Logo del Gobierno de Canarias

La incidencia de la accidentalidad laboral descendió en enero un 17% respecto al mismo mes del pasado año

 Este año se incorporarán en las Islas cinco inspectores en prevención de riesgos laborales más

El índice de incidencia de la accidentalidad laboral registrado en el mes de enero, es decir el número de accidentes de trabajo notificados en enero por cada cien mil trabajadores afiliados al Sistema de Seguridad Social fue de 262.44, lo que supuso 55.29 puntos menos que el mismo mes del año pasado, en términos relativos un descenso del 17,40%. Todos los sectores económicos descendieron en este mes la incidencia -34,77% en Agricultura y Pesca, -16,57% en Industria, -1,17% en Construcción, y -19,00% en Servicios.

El director general de Trabajo del Gobierno de Canarias, José Miguel González, asegura que “esta variación a la baja en todos los sectores, incluso con el importante crecimiento de la población ocupada, responde a la intensa acción formativa y divulgativa del Instituto Canario de Seguridad Laboral, así como a la constante comunicación con la Inspección, los sindicatos y las empresas para mejorar la protección social de muchas personas, sus condiciones de salud y seguridad en su puesto de trabajo” .

González recuerda también que a lo largo de este año se incorporarán en las Islas cinco nuevos trabajadores del cuerpo de subinspección Laboral, escala de Seguridad y Salud, tras las negociaciones realizadas por el Gobierno de Canarias con el Estado.

En números absolutos, en el mes de enero de 2019 se notificaron un total de 2.092 accidentes de trabajo con baja en jornada de trabajo, 88 menos que en enero de 2018. En este mismo periodo, también descendieron los accidentes sin baja laboral un 8,45% y los accidentes in itinere, en el trayecto de ida o vuelta al puesto de trabajo, bajaron un 3,17%.

la consejera de Empleo, Cristina Valido y el director general de Trabajo

El responsable de Trabajo constata la evolución positiva en estos dos últimos años en materia de prevención de riesgos laborales y recuerda que “mientras en 2016 el índice de incidencia de la siniestralidad laboral había crecido en 4 puntos respecto al año anterior, en estos dos últimos años hemos conseguido revertir esa situación y mantener descensos constantes de la incidencia en un contexto de crecimiento del empleo”.

Declaraciones del director general de Trabajo, José Miguel González:

El SCE invirtió en Gran Canaria 84,5 millones de euros para iniciativas de mejora de la empleabilidad

Los representantes sindicales, empresariales y de las administraciones públicas establecieron los criterios para priorizar las acciones formativas en la Isla en los próximos tres años

El Consejo Insular de Formación y Empleo (CIFE) de Gran Canaria, en el que participan junto a las administraciones los agentes sociales y económicos del ámbito insular, analizaron hoy las principales inversiones realizadas en materia de formación, orientación laboral, fomento del emprendimiento y mejora de la empleabilidad para los colectivos más vulnerables, así como la planificación de la formación para el empleo en la Isla para los próximos tres años.

Las distintas líneas de subvenciones y ayudas que han sido implementadas por el Gobierno de Canarias supusieron una inversión total durante el pasado año de 84,5 millones de euros en más de 65 mil servicios a personas que mejoraron su cualificación profesional, recibieron asesoramiento o subvenciones directas para acceder al mercado laboral, conciliar su vida familiar o constituirse como autónomos, entre otras ayudas. Además, se realizaron otras 68.602 acciones de orientación laboral a través de los programas que el SCE financia a las entidades sin ánimo de lucro.

De acuerdo con el análisis realizado por los responsables del SCE, las acciones formativas que programa el Gobierno de Canarias con mayor impacto en el empleo en Gran Canaria son las relacionadas con la seguridad privada, la promoción de igualdad, las telecomunicaciones y la atención socio sanitaria, entre otras.

Los certificados profesionales que mayor tasa de inserción posterior presentan son los de vigilancia, seguridad y protección de explosivos en los que casi el 90% de los participantes consiguieron trabajo tras obtener el certificado, y el de protección de personas que llegó al 84%. También las personas que accedieron a los certificados de promoción de la igualdad efectiva (80%); control de plagas (74%); montaje y mantenimiento de infraestructuras de telecomunicaciones en edificios que alcanzó el 70%; atención socio sanitaria (70%) o diseño de la industria naval (68%) consiguieron importantes tasas de empleo. La inserción laboral al término de la acción formativa es el principal indicador de referencia para la asignación de la prioridad en la planificación de la formación para el empleo en cada isla, además de la denominada tasa de buena inserción, que se produce cuando la ocupación lograda está relacionada con la formación recibida.

La consejera Cristina Valido presidió la reunión del consejo de empleo de Gran Canaria

Este año, cerca de 16.000 personas participarán en las diferentes acciones formativas que programa el SCE para personas desempleadas y también ocupadas. De este total, 1.260 lo hará en alguno de los programas de formación en alternancia con el empleo que permite a los y las participantes recibir formación a la par que tienen una experiencia profesional, convirtiéndose en alumnos trabajadores durante la jornada semanal.

