Tabaiba majorera

De CanariWiki
Saltar a: navegación, buscar

Tabaiba majorera, tabaiba mejorera, tabaiba roja
Euphorbia atropurpurea Brouss. ex Willd.

Tabaiba majorera, tabaiba mejorera, tabaiba roja

Tabaiba majorera. Foto: Damián Esquivel Díaz

  1. Endémico: Si
  2. Nivel de protección: Protegidas
  3. Origen: Nativo Seguro (NS)
Clasificación Científica
Reino: plantae
Division:Angiospermas
Clase: Magnoliopsida
Orden: Malpighiales
Familia: Euphorbiaceae
Especie: Euphorbia atropurpurea Brouss. ex Willd.
Distribución
TF.png
 
Pieangiospermas.png

La tabaiba majorera (Euphorbia atropurpurea) es una planta suculenta de porte arbustivo, ramificada, con ramas de color marrón y, vistosas hojas agrupadas en forma de rosetas en la parte final de los tallos.

Descripción general

carrizal1-054-euphorbia-atropurpurea-descripcion-scaled.jpg
Tabaiba majorera. Foto: Damián Esquivel Díaz

La tabaiba majorera o tabaiba roja (Euphorbia atropurpurea) es un endemismo de la isla de Tenerife. Se trata de un arbusto muy ramificado, de ramas suculentas, dicotómicas y leñosas que puede llegar hasta los 2 metros de alto, aunque en condiciones óptimas y en el fondo de los barrancos algunos ejemplares puede alcanzar e incluso superar los 3 metros. Presenta unos tallos semileñosos, con una corteza de color marrón-grisáceo, destacando las cicatrices dejadas por las hojas caídas. Las hojas, de color verde-glauco aparecen aglomeradas hacia la punta de los tallos, mientras que las vistosas inflorescencias terminales son de color rojo-morado y a veces verdoso-amarillento.


Hojas

La tabaiba majorera (Euphorbia atropurpurea) presenta unas vistosas hojas aglomeradas en rosetas en la parte final de los tallos. Son simples, sésiles, lisas, con el limbo de espatulado a oblongo, los márgenes son enteros, mientras que el ápice es redondeado (obtuso) o ligeramente escotado (retuso). Su tamaño es de hasta 12 cm de largo por 2-3 cm en su parte más ancha.  Presentan una coloración verde azulada (glauca), generalmente con unas manchas o líneas rojizas que recorren el nervio central y algunas partes de la lámina, sobre todo en la zona próxima a la inflorescencia. En la estación más seca, las hojas comienzan a amarillear y caen, dejando la planta casi sin hojas.


Flores

Las flores de la tabaiba majorera (Euphorbia atropurpurea) se disponen en llamativas inflorescencias terminales de entre 5-15 radios, de color rojo-púrpura (o verdoso-amarillo en la variedad lutea). Cada una de las pequeñas flores se encuentran reunidas en una especie de copa denominada ciatio, compuesto por 4 nectarios, de color amarillo-verdoso o amarillo anaranjado,  y una sola flor femenina central rodeada por varias flores masculinas; este conjunto está envuelto por 2 brácteas entresoldadas que le dan el aspecto de copa. Los frutos son unas cápsulas de color rojo oscuro o marrón (amarillo-verdosas en la variedad lutea), arrugadas, muy duras y divididas interiormente en tres valvas (tricoca), conteniendo cada valva en su interior una pequeña semilla de color negruzco.

img_6213-hojas-arguayo-roseta-de-hojas-de-tabaiba-majorera-scaled.jpg img_6279-flor-tabaiba-majorera-y-avispa-de-tabaiba-ancistrocerus-haematodes-haematodes-scaled.jpg carrizal1-055-fruto-tabaiba-roja-2-scaled.jpg
Hojas de la tabaiba majorera. Foto: Damián Esquivel Díaz Flores de la tabaiba majorera (con avispa de la tabaiba). Foto: Damián Esquivel Díaz Frutos de la tabaiba majorera. Foto: Damián Esquivel Díaz

Hábitat

La tabaiba majorera (Euphorbia atropurpurea) es una especie que habita en laderas, barrancos y enclaves pedregosos ubicados en zonas con cierta humedad pero soleados. Abarca desde la zona alta del dominio del cardonal-tabaibal hasta los dominios potenciales del bosque termófilo, entre los 300 y 1100 metros de altitud. Se extiende desde el Valle de Güímar hasta el macizo de Teno, ocupando algunos barrancos de la vertiente sur de Tenerife. Abunda localmente en la Ladera de Güímar, Barranco de Herques (Fasnia), Roque del Conde, Guía de Isora, Masca, Santiago del Teide y Teno.


Curiosidades

La tabaiba majorera (Euphorbia atropurpurea), como el resto de las tabaibas presentes en Canarias, tienen un látex (líquido blanco), espeso y pegajoso que circula por toda la planta, variando su composición química entre las diferentes especies, siendo muy tóxico en la mayoría de ellas. Sin embargo, en el pasado se empleaba en pequeñas cantidades como purgante, siendo muy peligroso. Al látex de la tabaiba majorera se le atribuyen propiedades vesicantes y para tratar, en uso externo, afecciones o enfermedades de la piel como quemar las verrugas o tratar empeines.

La tabaiba majorera (Euphorbia atropurpurea) curiosamente se hibrida con algunas otras especies de Euphorbia y más concretamente, con la Euphorbia lamarckii dando lugar a un vistoso híbrido denominado Euphorbia x navae.

img_2754-habitat-roque-conde-1-scaled.jpg img_6269-arguayo-hibrido-euphorbia-lamarckii-x-euphorbia-atropurpurea-1-scaled.jpg
Hábitat de la tabaiba majorera. Foto: Damián Esquivel Díaz Híbrido de la tabaiba. Foto: Damián Esquivel Díaz

Uso medicinal de las plantas en Canarias

En los artículos de la Canariwiki se describe el uso medicinal de muchas plantas endémicas presentes en el Archipiélago Canario. Debemos de tener en cuenta que la mayoría de esas especies están protegidas y algunas están en peligro de extinción, por lo que su recolección está terminantemente prohibida.
En cuanto a la descripción del uso medicinal de estas plantas en Canariwiki es meramente informativo del aprovechamiento tradicional que se ha hecho de las mismas, por lo que no debe sustituir ningún tratamiento médico.


Referencias




Logo-gobierno-nuevo.jpg Logo-Union-Europea.png

Los contenidos y programas que constituyen esta obra son propiedad del Gobierno de Canarias que ha promovido
su creación y desarrollo con el propósito de que la comunidad educativa haga libre uso de los mismos.

00-Logo-UCTICEE.png

00-Logo-ATE.png 00-Logo-Canarias-Avanza.png

FONDO EUROPEO DE DESARROLLO REGIONAL

Empresas que han intervenido en el desarrollo de esta obra:

00-Logo-Netex.png 00-Logo-Altia.png


Autoría: Isabel Esquivel Sigut