Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Aprobada la Estrategia Canaria de Economía Azul, para a aprovechar el potencial de las actividades marino-marítimas

El Gobierno de Canarias impulsa un crecimiento inteligente, sostenible e integrador de la economía canaria, con especial atención a la competitividad empresarial y a la generación de empleo

El Consejo de Gobierno aprobó este jueves, 15 de julio, la Estrategia Canaria de Economía Azul 2021-2030, el primer documento de la Comunidad Autónoma para aprovechar al máximo el potencial de las actividades relacionadas con los sectores marino y marítimo, con el objetivo de lograr un crecimiento inteligente, sostenible e integrador a partir de las oportunidades del océano y la costa.

La Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo, a través del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), viene trabajando en este documento desde 2019. Y lo ha hecho a través de un proceso participativo, un trabajo que ha dado como fruto un texto pionero que se sitúa entre las principales herramientas del Gobierno autonómico para lograr un desarrollo económico y social con un claro enfoque en la sostenibilidad ambiental, pero también en la competitividad empresarial. Además, se ha puesto especial atención a los potenciales efectos sobre el mercado laboral.

Aunque se trata de un documento estructural, con una perspectiva a largo plazo, la coyuntura de crisis por la pandemia de COVID-19 convierte a la nueva estrategia en más necesaria que nunca para la reconstrucción de nuestro tejido productivo y en cumplimiento del Plan para la Reactivación Social y Económica de Canarias.

Además, la Estrategia Canaria de Economía Azul 2021-2030 se enmarca en la Comunicación de la Comisión Europea de 2017, a partir del estudio Exploración del potencial de las regiones ultraperiféricas para un crecimiento azul sostenible, que señala su prometedor ámbito de crecimiento para apoyar el desarrollo endógeno de las RUP y anima a establecer planes para mejorar las sinergias entre las políticas públicas y las inversiones privadas.

Igualmente, la reforma del Estatuto de Autonomía en 2018 establece la denominación de aguas canarias para aquellas integradas dentro del contorno perimetral de configuración general del Archipiélago, una zona entre los puntos extremos más salientes de las islas e islotes que constituye el ámbito marítimo especial de la comunidad.

Junto a la aprobación del texto, el Consejo de Gobierno también acordó encomendar la realización de las acciones necesarias para la implantación de la nueva estrategia a la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo, conforme a la estructura de gobernanza del propio documento.

La estrategia está dotada de un sistema de gobernanza ágil y sencillo, con un grupo directivo para las decisiones y otro equipo gestor para la ejecución y el seguimiento, con el objetivo de conseguir una mayor efectividad de la nueva estrategia gracias a la necesaria coordinación del sector público y la iniciativa privada, principal reto de la economía azul, como reflejo de un proceso de elaboración caracterizado por la amplia participación y la alta implicación tanto de las diferentes administraciones como de los agentes económicos y sociales con mayor representatividad del Archipiélago.

A lo largo de 226 páginas, la Estrategia Canaria de Economía Azul 2021-2030 cuenta con un diagnóstico en profundidad de las actividades relacionadas con el medio marino en las Islas, una hoja de ruta para la actual década y un plan de trabajo hasta 2023 alrededor de la gobernanza como primer eje transversal y otros cinco verticales: investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), formación y cualificación, medio marino y cambio climático, competitividad, y patrimonio marítimo.