En colaboración con los diferentes ayuntamientos grancanarios, el plan extraordinario de Empleo Social facilitó la contratación de 1.400 personas y, en otra línea de trabajo, la formación en competencias básicas de 603 parados de larga duración, en las que participaron en la puesta en marcha de acciones de interés social o servicios a la comunidad.

La isla creó cerca de 10.000 nuevos empleos en un año. La media de personas afiliadas al termino del pasado año fue de 332.116, lo que supuso un incremento en un solo año de un 3%, 9.666 personas afiliadas más que en diciembre del año anterior.

El pasado mes de enero Gran Canaria registró 88.690 personas paradas, 3.942 menos que hace un año; de este total 50.546 son mujeres y 38.144 hombres. En este mismo mes se firmaron 26.128 contratos, 432 más que hace un año.

De acuerdo a la última Encuesta de Población Activa (EPA), la isla ha bajado la tasa de paro en 10 puntos a lo largo de esta legislatura al mismo tiempo que ha crecido en 50.000 el número de personas ocupadas.

El SCE mejorará este año la cualificación para el empleo de más de 2.000 personas en la isla de La Palma

El Consejo Insular de Formación y Empleo repasó las acciones realizadas en 2018 y acordaron las prioridades de formación para los próximos tres años

Las diferentes acciones formativas que programa anualmente el Servicio Canario de Empleo (SCE) prevén mejorar en este año la cualificación profesional de más de 2.000 personas de La Palma que participarán en los programas de formación en alternancia con el empleo, formación prioritaria para personas en desempleo o personas ocupadas. El Consejo Insular de Formación y Empleo (CIFE), el organismo que reúne a los responsables de empleo de las administraciones con los agentes sociales y económicos del ámbito insular, consensuaron también la oferta formativa hasta 2021.

Como precisa el director del SCE, Sergio Alonso, en este encuentro con los y las responsables de empleo en la isla “repasamos los principales indicadores en materia de empleo, la situación del mercado laboral, el impacto de nuestras acciones formativas en la creación de empleo, y en base a estos resultados y las aportaciones del resto de integrantes, marcamos las prioridades formativas que van a definir la programación de cursos en los próximos tres años”.

Reunión en el Cabildo de La Palma

“Es fundamental -prosigue- identificar en cada isla las necesidades formativas que se van a plantear en la estrategia que durante los próximos tres años priorizará los certificados profesionales de la formación para el empleo”.

De acuerdo al análisis realizado por los responsables del SCE, las acciones formativas que programa el Gobierno de Canarias con mayor impacto en el empleo en La Palma son las de certificados profesionales de Actividades de venta, y Atención sociosanitaria en el domicilio. A lo largo de este año, el SCE prevé formar a 1.125 personas en desempleo, 821 ocupadas y 80 a través de los programas de formación en alternancia con el empleo.

El presidente del Cabildo de La Palma, Anselmo Pestana, y la consejera insular de Empleo, Laura Paz, estuvieron presentes en este encuentro y hagradecieron al director del SCE la exposición realizada. Pestana y Paz destacaron la importancia de la formación de las personas desempleadas para que éstas tengan unas mayores posibilidades de inserción laboral. “Hemos repasado las acciones realizadas y hemos expuesto medidas orientadas a ofertar mayor formación en idiomas para quienes se encuentran en paro, algo que creemos fundamental para el futuro laboral más próximo en nuestra isla”.

En líneas generales, durante el pasado año, el SCE realizó una inversión total en la Isla de 9,8 millones de euros en las que participaron más de 16.000 personas que recibieron formación, orientación, asesoramiento o subvenciones directas para acceder al mercado laboral, conciliar su vida familiar o constituirse como autónomos, entre otros.

El Plan Extraordinario de Empleo Social supuso una inversión de 2.719.889 euros que facilitó a los 14 ayuntamientos palmeros contratar a 390 personas en riesgo de exclusión social para el desarrollo de obras municipales o servicios de interés general y social.

La Palma creó 600 empleos nuevos en un año. La media de personas afiliadas en el mes de diciembre fue de 23.000 personas, 600 más que hace un año, lo que ha supuesto un crecimiento cercano al 3%. Del total, la gran mayoría (16.436) pertenecían al régimen general, 5.360 eran autónomas y 770 estaban afiliadas en el sector agrario.

El pasado mes de enero la isla de La Palma registró un total de 8.437 personas paradas, 3.768 hombres y 4.669 mujeres. De acuerdo a los datos de la Encuesta de Población Activa del último trimestre, la tasa de paro ha bajado en 9 puntos a lo largo de la legislatura y ha pasado del 30,8% al 21,6%. En este mismo mes, se firmaron 1.916 contratos de los que más de la mitad (971) los firmaron mujeres. La gran mayoría de contratos (1613) fueron en el sector Servicios, seguido de Construcción (163), Agricultura (98), e Industria (42).

