Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Canarias negocia un trato especial en agricultura de exportación y movilidad turística con el Reino Unido

Román Rodríguez asegura que las Islas también aspiran a participar del fondo europeo de 5.000 millones de euros para compensar el impacto del Brexit

Canarias negocia un trato especial con el Reino Unido a partir del 1 de enero de 2021 en materia de agricultura de exportación y movilidad turística, según dijo hoy en el Parlamento el vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez.

En una comparecencia parlamentaria en relación con el Brexit, el vicepresidente indicó que el Gobierno de España está informado de los asuntos de interés para Canarias ante el fin del período de transición y el inicio de la nueva era de Reino Unido como tercer país, ajeno completamente de la Unión Europea.

Rodríguez explicó que Canarias también aspira a participar de un fondo de 5.000 millones de euros previsto por la Unión para compensar el impacto de la salida británica, fundamentalmente porque se trata de unos de los territorios más expuestos a la misma.

El vicepresidente recordó, en cualquier caso, que la negociación se lleva directamente entre la Comisión Europea y el Reino Unido, aunque España y la propia Unión tengan previstos planes de contingencia sobre múltiples asuntos.

De lo que se trata, expuso Rodríguez, es que España defienda los intereses de Canarias en las materias más sensibles. Entre ellas se encuentra la agricultura de exportación, para lo que se está negociando con la Comisión Europea en el marco del Posei que las ayudas al transporte que venía recibiendo el sector hortofrutícola canaria por tres millones de euros se transformen en otras por idéntica cantidad vinculadas a la readaptación a los mercados hasta 2024. También se negocia elevar la ayuda preexistente a la hectárea hasta los 24.000 euros y otra nueva de 15.000 euros por hectárea para la reconversión.

Otro de los asuntos de máximo interés para el Archipiélago tiene que ver con la movilidad turística entre el Reino Unido y Canarias, del que Rodríguez auguró un buen resultado, “puesto que a los británicos les interesa tanto o más que a nosotros facilitar”.

El vicepresidente calificó como mala noticia la salida del Reino Unido de la Unión Europea y aseguró que ahora “lo único que podemos hacer es estar a la expectativa de la negociación entre ambas partes para ver si la ruptura es amistosa o no”.

Rodríguez vinculó las actuales circunstancias que atraviesa la Unión Europea con la llegada al poder de la derecha populistas a los estados miembros de la Unión, como Hungría, Polonia o el propio Reino Unido, por lo que la elección de Biden en Estado Unidos puede actuar como elemento de contención para la proliferación de este tipo de políticas.

Menos burocracia para ejecutar más inversiones

El vicepresidente del Gobierno y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, defendió hoy la simplificación de las normas administrativas y el refuerzo de las plantillas para mejorar la ejecución presupuestaria de la Comunidad Autónoma.

Rodríguez explicó que la burocracia excesiva, por un lado, y los recortes de personal aplicados en las administraciones en la última década, por otro, están provocando un cuello de botella para la ejecución de las inversiones recogidas en los presupuestos públicos.

El vicepresidente reconoció que la ejecución presupuestaria del Gobierno de Canarias a final de octubre -del 36,75%- es mejorable, si bien recordó que la irrupción del Covid-19 provocó durante meses la paralización de gran parte de la actividad administrativa.

“Con todos esos inconveniente -dijo Rodríguez- el dato es mucho mejor que el obtenido por el Gobierno de Canarias el año 2018, el último ejercicio sin elecciones y sin pandemia de por medio, cuando la ejecución fue del 34,1%”.

El vicepresidente señaló que durante noviembre y diciembre -tradicionalmente meses de alta actividad presupuestaria- se mejorará de manera considerable el porcentaje de ejecución, si bien insistió en que el problema de fondo se debe resolver con una serie de modificaciones normativas, que permitan mayor agilidad a las administraciones a la hora de contratar, y de la recuperación de los efectivos al servicio del sector público.