: Alba, Edgar, Héctor e Ives. Su condición de hermano mayor de una familia de seis hijos (Macarena, Manuel, Salvador, Juan y Guillermo), en cierto modo, influyó en su vida. Una de las características más destacadas de su personalidad fue la tenacidad con que desarrollaba las muchas iniciativas que emprendió. Nunca se dio por vencido y cuando creía que algo era necesario o que era de justicia, entonces lo defendía con vehemencia y trataba de convencer a los demás con razones y con persistencia.


Labor profesional

don-antonio-gonzalez-1.jpg
Con D. Antonio González

Pancho recibió el encargo de continuar con el molino de gofio familiar. Se convirtió en el principal medio de mantenimiento de su familia: el gofio “Doñana”. El discurrir de la vida no le llevó por el mundo de los estudios. Mi padre se esforzó para que estudiásemos. Consiguió que llegase a completar los siete años de bachillerato pero reconozco que era mal estudiante…. No me gustaba estudiar pero quizá tampoco nadie me enseñó a hacerlo y por eso me costaba tanto. Pero su deficiente amor por el estudio lo compensó con una innata curiosidad por cuanto le rodeaba, con un inquieto espíritu emprendedor que le llevó a compaginar su trabajo con otras iniciativas como una fábrica de mosaicos (la primera de la zona…), una fábrica de bloques, una carpintería, una cerrajería, tuvo un par de camiones, un par de tractores y otras iniciativas más.


Distinciones

Primer Distinguido FUNCASOR Primer Presidente y Presidente de Honor de FUNCASOR. Placa de la Agrupación Cultural San Sebastián de Tejina. Nombramiento de Voluntario Mayor de la Isla de Tenerife otorgado por el Cabildo Insular. Placa de la Federación Insular de Bandas de Música.


La persona

con-su-esposa.jpg
Su esposa con su busto

La música y las personas con sordera De su entrega a la música puede destacarse el haber conseguido que Guillermo, su hermano menor y catedrático del Conservatorio de Madrid, se convirtiera en un virtuoso pianista de fama universal También el presidir durante muchos años la banda de música San Sebastián de Tejina y luchar por conseguir la unión y la promoción de todas las bandas a través de la Federación Tinerfeña de Bandas de Música. Por otro lado, una circunstancia familiar (dos de sus hijos son sordos),le llevaron a emprender una incesante y ejemplar lucha para conseguir que este colectivo pudiera integrarse plenamente. La Fundación Canaria para las Personas con Sordera, FUNCASOR, ha sido mejor legado y el más eficaz medio con el que enfocar su lucha. Se ha convertido en una entidad consolidada que goza de un prestigio y reconocimiento social, que también ha interpretado el Gobierno de Canarias otorgándole la Medalla de Oro en el año 2012. Era una forma de reconocer paralelamente la medalla a Pancho porque no se concibe uno sin el otro.


Otros aspectos

con-funcasor-en-su-busto.jpg
Su esposa con su busto

Existe un sin fin de anécdotas reveladoras y clarificadoras de la personalidad de Pancho. - Durante poco más de diez años estuve yendo a diario a Santa Cruz con mis dos pequeños, que son sordos, para llevarles al único centro especializado que había entonces. Varios padres nos poníamos de acuerdo y los llevábamos en un coche. En una ocasión me paró la Guardia Civil y al ver que éramos siete, me multaron. Les advertí que al día siguiente volvieran porque seguiría llevando a aquellos niños al colegio. Era el único transporte escolar que teníamos. Decidí acudir al Gobernador Civil a plantearle nuestro problema. Me escuchó y lo resolvió. Era Don Julio Pérez. - El Instituto de Enseñanza Secundaria es otra de las originales páginas de la historia de este pueblo en la que también Pancho se implicó. Se había solicitado pero no había respuesta. Con un solar, nos dijeron, posiblemente se pueda conseguir. No conozco bien los detalles pero sé que Don Antonio González, el famoso químico, tuvo mucho que ver. De nuevo se acude a los vecinos para conseguir esa compra. Hubo familias que aportaron “los puntos” que eran las 25 pesetas que daba el gobierno a los agricultores por cada hijo. Pero a mí la historia que más me conmovió de las muchas de las que fui testigo directo es la de Don Bartolo. Estaba postrado en su cama. Hizo que fuera a verle y no paró de preguntarme hasta enterarse de para qué se estaba pidiendo en el pueblo. Levantó un poco el colchón y sacó un sobre en el que había 400 pesetas. Me dio 200 y me dijo que el dinero estaría bien empleado si su nieto pudiera estudiar allí y que se sentía feliz en poder colaborar. Hubo gente que dio mucho más dinero pero estas 200 pesetas me impactaron. El curso 1969-70 fue el primer año en el que se impartieron las clases.