El certificado profesional, la puerta del empleo

El 60% de las personas que obtiene un certificado profesional accede a un puesto de trabajo antes del año

La formación y el empleo están estrechamente relacionados. La falta de cualificación, o no poder acreditar la formación o la experiencia laboral, son algunos de los principales obstáculos para acceder a un puesto de trabajo. Por este motivo, el Servicio Canario de Empleo (SCE) ha intensificado en los últimos años todas las acciones formativas conducentes a la obtención de un certificado de profesionalidad. De acuerdo a las últimas evaluaciones realizadas, el 60% de las personas que obtienen un certificado profesional consiguen acceder a un puesto de trabajo. Abandonar no es una alternativa; actualizar conocimientos, sí.

“Nunca hay que tirar la toalla”, asegura Angy Machín Brito, una de las mujeres que consiguió el certificado profesional en el Programa de Formación en Alternancia con el Empleo (PFAE) sobre Automoción, impartido por FEMEPA, y que en la actualidad está trabajando en un taller. Llevaba más de 6 años sin tener empleo. “Tengo 49 años y por la edad cada vez era más difícil encontrar un trabajo. Cuando me llamaron del Servicio Canario de Empleo para hacer el curso pensé que se habían equivocado, porque era de automoción, pero me explicaron de qué iba y me dije: venga, vamos a intentarlo”.

Angy cuenta que al día siguiente de terminar el PFAE firmó el contrato de trabajo en la misma empresa donde había hecho las prácticas. “Al principio estaba muy asustada, pero esto cada vez me gusta más”. “Además -cuenta-, aquí me tratan como si fueran familia, como una más; da igual que sea mujer, hago lo mismo que mis compañeros”.

En 2018, 15.981 personas consiguieron en las Islas un certificado tras recibir la formación gratuita que imparte el SCE o tras presentarse a las pruebas que periódicamente convoca el Instituto Canario de Cualificaciones para acreditar la experiencia laboral o formación profesional. Y muchas de ellas, además, que habían abandonado sus estudios de Primaria y Secundaria por circunstancias personales, también consiguieron aprobar los exámenes de competencias básicas y obtener, con la formación especializada recibida, un certificado de mayor nivel.

Es el caso de Juan José Ortega, que nunca había trabajado en la construcción – más allá de “algún trabajito” esporádico en la juventud -, carecía de cualificación y llevaba más de 10 años sin empleo. “Estaba cobrando una ayuda cuando me llamaron de la oficina del Servicio Canario de Empleo para hacer un curso de la Fundación Laboral de la Construcción”. “La verdad que ha sido muy buena experiencia -cuenta orgulloso-, nada más terminar las prácticas hice contactos con otras empresas y al mes y medio me contrataron en la empresa que estoy ahora”.

Tras recibir la formación adecuado Juan José ya lleva un año trabajando

En el mes de marzo próximo, Juan José hará un año de trabajo en la empresa de reformas donde ahora pone en práctica toda la formación que recibió como ayudante de albañil. “Además del trabajo que tengo, recibí formación en otras materias como Seguridad Laboral, que ahora constan en el currículum y me abren más puertas”.

Según los datos facilitados por el Observatorio de Empleo de Canarias (OBECAN), en número absolutos el mayor número de personas certificadas que accedieron a un puesto de trabajo lo hicieron en las especialidades atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales y a personas en domicilio; operaciones básicas de restaurante y bar; docencia de la formación profesional para el empleo; actividades de venta; cocina; peluquería; actividades auxiliares en viveros y jardinería; y servicios administrativos, entre otros.

Certificate, un incentivo de hasta 6.000 euros por contrato. La Consejería de Empleo del Gobierno de Canarias fomenta la contratación de los y las desempleadas que tengan formación obtenida a través del Servicio Canario de Empleo (SCE) con el programa Certifícate con hasta 6.000 euros por contrato. Certifícate busca favorecer la inserción sociolaboral y contribuir a la mejora de la productividad y la competitividad de las empresas, porque cuanto más formado esté el empleado, más garantías habrá de conseguir y mantener el empleo. Las ayudas van desde los 2.500 euros por contrato parcial hasta los 5.500 euros por contrato indefinido, a los que podrán sumarse otros 500 si la persona contratada ha realizado prácticas en la misma empresa.

Como explica el director del SCE, Sergio Alonso, “la buena formación de las plantillas beneficia tanto a los trabajadores como a las empresas que mejoran su competitividad”. “La empresa sabe que la herramienta más potente para obtener beneficios es el capital humano, sus propios empleados”.

A través de este programa se bonifica con hasta 6.000 euros por la contratación de desempleados que tengan un certificado de profesionalidad, la titulación que acredita el conjunto de competencias profesionales que permiten al desempleado que antes no tenía titulación alguna trabajar en el área en la que se ha formado, y tiene carácter oficial y validez en todo el territorio nacional.

Las empresas que se acogen a este programa de subvenciones tienen que cumplir además una serie de condiciones, como por ejemplo mantener el mismo nivel de plantilla que tenían tres meses antes de formalizar la contratación y durante todo el periodo de permanencia del trabajador subvencionado, entre otras.

