Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Canarias no tendrá que reducir sus tasas porque el precio medio del crédito es de los más bajos de España

Los precios de matrícula son más económicos en el Archipiélago porque el Gobierno canario ya venía asumiendo la diferencia entre lo que abona el alumnado universitario de las Islas y lo que debería abonar

En el marco de la Conferencia General de Política Universitaria se aprobó ayer la reducción de precios públicos de primera matrícula de los estudios oficiales de Grado para el curso 2020-2021. Canarias se encuentra entre las comunidades autónomas que no tendrá que abaratar los precios de los créditos porque estos estaban por debajo del 85% de la media nacional en 2011-2012, cuando, de hecho, eran los más bajos de España.

Con el voto mayoritario de las comunidades autónomas, en dicho encuentro se aprobó, además de la propuesta del Ministerio para reducir los precios públicos de la primera matrícula de grado, un precio máximo no superior al del último curso para las demás matrículas y los másteres.

El director general de Universidades, Antonio Aparicio, indicó que “mientras algunas comunidades como Cataluña o Madrid tienen que hacer duros ajustes, Canarias ha realizado el esfuerzo en estos últimos años aplicando una reducción del 30%, por lo que ahora no debe efectuar más reducciones”.

Es decir, los precios de matrícula son más económicos en el Archipiélago porque el Gobierno canario ya venía asumiendo la diferencia entre lo que paga el alumnado universitario de las Islas y lo que debería pagar, cuantía que se abona directamente  a las universidades. Esta medida, que supone una inversión de 10,5 millones de euros/año del Ejecutivo autonómico, tiene como finalidad abaratar el precio de matrícula y facilitar así el acceso de las y los jóvenes a los estudios superiores.

Aparicio recordó que la mitad del alumnado universitario canario disfruta de becas de matrícula y, en este sentido, explicó que las ayudas del Ministerio por este concepto se pagan según los precios públicos de los estudios, por lo que en Canarias, al ser la segunda comunidad con los precios más bajos, las universidades del Archipiélago reciben menos que las de otros territorios por este concepto, pese a que el coste es similar.

Esta situación la compensa la Consejería de Educación con una inversión de 2,9 millones de euros para completar lo que abona el Ministerio por este concepto (que suma 7,8 millones de euros), por lo que desde el Ejecutivo canario se ha solicitado una corrección de este sistema al Gobierno de España, cuestión planteada en la Conferencia General de Política Universitaria.

“Hemos solicitado que las becas se concedan por el importe total de la matrícula antes de que intervenga el Ejecutivo canario, esto es, que se concedan directamente a las universidades de forma que no sea necesaria la compensación por parte de la comunidad autónoma; o que se dirija directamente al Ejecutivo canario con el propósito de destinar esa cuantía a dicha compensación”, agregó el director.

El Ministro de Universidades, Manuel Castells, respaldó esta petición y se comprometió a trasladarla al Ministerio de Educación y Formación Profesional, organismo que gestiona estas becas.

(Fotografía de Freepik.es)