Salinera artesanal

De CanariWiki
Saltar a: navegación, buscar

Salinera artesanal

Salinera artesanal

En el Archipiélago Canario, la sal es considerada un producto artesanal.

Pietradiciones.png

En el Archipiélago Canario, la sal es considerada un producto artesanal. Ni tan siquiera las relativamente extensas salinas del Janubio en Lanzarote pueden perder, por sus dimensiones o sus métodos, la categoría de producción artesanal. Es una práctica ancestral con un alto valor culinario, paisajístico y ambiental. La insularidad y las condiciones ecológicas propiciaron un importante desarrollo de la industria ligada a la producción de sal, que aún pervive.

Historia

Los primeros canarios ya aprovechaban la sal, recolectando las piedras de sal que quedaban en los charcos tras la evaporación natural del agua. Después de La Conquista, la explotación de sal se intensificó creándose las primeras salinas sobre la roca. Con el tiempo, se importó un nuevo sistema más productivo que daba respuesta a la importante demanda de salazón de los barcos pesqueros para conservar el pescado: las salinas de barro. A finales del siglo XIX, en Canarias se registraron más de 60 salinas funcionando. Hoy en día ese número se ha reducido notablemente. En el año 2016 quedan tan solo 9 salinas tradicionales y el 15 % de la sal que se consume en el archipiélago es de origen marino.

Útiles

Los métodos artesanales tienen como aliados al agua de mar, el sol y el viento. Dependiendo del sistema de extracción de sal que se utilice, se requerirán unas u otras herramientas: desde la simplicidad de un cubo para recoger la sal que queda atrapada en los charcos hasta sistemas más complejos, como la construcción de pequeños estanques costeros de roca y barro llamados maretas. En las estructuras salineras tradicionales se distinguen dos modelos: las que se construyen sobre la roca y las que lo hacen en el barro, siendo éste último un modelo importado desde El Mediterráneo y que permitió una explotación a mayor escala. Este tipo de salinas presentan estructuras más grandes y llanas, compuestas por dos recipientes: el concentrador, llamado cocedero y el cristalizador o tajo.

Procedimiento

El agua se vierte directamente desde el mar por medio de unos canales llamados tomaderos. Cuando la marea sube, el agua entra y con la bajamar, se cierran unas compuertas que la dejan atrapada en los cocederos. En este punto, por efecto del sol y el viento, el agua comienza a evaporarse y la sal a concentrarse, lo que da lugar a la salmuera (sal aún muy húmeda y poco cristalizada). La sal pasará a través de unas acequias a los tajos donde el proceso de evaporación y concentración continua hasta la cristalización. La zafra de la sal se concentra en los meses más secos, de febrero a octubre. Este proceso dura entre 15 días y un mes.

¿Sabías qué?

Las salinas tradicionales canarias tienen un alto potencial biológico, económico, turístico y cultural. Además de ser un recurso de alta calidad gastronómica, son un reclamo paisajístico y turístico de primer orden. Las Salinas de Janubio, en el suroeste de Lanzarote, además de mantener activa su producción y elaborar toneladas de sal cada año, es una de las atracciones más visitadas de la isla conejera.

Referencias


Logo-gobierno-nuevo.jpg Logo-Union-Europea.png

Los contenidos y programas que constituyen esta obra son propiedad del Gobierno de Canarias que ha promovido
su creación y desarrollo con el propósito de que la comunidad educativa haga libre uso de los mismos.

00-Logo-UCTICEE.png

00-Logo-ATE.png 00-Logo-Canarias-Avanza.png

FONDO EUROPEO DE DESARROLLO REGIONAL

Empresas que han intervenido en el desarrollo de esta obra:

00-Logo-Mitca.png