El 80% de las personas formadas en dirección de restauración con el SCE en Lanzarote consigue empleo

El Consejo Insular de Formación y Empleo de la isla conoció los resultados de las políticas de formación para el empleo del Gobierno de Canarias

El Consejo Insular de Formación y Empleo, el organismo que reúne a los responsables de empleo de las administraciones, agentes sociales y económicos del ámbito insular, junto a los responsables del área del Gobierno de Canarias, ha analizado las diversas actuaciones que el Servicio Canario de Empleo (SCE) ha desarrollado en Lanzarote en este último año, al tiempo que han consensuado las prioridades de la oferta formativa para los próximos tres años.

De acuerdo con el análisis realizado por los responsables del SCE, las acciones formativas que programa el Gobierno de Canarias con mayor impacto en el empleo en la isla son las relacionadas con el sector turístico o la restauración.

El certificado profesional que mayor tasa de inserción representa es el de Dirección de Restauración que alcanza al 77% de las personas participantes, otros certificados como Venta de productos y servicios turísticos, Recepción en alojamientos o Servicios de restaurante, rondan el 70% de la inserción al año de haber finalizado la formación.

En este año que acaba de empezar, se estima cualificar a unas 4.025 personas, de las que 1.314 será formación para personas en desempleo, 20 a través del programa de formación en alternancia con el empleo y 2.676 en los programas formativos para personas ocupadas.

Durante el encuentro celebrado hoy en el Cabildo de Lanzarote se analizaron las diferentes propuestas y necesidades de acuerdo a las particularidades del territorio y la población de la Isla.

El director del SCE, Sergio Alonso, puso el énfasis en la relevancia de esta coordinación que se establece periódicamente con las administraciones locales y los representantes de los sindicatos y las empresas de cada isla de cara a definir de la forma más acertada la oferta formativa para los próximos años.

En líneas generales, durante el pasado año, el SCE realizó una inversión total en la Isla de 11.085.959,60 millones de euros que beneficiaron a más de 16.000 personas que recibieron formación, orientación, asesoramiento o subvenciones directas para acceder al mercado laboral, conciliar su vida familiar o constituirse como autónomos, entre otros.

El Plan Extraordinario de Empleo Social supuso una inversión de 1.648.215,75 euros que facilitó la contratación de 214 personas.

10.680 personas ocupadas más que al comienzo de la legislatura. La Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al cuarto trimestre del año pasado reflejó una tasa de paro del 19%, 12 puntos menos que al comienzo de la legislatura en 2015, cuando se situaba en el 31,26%. En este mismo periodo, la población activa aumentó en cerca de 1.570 personas y la población ocupada creció en más de 10.680 personas.

El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, -presente en el encuentro al igual que el director insular de Empleo, Jorge de la Guardia- expresó su satisfacción por estos datos y se congratuló de que Lanzarote esté liderando en términos relativos la creación de empleo en Canarias junto a Fuerteventura.

El pasado mes de enero, la isla de Lanzarote registró un total de 10.930 personas paradas, 485 menos que hace un año, lo que supuso un descenso del 4,5%. Por sexo, 4.768 son hombres y 6.162 mujeres.

En este mismo mes, se firmaron 5.643 contratos, 2.914 fueron suscritos por hombres y 2.729 por mujeres. La gran mayoría de contratos (3.105) fueron en la Hostelería, seguido de Resto de servicios (1.605), Comercio (721), Construcción (397), Industria (102) y Agricultura (15) y el 13% de ellos fue indefinido, un porcentaje superior en un punto al de contratos indefinidos en Canarias.

La media de personas afiliadas en el mes de diciembre fue de 56.709, 4,36% más que hace un año, lo que supone que en un año se han creado 2.368 empleos. Del total de personas afiliadas en la actualidad, 10.096 son autónomas, 189 están afiliadas en el sector agrario y la gran mayoría (45.371) están afiliadas al régimen general.

El SCE dedicará la mitad del presupuesto estatal a iniciativas de formación para mejorar la empleabilidad

El director del SCE saludando a la ministra

Valido y Alonso participaron  en la Conferencia Sectorial de Empleo en la que se confirmaron para Canarias 139 millones, el 95% del presupuesto de 2018

El Servicio Canario de Empleo (SCE) ya ha distribuido por áreas el 95% del presupuesto que llegará del Estado en este año, 139 millones de euros de los que cerca de 72 millones se dedicarán a las diferentes acciones formativas que anualmente programa el Gobierno para favorecer la empleabilidad de canarios y canarias. La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, y el director del Servicio Canario de Empleo, Sergio Alonso, participaron hoy en la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales, convocada por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en Madrid y en la que se informó que el 5% restante del presupuesto estatal será distribuido en abril, de acuerdo a la evaluación de las acciones desarrolladas por cada comunidad autónoma y otros indicadores.

“A partir de ahora -explicó Valido- hay una cantidad mínima fija de base y el resto se distribuirá según la evaluación anual y otros indicadores como el número de desempleados en cada comunidad”. La cantidad asignada a las Islas se dedicará “fundamentalmente apoyar formación de desempleados, pero también a los convenios con ayuntamientos y cabildos dirigidos a facilitar la empleabilidad de parados de larga duración, colectivos vulnerables, personas con discapacidad que nos permiten reactivar a personas que llevaban varios años en paro”.

