Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Aprobado el decreto que adapta la normativa de admisión de alumnos en los centros a la nueva ley orgánica

Entre otras novedades, se establece que la Administración educativa recabará los datos electrónicamente a través de sus redes corporativas o mediante consulta a las plataformas de intermediación

La regulación descarta la necesidad de baremación cuando las solicitudes en el nivel y centro escogidos en primer lugar no superen el número de vacantes ofertadas

El Consejo de Gobierno aprobó hoy, jueves 20 de enero, el decreto por el que se adapta la normativa canaria en materia de admisión en los centros docentes con enseñanzas no universitarias sostenidas con fondos públicos de las Islas a las estipulaciones de la ley orgánica por la que se modifica la Ley Orgánica de Educación (Lomloe).

La iniciativa obedece a la necesidad de recoger los cambios normativos y tecnológicos experimentados desde la aprobación en 2007, tanto del decreto como de la orden que regulaban este asunto hasta ahora, y de actualizar así el marco jurídico de esta materia en Canarias.

Con su aprobación, se derogan las normas de rango igual o inferior que lo contradigan y, en particular, el decreto que venía regulando la admisión del estudiantado de enseñanzas no universitarias en los centros educativos públicos y privados concertados en el Archipiélago, así como la orden de esta Consejería por la que se desarrollaba dicho procedimiento.

Una de las novedades que introduce dicho decreto es la consolidación de los medios electrónicos como vía para relacionarse con la Administración educativa, para lo que contempla la puesta a disposición de los canales de acceso que sean necesarios, así como los sistemas y aplicaciones que en cada caso se determinen.

Además, señala que la Consejería recabará los datos electrónicamente, a través de sus redes corporativas o mediante consulta a las plataformas de intermediación de datos u otros sistemas electrónicos habilitados al efecto.

Otro cambio recogido en la norma se refiere a los casos en los que será necesario realizar la baremación. El decreto estipula que, cuando el número de solicitudes en el nivel y centro solicitados en primer lugar no superen el número de vacantes ofertadas, se adjudicará la plaza escolar, sin necesidad de aplicar los criterios de admisión.

Por el contrario, contempla que, si el número de peticiones en Infantil, Primaria, Secundaria Obligatoria y Bachillerato exceden el de vacantes ofertadas, se procederá a la baremación de todas las solicitudes presentadas.

De esta manera, se incorporan los criterios estipulados en la Lomloe, y se establece que, en ese último caso, se atenderá a la existencia de hermanas o hermanos matriculados en el mismo centro; a la proximidad del domicilio o del lugar de trabajo de la madre, padre y tutores o tutoras legales, así como a la circunstancia de que cualquiera de esas personas trabaje en el centro.

Asimismo, se evaluará la renta per cápita de la unidad familiar; la concurrencia de discapacidad en el alumno o alumna o en alguno de sus hermanos o hermanas, padres, madres o tutores o tutoras legales, y la condición de víctima de violencia de género o de terrorismo.

También se tomará en cuenta la condición legal de familia numerosa; al alumnado nacido de parto múltiple; la condición de familia monoparental; la situación de acogimiento familiar, y se señala que el Consejo Escolar podrá otorgar un valor adicional a cualquiera de los criterios antes citados, previa publicación en el tablón de anuncios del centro educativo.

En todo caso, ninguno de esos parámetros de admisión tendrá carácter excluyente ni podrá suponer más del 30% de la puntuación máxima, salvo la proximidad al domicilio, que podrá superar ese límite. Los centros no podrán modificarlos en atención a sus características propias o de su oferta educativa, como las derivadas del hecho de que imparta enseñanzas plurilingües, que hubiera tenido reconocida una especialización curricular o que haya participado en una acción destinada a fomentar la calidad.