En la última sectorial del año pasado se decidió consolidar para los próximos tres ejercicios un nuevo criterio para la distribución del presupuesto mínimo de tal modo que, en 2019 cada comunidad recibiría el 95% de lo recibido en 2018; en 2020 el 90% de 2019 y en 2021 el 85% de 2020.

El director del Servicio Canario de Empleo, Sergio Alonso, recalcó la importancia de contar con la certeza de un presupuesto mínimo antes de iniciar el año: “El acuerdo de la sectorial de diciembre que hoy ponemos en marcha para el mínimo presupuestario de 2019, nos permite trabajar con un horizonte de tres años cierto, y por ello, planificar convocatorias plurianuales, además de poder contar con casi todo el presupuesto de empleo en el segundo mes del año y no tras el verano como así ocurría hace años”.

Será en la próxima sectorial que habrá en abril cuando se reparta el presupuesto restante y se realizará de acuerdo a la evaluación del Plan Anual de Política de Empleo (PAPE) de tal modo que el 30% se decidirá según la evaluación de indicadores PAPE y el el 70% restante, de acuerdo a indicadores como el número de personas desempleadas inscritas, el número de beneficiarias de Centros Especiales de Empleo o el número de personas ocupadas, entre otros.

La evaluación realizada por el Estado y presentada en el mes de abril del año pasado situó al SCE como la comunidad con segunda mejor puntuación de los diversos indicadores que miden los objetivos estratégicos y estructurales marcados por la estrategia nacional. Entre otros, Canarias destacó por su eficacia en las acciones que desarrolló en materia de orientación laboral y formación, así como en la mejora de la empleabilidad de jóvenes inscritos en Garantía Juvenil. Por ello, la propuesta de fijar el mínimo a partir de la distribución de 2018 beneficia a Canarias.

Canarias pide mantener la incentivación a la contratación en aquellas comunidades autónomas mientras su tasa de paro esté por encima del 15%. La consejera informó también sobre la intención de su departamento de trasladar al Ministerio de Trabajo la oportunidad en la tramitación como Ley del Real Decreto-Ley de revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo aprobado por el Gobierno de España el pasado 28 de diciembre para mantener las medidas de impulso a la contratación en aquellas comunidades autónomas que aún mantienen su tasa de paro por encima del 15%.

“Se aprobaron iniciativas con las que estamos muy de acuerdo, como con la revalorización de las pensiones, pero el compromiso para su convalidación en el congreso era su tramitación como Ley, que ya se ha iniciado”. En Canarias no hemos bajado del 15% de tasa de paro – añadió -, y otras comunidades tampoco, por lo que pedimos que en ellas se mantengan las medidas derogadas.

En concreto el Real Decreto ha supuesto desactivar cinco medidas: los incentivos a la contratación a tiempo parcial de jóvenes con vinculación formativa certificable, en idiomas o TIC; los incentivos a la contratación indefinida de jóvenes por PYME y autónomos; los incentivos a la contratación en nuevos proyectos de emprendimiento joven dirigidos a la contratación indefinida de parados de larga duración mayores de 45 años; los incentivos para la adquisición de una primera experiencia laboral para jóvenes menores de 30 años; y, por último, los incentivos para los contratos en prácticas de recién titulados. Además, desaparece el contrato indefinido de apoyo al emprendedor, para el que se bonificaban la seguridad social en Canarias, lo que también ha sido derogado.

El Gobierno fomenta la difusión de casos éxito en responsabilidad social entre las empresas de La Palma

Foto de familia RSE La Palma

El viceconsejero de Empleo, Emilio Atiénzar, presidió el tercer encuentro de empresas adheridas a la Red de Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

El viceconsejero de Empleo del Gobierno de Canarias, Emilio Atiénzar Armas, ha presidido hoy el tercer encuentro de empresas adheridas a la Red Canaria de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) celebrado por el Gobierno de Canarias en Santa Cruz de La Palma, con el objetivo de fomentar la comunicación entre empresas que pertenecen al mismo sector para que se conozcan y puedan tomar como ejemplo sus programas y proyectos de RSE que se desarrollan con éxito en otras empresas.

En su intervención, Atiénzar señaló la importancia de poner en valor las iniciativas de responsabilidad social que desarrolla el tejido empresarial canario en las que, además, los empleados y las empleadas jueguen un papel vital para lograr un crecimiento sostenible. En este sentido indicó que “gracias a estos encuentros las empresas disponen de información relevante que pueden utilizar para poner en marcha estrategias reales para desarrollar proyectos sociales que formen parte del ADN de la entidad empresarial”.

“Desde el Gobierno de Canarias hemos realizado diferentes acciones con la intención de promover la cultura de la RSE entre el tejido empresarial del archipiélago, como los actos de firma celebrados el pasado año, y nuestra intención es continuar tejiendo esta Red con la que ponemos en valor el fuerte compromiso que tienen las empresas canarias con los empleados, con la población y con el territorio”, añadió el viceconsejero.

La Red Canaria de Responsabilidad Social Empresarial es una iniciativa que se puso en marcha hace más de un año por parte del Ejecutivo canario y que ya cuenta con alrededor de 140 empresas adheridas que han firmado su compromiso con el progreso sostenible de la región en la que desarrollan su actividad.

Foto de familia RSE La Palma
Foto de familia Responsabilidad Social Empresarial La Palma

El encuentro contó con la participación de la directora general de Promoción Económica, Cristina Hernández Carnicer, quien señaló que “estos encuentros, que forman parte de la estrategia de colaboración entre el Gobierno de Canarias y la Comisión Europea bajo la iniciativa del Centro Europeo de Información e Innovación Empresarial enmarcada en la red “Enterprise Europe Network” (EEN), cumplen con los objetivos al proporcionar a las empresas canarias información, apoyo y experiencias concretas para desarrollar aspectos innovadores que, a su vez, potencian la posibilidades de internacionalización en la empresa canaria”.

Hernández subrayó que “los mercados internacionales cada vez tienen más presente la RSE como medida de prestigio y solvencia a la hora de conveniar y permitir la entrada de empresas de otros territorios” y añadió que “Canarias puede ser un referente para Europa en Responsabilidad Social Empresarial por su cultura colaborativa con el continente africano y sus históricos lazos con el mercado suramericano”.

Durante el encuentro se mostraron los casos de éxito en la implantación de la responsabilidad social de Fundación Isonorte y de Power 7 Seguridad que explicaron cómo entienden y cómo aplican la responsabilidad social empresarial en sus modelos de negocio, y qué iniciativas y acciones de RSE desarrollan.

Eduardo Calderón, presidente de la Fundación Isonorte, explicó que “la responsabilidad de la Fundación llevó en el año 2002 a crear una S.L.U., Isonorte Empleo, lo que supone que más del 51% de la plantilla sean personas en exclusión social o riesgo de padecerla”. Según explicó Calderón, desde Isnorte Empleo se fomenta la reutilización, se previene la contaminación y apoyan la lucha contra la exclusión social. “Al mismo tiempo que se crea empleo, las actividades económicas que desarrollamos van de la mano de la ecología y medioambiente, fomentando el cambio de una economía lineal, donde se fabrican cosas que rápidamente se convierten en residuos, a una economía circular, donde las cosas cambian de manos y tienen muchas vidas”, añadió.

Raúl Mercado, consejero delegado de Power 7 Seguridad, por su parte, presentó las acciones de responsabilidad social de las empresas Power4 Control y Power7 Seguridad. “Estas dos empresas tienen interiorizados los principios de responsabilidad social empresarial y nos comprometemos con la sociedad desarrollando actuaciones en cuatro áreas: donaciones, colaboraciones, patrocinio/mecenazgo y creación de acciones sociales”. n cuanto a su personal, el pago a convenio es básico y hemos implementado los planes de igualdad, conciliación familiar y el protocolo de acoso laboral y sexual ademas de adherirnos al plan de empleo Juvenil y a la RSE.

Al encuentro de hoy, que se suma a los celebrados en Gran Canaria y en Tenerife, ha asistido una veintena de empresas entre las que se encuentran la Asociación de Comerciantes y Empresarios de San Andrés y Sauces, la Asociación Gastronómica de La Palma (Agap), la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Breña Alta (PYMESBALTA), la Asociación de Comerciantes Zona Abierta de Los Llanos de Aridane ACZA, la Asociación de Empresarios El Paso Crece, Instalaciones Eléctricas Ayumar, Personal 7 ETT, Comercial Antani SL., Centro Estética Victoria Alemán, Digital Minds, Federación de Empresarios de la Palma (FEDEPALMA), IM Impresión, Isonorte Empleo Empresas de Inserción, Grupo Constant, Tiendas Guayrin Floristería y Deporte, Tomas Barreto S.A, y Transporte Insular La Palma.

Al finalizar las exposiciones se hizo entrega de un diploma y una placa a las empresas adheridas a la Red como reconocimiento de su compromiso público hacia las prácticas empresariales dirigidas a la generación de empleo, la igualdad de oportunidades y el desarrollo sostenible.

Empleo acuerda con sindicatos y empresas de Fuerteventura la oferta formativa hasta 2021

El Consejo Insular de Formación y Empleo repasó también la efectividad de las actuaciones realizadas el pasado año en la Isla

El Consejo Insular de Formación y Empleo, el organismo que reúne a los responsables de empleo de las administraciones, agentes sociales y económicos del ámbito insular, junto a los responsables del área del Gobierno de Canarias, ha analizado hoy lunes las diversas actuaciones que el Servicio Canario de Empleo (SCE) ha desarrollado en Fuerteventura en este último año, al tiempo que han consensuado las prioridades de la oferta formativa para los próximos tres años.

De acuerdo al análisis realizado por los responsables del SCE, las acciones formativas que programa el Gobierno de Canarias con mayor impacto en el empleo en la isla son las relacionadas con el sector turístico, el alojamiento o la restauración.

Certificados profesionales como Venta de productos y servicios turísticos, Operaciones básicos de pisos en alojamientos o Servicios de restaurante, alcanzan hasta el 100% de la inserción al año de haber finalizado la formación. Otros como Socorrismo en espacios acuáticos naturales superan el 90% de la inserción laboral o Sumillería que llega al 80%.

 

Consejo Insular de Fuerteventura

En este año que acaba de empezar, se ha programado una oferta formativa de empleo en las que se se estima atender a unas 2.800 personas, de las que 1.646 será a través de los cursos de formación para desempleados, 140 a través del programa de formación en alternancia con el empleo y 990 en los programas formativos para personas ocupadas.

Durante el encuentro celebrado hoy en el Cabildo de Fuerteventura, se analizaron las diferentes propuestas y necesidades de acuerdo a las características particulares que deben cumplir como requisitos para acoger los proyectos de formación, debido a lo especial del territorio y la población de la Isla.

El director del SCE, Sergio Alonso puso el énfasis en la relevancia de esta coordinación que se establece periódicamente con las administraciones locales y los representantes de los sindicatos y las empresas de cada isla de cara a definir de la forma más acertada la oferta formativa para los próximos años.

El presidente del cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, consideró que “con una clara mejora de los indicadores de empleo en la legislatura que termina, más de 11 millones de euros invertidos por el Gobierno, en el último año, en programas de orientación, formación y empleo expresan una apuesta clara por estas estrategias en el objetivo, que compartimos, de facilitar la capacitación de la población de las isla para aprovechar las oportunidades de empleo que se siguen produciendo”.

En líneas generales, durante el pasado año, el SCE realizó una inversión total en la Isla de 11,1 millones de euros que beneficiaron a 7.400 personas que recibieron formación, orientación, asesoramiento o subvenciones directas para acceder al mercado laboral, conciliar su vida familiar o constituirse como autónomos, entre otros.

El Plan Extraordinario de Empleo Social supuso una inversión de 1.846.381,57 euros que facilitó la contratación de 313 personas.

La tasa de paro ha bajado más de 11 puntos desde el comienzo de la legislatua. La Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al cuarto trimestre del año pasado reflejó una tasa de paro del 18,74%, 11 puntos menos que al comienzo de la legislatura en 2015 y cuando se situaba en el 30,51%. En este mismo periodo, la población activa aumentó en cerca de 1.500 personas y la población ocupada creció en más de 8.000.

El pasado mes de enero, Fuerteventura registró un total de 9.355 personas paradas, 699 menos que hace un año, lo que supuso un descenso del 8%. Por sexo, 4.251 son hombres y 5.104 mujeres.

En este mismo mes, se contrataron a 3.574 personas, 1.886 hombres y 1.688 mujeres. La gran mayoría de contratos (3.181) fueron en el sector Servicios, seguido de Construcción (264), Industria (86) y Agricultura (42).

La media de personas afiliadas en el mes de diciembre fue de 41.208, de las que 6.944 eran autónomas y 326 estaban afiliadas en el sector agrario, la gran mayoría (33.469) están afiliadas al régimen general.

El SCE destinó más de 70 millones de euros para mejorar la empleabilidad de las personas desempleadas en Tenerife

Los representantes sindicales, empresariales y de las administraciones públicas consensuaron la priorizacion de las acciones formativas en la isla en los próximos tres años

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido, presidió la celebración del Consejo Insular de Formación y Empleo (CIFE) de Tenerife en el que, como punto principal, analizaron las prioridades formativas en la Isla para los próximos tres años. Este organismo, que reúne a la administración local junto a los y las agentes sociales y económicos del ámbito insular, y los responsables del área del Gobierno de Canarias, repasó también las principales inversiones realizadas en materia de formación, orientación laboral o fomento de la empleabilidad.

Valido destacó la relevancia de estos consejos insulares de empleo que permiten “chequear la efectividad de las actuaciones que se han desarrollado en la Isla y también fijar, con los principales actores del empleo insulares, las necesidades de formación que precisa el mercado laboral”.

 

Reunión del consejo insular de Tenerife

Las distintas líneas de subvenciones y ayudas que han sido implementadas por el Gobierno de Canarias, supusieron una inversión total durante el pasado año de 70,7 millones de euros que llegaron a 56.286 personas que mejoraron su cualificación profesional, recibieron asesoramiento o subvenciones directas para acceder al mercado laboral, conciliar su vida familiar o constituirse como autónomos, entre otros. Además, otras 67.666 personas recibieron orientación laboral a través de los programas que el SCE financia a las entidades sin ánimo de lucro.

Por áreas, en las diferentes acciones formativos que programa anualmente el SCE participaron un total de 14.616 personas, y de todas ellas, 10.219 personas recibieron una beca para participar en alguno de estos programas. Por otro lado, 237 personas con graves dificultades, en riesgo de exclusión o con discapacidad siguieron alguno de los itinerarios de inserción laboral.

En materia de empleo, el plan extraordinario de Empleo Social facilitó la contratación de 576 personas en los diferentes ayuntamientos tinerfeños, 872 en los programas experimentales de empleo y otras 116 para desarrollar acciones de interés social.

Las diferentes actuaciones impulsadas a través de los centros especiales de empleo y las subvenciones directas para la inserción en el mercado ordinario favorecieron la inserción laboral de 865 personas con discapacidad.

La isla creó cerca de 14.000 empleos en un año. La media de personas afiliadas al termino de 2018 fue de 348.914, lo que supuso un incremento en un solo año de casi un 5%, 13.680 personas afiliadas más que en diciembre del año anterior. En este mismo periodo se registraron 2.267 parados menos, y 14.965 menos que al inicio de la legislatura (-14,3%).

El pasado mes de enero Tenerife registró 89.783 personas paradas, 49.947 mujeres y 39.836 hombres. En cuanto a los datos de contratación, en este último año ha crecido en un 4,35%, más de un 22% desde el comienzo de la legislatura.

El Gobierno de Canarias visibiliza las iniciativas de éxito en responsabilidad social de las empresas canarias

Foto Jornada RSE Tenerife

Cristina Valido presidió el segundo encuentro de empresas adheridas a la Red Canaria de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), en la que se comparten experiencias que sirven como referencia para otras empresas

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, presidió hoy el segundo encuentro de empresas adheridas a la Red Canaria de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) a través del que el Gobierno de Canarias busca visibilizar las iniciativas que llevan a cabo. Según explicó Valido durante la inauguración, “iniciamos ahora, después de haber hecho un trabajo isla por isla, comenzamos una nueva ronda con el objetivo de que las empresas se conozcan entre sí y conozcan también las iniciativas de proyectos de responsabilidad social que llevan a cabo, lo que genera una información muy valiosa ya que sirve, además, para que las empresas puedan aplicar modelos de proyectos que ya se desarrollan con mucho éxito en otras empresas”.

“Desde el Gobierno de Canarias estamos seguros de que esta Red, que ya cuenta con más de 140 empresas, va a continuar creciendo, porque además este tipo de iniciativas de responsabilidad social empresarial redunda en la propia empresa, no solo a nivel publicitario, sino que beneficia al equipo humano que conforma la empresa ya que aumenta el sentimiento corporativo”, añadió Valido.

La Red Canaria de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), puesta en marcha hace más de un año por parte del área de Políticas Sociales del Ejecutivo canario, persigue promover la cultura de la responsabilidad social empresarial en las Islas y conseguir que el tejido empresarial canario se comprometa con una gestión responsable que genere crecimiento para la población y para el territorio.

Foto Jornada RSE Tenerife
Momento de la jornada de Responsabilidad Social Empresarial

El encuentro contó con la presencia del viceconsejero de Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Francisco Candil, quien manifestó que las grandes empresas tienen incorporado en su modelo de negocio un fuerte compromiso con la responsabilidad social y que el objetivo de la Red ahora es “ofrecer herramientas a la pequeña y mediana empresa para que se comprometan con las mejoras económicas, sociales y medioambientales” y para que “puedan poner en marcha estrategias que partan desde la responsabilidad social, contribuyendo positivamente con el entorno donde desarrollan su actividad empresarial”.

Durante el evento, representantes del Grupo Randstad y del Grupo CIO Islas Occidentales mostraron cómo desarrollan sus prácticas en materia de Responsabilidad Social.

Patricia Muñoz, responsable de proyectos de la Fundación Randstad, explicó que la Fundación “tiene como misión conseguir la igualdad de oportunidades en el empleo para las personas con discapacidad” y que “ha definido su estrategia de responsabilidad corporativa en base a tres líneas estratégicas: gestión del talento, digitalización y transmisión de conocimiento a la sociedad”.

Por su parte, Mónica Rumeu, directora del área de Responsabilidad Corporativa del Grupo CIO, expuso cómo “la responsabilidad social se ha integrado en el ADN de sus cinco empresas desde el año 2011 a través de un Plan Estratégico, actuando con iniciativas que aspiran a motivar a toda la plantilla CIO y a la sociedad” y explicó que el objetivo del grupo es hacer sentir a todos que “con pequeños gestos se pueden conseguir grandes logros”.

En el encuentro de hoy se contó con la presencia de Grupo Número 1, Inserta Empleo (Fundación Once), ACUFADE, AJE-Asociación de Jóvenes Empresarios de Tenerife, Power 7 Seguridad, Chloe Textil, DYRECTO, Mentor Day, Colegio Hispano Inglés, Área Social S.A.T. FAST, Sinpromi, Fundación Canaria el Buen Samaritano, Asociación ATACAYTE. Envera, Mutua Universal, Ataretaco, Guayarmina Textil y Femete.

El Gobierno de Canarias celebrará más encuentros en todo el Archipiélago a lo largo del año en los que el empresariado canario tendrá la oportunidad de dar visibilidad a las acciones e iniciativas de responsabilidad social que desarrollan en sus empresas.